martes, 22 de septiembre de 2009

ANNI ALBERS


Anni Albers era una alemana con marcadísimos intereses culturales y grandes dotes para las artes plásticas desde niña. Nació en Berlín y su gran "apertura de ojos" (ese despertar que todo artista sufre) sucedió en la Bauhaus, donde tenía la suerte de ser alumna del taller textil. Allí conoció a Joseph, profesor y después marido, de igual origen teutón, que daba clases de vidrio y diseño de muebles.
Con el nazismo, huyeron juntos a Estados Unidos. Y como suele ocurrir en muchas mujeres artistas, su obra se concibe sólo como parte de la creación en pareja. (No así la de Josef Albers, que como fotógrafo, poeta y pintor, se le considera con sobrada autonomía artística). No sé si por eso, me resultan especialmente interesantes las primeras creaciones. Tapices con trazos muy al gusto de la modernidad, con tramados lineales y experimentos geométricos de color.
Como muchos otros emigrados a los EEUU, se dejaron llevar por el imperialismo cultural y abandonaron la vanguardia en pro de nuevas corrientes algo más impersonales. De hecho fueron sus viajes a latinoamérica la principal inspiración de su obra en lo sucesivo. Se empaparon de rollito étnico y lo que hicieron por allí me interesa mucho menos. (Vivieron antes de todo esto en las Canarias, y supongo que la sobreexposición solar les afectó, aunque no sé en qué medida).
La joven Anni (Su verdadero nombre era Annelise Fleischmann) recibió clases del mismísimo Paul Klee, y el diseño y la publicidad, han bebido mucho de las creaciones de esta germano-americana.
A mí sus tapices me conmueven hasta arrancarme lágrimas. Supongo que su tarea posterior es muy interesante (No en vano, tanto en vida como con carácter póstumo la obra de la pareja se ha expuesto por todo el mundo), pero las primeras obras son innovadoras, audaces, armónicas y perfectamente compuestas.

Afortunadamente Anni y Josef crearon una fundación con su nombre, gracias a la que, sus trabajos tienen bastante repercusión y vigencia.
Anni murió en el 94, a los casi 95 años de edad, habiéndose convertido en una mujer clásica en vida y terriblemente transgresora como artista.
Lo dice Diana Aller

16 comentarios :

Raúl dijo...

Me gusta éste como cabecero de cama:
http://3.bp.blogspot.com/_gYaqAz8d5Qg/SrzkR2YtQtI/AAAAAAAADLM/PtvlqsMSr7k/s320/anni+albers+1925+1%5B1%5D.jpg

Anónimo dijo...

cómo se nota que en los posts sin telas, culos, coños y guarradas hay menos comentarios...

la casita de wendy dijo...

muy fan de anni albers...

Álvaro dijo...

Pues la segunda foto, si miras atentamente entornando los ojos durante cinco minutos, te da para paja.

Anónimo dijo...

sí, y la de Anni Albers también, no te jode.

rai dijo...

perdón por la osadía y por la falta de sensibilidad, pero, ¿qué es exactamente lo que te emociona de las imágenes que has puesto?

Anónimo dijo...

A mí me pone la sexta foto, la de las rallas blancas, grises, rojas y amarillas.

CCCP dijo...

Yo conozco a Dani Alves, ¿tienen algo que ver?

Anónimo dijo...

El penúltimo tapiz creo recordar que es un tapiz inca descubierto con unas momias encontradas en Argentina o Chile en unas cumbres andinas. Son las momias de Llullaillaco. En la página web del Museo de Arqueología de Alta Montaña de Salta (Argentina) aparece una foto. http://www.maam.org.ar/?seccion=coleccion&seccion2=&nroimagen=19

Agente 99 dijo...

Si, estoy de acuerdo con otro comentario de por ahi ¿emocionar? ¿pero emocionar de piel de gallina y saltarsete las lágrimas?......no te entiendo, no creo que los sentimientos en general sean tan "conceptuales" y menos los tuyos....
Otra cosa es que la admires como mujer creadora y luchadora en un mundo de hombres que se esforzo por ser ella misma y bla bla bla (pues como todas esas otras que nos has ido contando por capítulos)
¿de donde sacas toda esta información, de algún libro del VIPS??

Anónimo dijo...

¿Emocionan películas como 2001 Odisea del espacio, Blow up o Made in USA? ¿Alguien se estremece al ver a la panda de gilipollas que juegan al tenis sin pelotas mientras David Hemmings hace el primavera por el parque londinense, o a Anna Karina recitando infumables monólogos mirando a la cámara, tras la que se intuye a Godard pensando: "pero qué grande soy"? Lo malo del arte conceptual es que hay que ser mu mu enterao pa sentirlo, y al común de los mortales no nos llega. Qué le vamos a hacer.

nuria dijo...

De entrada asumo mi ignorancia y lanzo la pregunta sin dobleces ni insinuaciones: ¿en serio es arte?

amonino dijo...

mi jefe dice a todas horas eso de "emocionarse hasta las lágrimas" y añade lindezas del estilo de "me potan los oídos". yo nunca le he visto llorar, aunque ganas no me faltan. hay fotos de paul klee más viejuno en las que está clavadito a fraga, don manuel, el de "la calle es mía". eran otros tiempos cuando los señores artistas parecían señores funcionarios.

amonino dijo...

pagaría por verle potar por los odios, pero en realidad lo que dice es "me pitan"

rai dijo...

me ha emocionado la sinestesia de "me potan los oídos", en serio, es como punk de gama alta, voy a fusilar esa frase hasta la saciedad y meterla en tantas conversaciones como pueda

Anónimo dijo...

Muy bonito y muy interesante. Una acotación: el matrimonio Albers eran alemanes pero no de origen teutón sino de origen Judío como tantas otras muchas personas eminentes. Un saludo y enhorabuena por el blog.