domingo, 2 de agosto de 2009

EL PAPEL DE ALUMINIO SÓLO SIRVE PARA HACER COSAS MALAS


Hoy voy a revelarles la gran verdad sobre el papel de aluminio. No sería justo obviar a quienes me han ayudado en esta prohibida y ardua investigación: Fernando Vicente, Araceli Segura, Catalina D Andrea, Carlos Porto Novo, Julia Peña y un chico que se llama Pedro que no sé como se apellida, pero friega que es un primor. (Al término de esta columna, descubro que se llama Pedro Monzo).

La historia comienza en Kreuzlingen, ciudad y comuna suiza del cantón de Turgovia, hacia 1890, donde los hermanos Neher, subversivos anti-sistema (en aquella época llamados "anarquistas") decidieron rentabilizar el gran invento de su padre: las finísimas capas de estaño que sólo la familia Neher sabía cortar cual ligeros tranchetes.

Como eran familia de ciencia y muy adelantados (los suizos han sido así de siempre) pusieron su invento al servicio de una sociedad secreta, que operaba de forma internacional, tratando de crispar el orden político de la de por sí convulsa Europa.

Este grupo, pseudoterorista estudió los principios activos del papel de aluminio y sus posibilidades, y mientras se comenzaba a comercializar como aislante para envolver alimentos, ellos investigaban sus posibilidades bélicas.
Cambiaron de nombre y de líder varias veces, quedando los hermanos Neher como meros asociados con carácter consultivo (haciendo el "Marichalar", figurando nada más).
Un nuevo miembro entró en el grupo. Todos le llamaban RR, y resultó ser un espía norteamericano: Richard Renolds, que no pudiendo sacar nada en claro "robó" el papel de aluminio como solución mercantilista en lugar de política y lo comercializó en EEUU. Al principio era un objeto de lujo: la meticulosa fabricación encarecía muchísimo el producto.

Después de este agravio, los terroristas anarquistas se organizaron, decidieron llamarse "Aluminium" e hicieron de un pliego de papel plateado su bandera. Nada les detendría en su lucha. Estaban dispuestos a terminar con un mundo idiotizado, manipulable e impávido.

A lo largo de muchos años y varias generaciones, Aluminium se mantuvo con su particular revuelta contra el podrido y aburguesado poder.
En 1970 controlaban en la sombra la manofacturación mundial del papel de aluminio, consiguiendo una rápida expansión por todo el planeta.

En apariencia era un producto muy útil y de múltiples funciones. En realidad, los propios Aluminium "subvencionaban" el producto, que, aun hoy, incumple todas las normativas de sanidad vigentes en el primer mundo.

Y es que, a lo largo de los años, comprobaron que el preciado material servía para fabricar bombas de distinto tipo: Se puede cortar en trozos muy pequeños una pelota de ping pong, se envuelve en el ahora llamado papel de plata, se hacen agujeros en el envoltorio que queda y se prende juego. El resultado es una simpática bomba de humo que hará las delicias de pequeños y mayores. (En Alqaeda es "muy tendencia" ahora mismo). Con un poquito más de complicación, tienen ustedes la bomba-bombona, más potente y lucida. Y según vayan enrevesando el proceso, podrán conseguir artilugios explosivos más y más violentos y coquetuelos.

En paralelo a las investigaciones sobre aleaciones y explosiones, los Aluminium investigaron las propiedades de los opiáceos, llegando a la honrosa conclusión de que la mejor droga era sin duda la heroína.

Fue precisamente la facción española de la organización, quien se prestó voluntaria para experimentar sobre este tema. Los devastadores resultados, fueron sin embargo un avance en pro de Aluminium y su cruzada. Comprendieron que era más higiénico y calmado fumar la heroína aspirando con su preciado papel que inyectándosela violentamente sobre las arterias. Murieron unos cuantos cientos de Aluminatis españoles, por causas colaterales a su adicción: atracos, enfermedades de todo tipo e incendios accidentes y otros pequeños despistes mortales ocasionados por el caballo.


Las investigaciones sobre cómo reventar el mundo con papel de aluminio no han cesado jamás. A ojos de la mayoría, se trata de pérfidos actos contra el sistema, pero para ellos es una lucha cabal, contra la sociedad exclavista e imperial en la que vivimos. Son ellos los que han popularizado una forma de robar bien curiosa y sencilla. Se trata de forrar una bolsa o bolso con el papel de aluminio, y meter dentro todo cuanto se nos antoje en un establecimiento. Los contaminantes materiales ejercen como imanes que inhiben las alarmas prendidas en los productos. Esta técnica ha calado muy hondo entre la población gitana y las adolescentes problemáticas, que tienden a parecerse cada vez más entre si.

Pero no terminan ahí las subversivas aplicaciones de este potente material. Un invento del demonio, acaso el peor de los crímenes que se puede cometer (una fechoría estética, claro): las mechas del pelo, se hacen con papel aluminio. Semejante horror, a todas luces punible, es aceptado por la mayoría. La convivencia con las mechas capilares es -inexplicablemente- del todo pacífica.

