jueves, 3 de septiembre de 2009

2 ESPAÑAS

Aunque no revele en donde trabajo exactamente, si les digo que Belén Esteban es compañera mía, lo pueden imaginar. No les cuento esto para recibir críticas al programa en cuestión: no me interesan nada y advierto que mi trabajo es más honrado y bienintencionado que si ejerciera mi profesión en unos informativos, vilmente manipulados y sujetos a intereses netamente comerciales.

Dicho esto, tengo que confesar que estoy aprendiendo mucho. He asimilado que una insondable brecha separa nuestra piel de toro. Una herida sangrante, una profunda cavidad de aflicción humana... un torero timorato y pusilánime... La España más primaria y tosca es la de la ruidosa mayoría que piensa y opina sobre rudimentarios preceptos cognitivos.

Hay dos Españas sí, pero no son de izquierda y derecha, Madrid y Barsa o Apocalípticos e Integrados...

Una España es de Belén Esteban y la otra de Mª José Campanario. Estoy convencida de que a ningún lector de este erudito blog le resulta ajena una u otra.

Y en el más secreto de nuestros interiores fueros, todos tenemos querencia hacia la castellonense o la madrileña. Una suerte de cerebro primitivo nos predispone hacia la rubia o la morena. Por mucho que usted piense que detesta a ambas, su irracional tendencia le llevará a una antes que a la otra, de la misma forma que es madrugador o trasnochador, friolero o caluroso.

Belén se expone, se entrega, se da con toda su furia y su parca e incontenible verborrea de San Blas.

Mª José se oculta, maquina, padece y decide detrás (en realidad delante) de su marido, de la misma forma que él se ganó la fama delante de un toro.


¿De quién son ustedes?



Y para terminar con el tema, dos apuntes:

1. Yo soy Belenista.

2. Cuando salgo del trabajo sólo me apetece pensar en las consecuencias metafísicas del "Sturm und drang", postestructuralismo europeo y el desenlace de una hipotética autarquía del capitalismo estadounidense... ¿¿Me entiendes??

Lo dice Diana Aller

34 comentarios :

Gorgonsola dijo...

Hace mucho, mucho tiempo alguien metió a esas dos en una caja y se la entregó a Pandora.

Anónimo dijo...

Yo soy de Belén. Dale recuerdos a Karmele.
Pxx

Anónimo dijo...

Efectivamente detesto a las 2. Pero si tuviese que posicionarme elegiría a La Campanario y no a la Estebán. EXACTAMENTE por las mismas razones que das.

OTra cosa, entiendo que defiendas tu programa y estamos de acuerdo que los informativos están manipulados en gran medida, pero das a entender que es mejor que los españoles estemos al día en cotilleos de gente que realmente ni nos va ni nos viene y que no estemos al día de las noticias porque no son objetivas?
No tiene acaso tu programa igualmente un fin comercial y en cierto modo también manipula como le de la gana la información?

YoMisma dijo...

Es cierto, solo se puede ser un bando.

Belenista pues.

Odio la forma que tuvo la otra de hacerse con su marido y esa cara de buena... me pone mala!

jajaja

Saludos
YoMisma

Igna dijo...

Este post no es digno de tu indudable nivel. Si estas son las dos Españas, yo voy a empezar a quemar contenedores. Saludos.

Borja D.F. dijo...

Belenista, 100%

C.C. dijo...

A mí por lo menos mi escepticismo no me ha condenado a ignorar la distinción entre la telebasura y los informativos. Aunque si eso te consuela y da sentido a tu trabajo…
Que los telediarios en España sean una mierda y que España en general sea una mierda no debe llevarnos a abolir las jerarquías. Siempre hay un fondo y tengo claro que en él se encuentran las dos putarracas esas.
Pese a todo me parece bien que exista el programa, porque está claro que en España es lo que pide la gente. De hecho, es la refutación más incontestable de la verborrea plurinacional y cumplestatutos. Y es que pase por donde pase uno nuestra frontera, sea por el País Vasco, Navarra, Cataluña o Aragón los españoles somos más feos, más vocingleros, más soeces y acabamos pidiendo lo mismo: más Telecinco.

Anónimo dijo...

Yo soy de la Campa. Me parece una víctima. Si la ex de mi marido diera tanto por culo... qué horror!
LoLo

Adrastea_Quiesce dijo...

brindamos por su trabajo en estos tiempos que corren después de que nos dejara preocupados con el tema la última vez que lo tocó.

por lo demás me declaro acérrima belenista. la pobre es más simple que el asa de un cubo, pero es auténtica. la otra es una relamida hipócrita nueva rica, capaz de usar a una pobre vieja enferma para estafar a la seguridad social en pro de su sana madre. una arpía que se cree en posición de despreciar a la otra por tener BUP y haberse leído el código da vinci.

muerte (televisiva) a la campa, arriba la esteban.

Aurelia dijo...

