lunes, 14 de septiembre de 2009

QUITAMANCHAS PARA PRENDAS BLANCAS


Si un inoporuno manchurrón colorea su preciada camiseta blanca, no tiene más que cortar una cebolla por la mitad y frotar con esmero sobre la zona a limpiar. Después enjuague mucho y bien con agua fría y lave como de costumbre la prenda (entre otras cosas porque el aroma a la cebolla en la ropa no resulta demasiado seductor). Y como nueva.
Lo dice Diana Aller

8 comentarios :

amonino dijo...

pero ojo, la clave para que se vaya la mancha no es lavar la prenda con su detergente y su lavadora, no, la clave es el frote previo con el tubérculo. lo demás es sólo por el olor ;-P

Anónimo dijo...

Qué costumbrista te ha quedao.

Anónimo dijo...

Mira qué bien! Tomo nota.

Anónimo dijo...

A ver chic@s...
Esto es un remedio de la abuela Paula???, una metáfora profunda de cómo cerrar un ciclo, y afrontar otro???, o un mensaje en clave del mas rancio espionaje internacional???... Intrigado y expectante me hallo...
EPV

Adrastea_Quiesce dijo...

yo apuesto por una nueva estratagema de Aluminium para acabar con el mundo, y dejarle los restos (con playa de arena fina, piscina y chulazos sirviendo cocktails) a los aluminati.

Aitana dijo...

También sirve para la tos, esa que no te deja dormir... pues cebollita abierta en la mesilla de noche y se terminó la tos.
Eso sí, el olorcillo a sobaco que queda en la habitación no te lo quita nadie.

Anónimo dijo...

maruja

Tamara dijo...

Mira tu que apañá la zagala.