Hoy el grupo Aluminium sitúa a sus miembros entre el resto de los humanos. Su vecino, su profesora de francés, el frutero... están infiltrados, perfectamente insertados en la sociedad y le están vigilando. Y si usted es captado, una vez fume heroína y fabrique unas cuantas bombas, le va a coger el gusto y entrará a formar parte del secreto y silencioso grupo terrorista, que enarbolando un pliego de aluminio, lucha por la verdad y por la libertad.

Mientras tanto, sepa que Reynolds, Albal y todos los rollos de papel aluminio, pertenecen a estos soñadores de plata, y que su industria sigue siendo una de las más caras y contaminantes del mundo. Su expansión depende en gran medida de abaratar el material y distribuirlo eficazmente por todo el mundo. Para que todos, absolutamente todos, podamos atentar contra el sistema.
Se comenta que son Aluminatis: Inés Ballester, Nacho Vegas, Iosu Ternera, Lucas Arraut, Javier Gurruchaga, Diego el Cigala, Ma Teresa Fdez. de la Vega, Patricia Pérez, Javier Aramburu, Shaila Durcal o los grupos Extraperlo, Joe Crepúsculo, Manel, Vetusta Morla o los anfetamínicos L-Kan.

Los descendientes de los hermanos Neher, desde su Suiza adelantada y natal se frotan las manos, calibrando cuánto les falta para hacerse con el control del mundo. Mientras tanto, sepa usted que cada vez que envuelve un bocadillo de tortilla, cada vez que extiende un pliego en el horno o los fogones, cada vez que se entretiene haciendo una bolita de papel aluminio, está cometiendo en acto, un poético hecho terrorista. Allá usted.

Lo dice Diana Aller

9 comentarios :

Anónimo dijo...

Menuda ida de olla. Molaría que fuese verdad...

Adrastea_Quiesce dijo...

¿es entonces cierto el rumor que dice que los microondas son un invento de la CIA para acabar con los aluminati, despojándoles de su poder y volviendo su arma secreta una antigualla inútil?

una guerra de espías y contraespías en cada una de nuestras cocinas, qué maravilla.

Anónimo dijo...

Diana, pero cuánta razón tienes sobre otro tema de tu blog. Ya te contaré cuando llegue el momento. Besos desde Málaga.
I.M.

Guille dijo...

Yo hacía bombas con papel de aluminio, salfumán y botellas vacías de fanta. Petaban que da gusto, y eran harto peligrosas. Y divertidas.
A favor de más entradas con rollito científico. Me encantan.

Luis dijo...

En mi barrio (supongo que en muchos otros sitios pero es donde yo lo vi) cuando había yonkis de jaco a fines de los ochenta vendían la droga en un kiosko y pillaban también caramelos chimos a mansalva y había mogollón de envoltorios por ahí porque según la leyenda el papel plateado de dentro era lo mejor para fumárselo, mejor que el albal (que lo vendía la misma vieja del kiosko).
Pero sí, que dañino es el aluminio. Añado que es muy típico en los crucigramas su signo químico. No sé por qué pero me molesta mucho que haya palabras de menos d cuatro letras en los crucigramas.

A. Dragoon dijo...

Certifico filiación de Nacho Vegas.
A mi en un kiosko cerca de mi instituto me debían de ver pinta de Aluminati: Siempre que se les terminaba el KIT-KAT (a lo que sí que era adicto), me ofrecían Chimos, que a parte de ser un agujero llevan papel de plata.
Diana, has escrito una de las frases míticas del SXXI: "la población gitana y las adolescentes problemáticas, que tienden a parecerse cada vez más entre si." Me parece digna de competir con "camarero! ¿Dónde está ese güiski? Así no hay dios quien se emborrache" de la Guillén Cuervo en Atómica (ya, ya lo se, pero me parto) y la insuperable "la culpa es de los padres..." de Airbag.

Un_Primor dijo...

Lo de limpiar como un primor me ha abierto muchas puertas en el campo de la limpieza doméstica, gracias Diana!! la cosa del trabajo está muy mal y conviene diversificar...

En cuanto al articulo muy completo oye. Se te pasó la parte de patrocinios y del equipo de ciclismo Reynolds, a quien pertenecia Perico Delgado - ¿nombre caido del cielo? -, fue el principio de la introducción de la droga dura en la carrera ciclista, otra q se apunta el aluminio, muu fuedte!!

Un_Primor dijo...

Lo de limpiar como un primor me ha abierto muchas puertas en el campo de la limpieza doméstica, gracias Diana!! la cosa del trabajo está muy mal y conviene diversificar...

En cuanto al articulo muy completo oye. Se te pasó la parte de patrocinios y del equipo de ciclismo Reynolds, a quien pertenecia Perico Delgado - ¿nombre caido del cielo? -, fue el principio de la introducción de la droga dura en la carrera ciclista, otra q se apunta el aluminio, muu fuedte!!

madre estresada dijo...

eres mala, te has inventado la historia solo para quedarte con la lámina de la NSN pero es miiiiiia, mmmmmmmmmmiiiiiiiiiiiaaaaaaaaaaa
y nadie me quitará ni los 300metros de aluminio recubierto de euros ni la lámina!!!!!