Pues hombre Belén me parece muy soez, maleducada y estoy harta de que digan que su incultura, chabacanería e ignorancia gustan porque representa al pueblo llano, si es asi yo soy clasista.
Tampoco soy fan de la Campa pero prefiero a la gente educada y comedida, aunque eso te/os parezca soso y anodino.

Anónimo dijo...

de Belén.
Enhorabuena por el blog, Diana.

Anónimo dijo...

Genial, Diana. Como siempre. Soy de Belén.

Anónimo dijo...

¡Yo soy de Karmele!

Anónimo dijo...

A mi me ocurre lo mismo al salir del curro y no trabajo con Belén Esteban. Trankila, es normal.

Anónimo dijo...

BELÉN ESTEBAN gusta a la gente mediocre, mezquina, sin valía y envidiosa. Ese ser ordinario, torpe, vulgar y espontáneamente agresivo y chabacano les hace sentirse muy superiores, y se desarrolla en ellos un despreciable sentimiento condescendiente, que confunden con compasión y protección.

Observemos a la despreciable Ana Rosa Quintana, como miraba con babosa ternura protectora a Belén, cómo se decía, Dios, que entrañable chica, que fina me siento a su lado, cómo la animaba a potenciar ese papel de “que inculta y ordinaria soy y que orgullosa de ello estoy”. Observemos al repugnante Jorge Javier, como babea, como se le marca la papada de satisfacción cuando la Esteban dice alguna ordinariez y él, escandalizada, agradece íntimamente no ser como ella.

Belén también gusta a los seres bondadosos primarios e irreflexivos, que se enternecen ante su falso papel de madre abandonada. Belén Esteban es un personaje diseñado para atacar la amígdala del español mísero, envidioso, sentimentaloide y mezquino. Es una falsa Cenicienta, mala persona ya casi sin nariz, prototipo machista victimista que vive de los polvos que echó con un torero sin luces, lo que generó una hija que ella explota.

LA CAMPA es la hermanastra mala, antipática y basta (que trata de parecer fina) de la falsa Cenicienta, la que se quedó con el príncipe cutre, sin saber el parásito que el pobre lerdo arrastraba en forma de rubia de extrarradio. La Campa no puede gustar a nadie. Aparentemente es corrupta y sin escrúpulos, manipula a su marido, tortura a Cenicienta y a su hija y encima se la supone triunfantemente casada y rica. ¿Cómo no odiarla a muerte?

Cada día el país es mas primario y manipulable. Mierda se da y mas mierda se pide, telediarios, corazón, ¿Qué mas da? Mas asco dan la Sexta y sus hipócritas moralinas.

C.

...nita! dijo...

... por mi andreíta... MAAA-TOOO!
arriba la esteban!

patri-cia dijo...

Arrrrrriba la Esteban!!!
Porque he cantado alguna vez Estoy superfeliz, estoy superfeliz.
Porque no hay día que habiendo pollo en la mesa no me acuerde de ella y de su Andrea.
Y porque quiero ver como termina su cara.

Gordi dijo...

De ninguna de las dos, lo juro. Si tengo que elegir, por favor, que me deporten.

Anónimo dijo...

¡¡¡Arriba la Esteban!!!

Y la verdad es que el programa me ha entretenido mucho durante mis vacaciones en ciudad.

amonino dijo...

belenistaaaaaa! estoy superfeliz, estoy superfeliz! qué pena no haber entrado travestido a una de las corridas para mujeres de jesulín, para verle desde un tendido lleno de chonis y poder tirarle un sujetador con dos tetas de pega,...

carmen dijo...

Sí, yo opino como C. Aunque su chabacanería y espontaneidad den un cierto toque de frescura en los programas y haga que te identifiques en parte, creo que a la larga me cargaría y estoy segura que tiene mal carácter, de esos que al final te torturan y de la que te tienes que apartar para no acabar como las cabras. No mola.
La otra es falsota y estafadora pero creo que no me amargaría tanto.

Is dijo...

Yo soy del Equipo Esteban

Valmon dijo...

Belenista total!

Y hay algo que tengo claro, habré visto 3 programas máximo de los nuevos que haceis y lo que nadie le puede negar es que es televisión en estado puro: muy buen ritmo, entretenido, me encanta que se paseen por el plató.

Violeta dijo...

Belén es más entretenida, pero al final la que se folla al torero y se queda con la pasta y el look terrateniente (que eran los objetivos de ambas dos) es la Campanario.
Yo me quedo con esta última porque estoy completamente segura de que Belén, de haber podido, hubiera terminado exactamente igual que la Campanario: siendo una señora hortera esposa de un torero.
Y entiendo que es precisamente por no haberlo conseguido por lo que ahora es la mismisima encarnación del angel caído.

Tamara dijo...

Pues... no se por cual decantarme...
Es que la campa tiene pinta de mala en plan madrastra de cenicienta y la esteban me saca de mis casillas, no aguanto a las personas que hablan a gritos. En cualquier caso la una sin la otra no son nadie.

Anónimo dijo...

