miércoles, 2 de septiembre de 2009

RECOMENDACIONES POSTVACACIONALES

Ahora que termina el asueto estival, los jóvenes se enfrentan a sus exámenes, los niños al colegio y los adultos a la vida de mierda que llevan (llevamos) los adultos... Ahora es el momento de recomendarles opciones que les hagan más entretenidas sus diarias rutinas.

1. Puede hacerse usted con un coleccionable. En estos momentos de crisis financiera, en los que las grandes editoriales quiebran; en estos momentos de crisis cultural, en los que el papel impreso ya no es negocio... Pueden hacerse con una inútil colección de dedales, una reproducción del Titanic o una casa victoriana a pequeña escala. Todo con la paciencia y el montaje de sus propias manos. Ya que no va a pasar tantas horas en la calle, puede encontrar en el recogimiento de su hogar una secreta afición, un desconocido placer en singular. Simplemente, tiene que elegir.

2. Escriba un blog. No es necesario que se exponga con su nombre y apellidos reales; de hecho, no se lo recomiendo. Yo pensé que era una suerte ser la única "Diana Aller" del mundo conocido (es decir del mundo que acapara google), pero el anonimato da unas enormes ventajas de las que ya se benefician por ejemplo los que opinan aquí, y arremeten contra mi porque no me guste Vetusta Morla. (Claro, que luego, cuando me encuentro amigos y conocidos, me felicitan por decir tan claro ese tipo de cosas. ¡Ay, hipocritillas!...) Anímense, y háganmelo saber, que me cuesta encontrar opciones divertidas en el inabarcable universo web. Algunos escritores dicen que es incluso purificador. Sea cual sea su motivación, ¡adelante!.

3. Puede investigar sobre qué es lo que consume cuando compra marcas blancas. En el apasionante mundo del ahorro, existe una web (ésta) que le informará al respecto. El saber y la información nunca está de más. A nada curiosito/a que se muestre, consulte, consulte sin miedo...

4. Lo propio de esta época del año, es apuntarse a inglés, a la autoescuela o comenzar una dieta. También redecorar la casa, hacer limpieza de repúblicas independientes y tirar muebles y electrodomésticos de los que no se hace uso. Y en este mismo punto me hallo yo, señores, y mi máxima para deshacerme de las cosas es: Si no lo he echado de menos, es que no lo necesito. Me queda sólo la consabida limpieza y orden de armarios y montar una litera. Poca cosa, vamos...

5. Deleite sus ojos y recomponga su juicio estético con los dibujos de Carlos Ballesteros. Saldrá temporalmente de la alienación y adocenamiento que nos envuelve. Es doloroso darse cuenta de lo embrutecidos que estamos, creyendo que una serigrafía de Audrey Hepburn, una camiseta apretada o un maxifoulard es bonito. Tal vez sólo dure un momento, pero piense que esa deshinibición estilísitica nos acerca al concepto de Dios. No le quiero asustar, pero sepa que en eso consiste en realidad la estética. Es un disfrute creacional y sobrehumano. Atrévase a ser superficial, no hay nada más místico.

6. Desee feliz año nuevo a sus allegados. Sí, el año comienza ahora, y no en enero.

... Y ya, que estoy pesadísima últimamente listando todo. Les prometo algo más narrativo para un próximo encuentro en éste, su blog.

Lo dice Diana Aller

4 comentarios :

jordim dijo...

Lo del anonimato en los blogs algunos lo aprovechan para decir memeces.. dad la cara!!

Tamara dijo...

Que razon tienes..... ya escribo un blog y aunque sea una castaña es cierto que lo utilizo como basurero emocional.

jorge dijo...

A propósito de un post anterior pero que también sacas a colación aquí: Esta mañana me he quedado picueto cuando he visto una foto de Vetusta Morla en el último número de Go-Mag, y casi todos sus miembros iban, atención, ¡con camisetas de colores! JaJaJajAJA. Anda que los has ido a arreglar...

rai dijo...

-los coleccionables son basura. En ABSOLUTAMENTE todos los casos podrías ir a una tienda y comprarte un libro bueno o el artículo en cuestíon en vez de los fascículos: curso de guitarra, curso de ganchillo, maqueta del cuerpo humano... O apuntarte a clases de, y así conoces gente con quien tienes afinidades.
-ha llegado un punto en que todo lo que hacen hidrogenesse y allegados me encanta, son unos genios (y unos caraduras).