Mira,maja:Ambas personajas no merecen ningún tipo de comentario.Ya sé que de algo hay que comer y que,casi,cualquier trabajo es digno.Pero resulta insultante que justifiques tu trabajo reivindicando a ese aborto televisivo bien remunerado,cuando mucha gente no tenemos ni para llegar a fin de mes.Mientras la gente esté adormecida por esta bazofia de programas y el puto "Furgol" ,esta mierda de país sólo puede ir a la ruina,a la cual tú ayudas con este autoindulgente y pseudoposmoderno blog.
¡Qué te den a tí y a la Esteban (a ser posible en un campanario)!

Anónimo dijo...

"no me interesan nada y advierto que mi trabajo es más honrado y bienintencionado que si ejerciera mi profesión en unos informativos, vilmente manipulados y sujetos a intereses netamente comerciales."

Esto es lo que necesitas creer para digerir el trabajo que estás desempeñando.

"Cuando salgo del trabajo sólo me apetece pensar en las consecuencias metafísicas del "Sturm und drang", postestructuralismo europeo y el desenlace de una hipotética autarquía del capitalismo estadounidense... ¿¿Me entiendes??"

¿Ahora nos vienes con pedanterías y condescendencias después de haberte mil veces vanagloriado de consumir este tipo de programación, que te evade y te relaja?

Harry Sonfór dijo...

A mí no me sacan de lo que en verdad me fascina: Los Ostos. No hay nada igual. Donde estén los Ostos, que se quite todo.

MariConchi dijo...

Estimada Diana,

Me parece bien que tu cadena (actual) nos enseñe a voces lo que hacen, lo que se meten por sus narices torcidas y a quién se follan ciertos personajes que llevan años ganando decenas de veces más que usted y yo juntos a base de convertirse en las ordinarias símbolo de la españa cateta del Siglo XXI.

Lo que no me parece correcto es que, igual que nos deleita con una dosis de ordinariez, no ofrezca programas de música, de cine o de cultura BIEN HECHOS y con CONTENIDOS, en vez de convertir el esperpento y la bajeza humana en la base y esencia de su programación. Y menos a las 4 de la tarde en verano.

Y no es cuestión de moralina. No me diga que apague la tele y que mis hijos no la vean, porque NO puedo impedir que mis hijos manejen el mando a distancia y no aprieten nunca ciertos números cuando pasan de un canal infantil a otro - aunque esto se merece otro post aparte.

Por lo tanto, no puedo alegrarme que sus contactos en Medios le hayan hecho aterrizar en semejante estercolero y me apena enormemente que, por si fuera poco, continúe el debate a la imbecilidad nacional en su blog, siguiendo eso de "he venido aquí para hablar de mi programa".

Ni paro, ni niños que cuidar ni gaitas. Cualquier persona que se jacte de participar en estas mierdas que tienen como único objetivo aumentar la ya enorme necedad cultural que asola este país es digna de mi falta de respeto.

Mi más sentido pésame,

MariConchi

Anónimo dijo...

oye Diana , ya que estás por ese programa, y que es lo más divertido que hay en la tele en ese horario, y que tengo una convalecencia de varios meses por delante que implica que lo voy a ver casi todas las tardes...¿No podrías tener algo de influencia en que el presentador controle un poco su misoginia claramente dirigida hacia Karmele, y la frivolidad con que se abordan los casos de violencia de género que aparecen , tratados y juzgados por un tal kiko más misógino si cabe que el primero?
te lo agradecería bastante o la rábia que me producen algunos comentarios tendré que dirigirla hacia mí misma.

Gracias
Alicia

Anónimo dijo...

Queridos todos.., Diana..

Llamen me bruto.., pero si yo fuera el Juez Dredd…, solucionaba la disputa con estas dos un menos de un minuto…, creo que en 30 segundos…
La Campanario = Abuelita Polstergate
La Esteban = Jack (Pesadilla antes de Navidad) + choni de 2ª marbellí.

EPV

rai dijo...

me alegro de que hayas encontrado trabajo tan rápido

Anónimo dijo...

Tiene que ser bien jodido tenérselo tan creído y trabajar en un repugnante programa de telebasura, creerse una intelectual y no llegar a más que a asalariad de un programa de bazofia catódica, pero lo peor -imagino-, es el descomunal ejercicio de hipocresía para hacer como que te gusta y que no te avergüenza dedicarte a semejante porquería. Lo siento por ti.

Carmen dijo...

Hola!
acabo de aterrizar por tu blog, y bueno es entretenido y con cierto aire moralino así que yo también quiero dejar mi opinión sobre este tema:
Sobre la esteban y la belén, yo no las soporto más,no hacen sino repetir los mismos temas una y otra vez,y me dan la sensación de que están haciendo un papel que les da de comer y que no están dispuestas a acabar. Los directores y demás gente de los programas idem de lo mismo.
Ahora si hay que comer y no tienes más remedio adelante, quien diga que no, que tire la primera piedra.