viernes, 22 de mayo de 2009

ELOGIO DE LAS COSAS RARAS

Las leyes de Mendel sobre genética, vienen a demostrar que la combinación de características de los padres da resultados sobre los hijos, a través de los cuales, va surgiendo el proceso evolutivo. Sin embargo, éste no avanzaría si no existieran las mutaciones: una suerte de "variaciones" que son las que al fin y al cabo posibilitan la evolución. Son esas variaciones inesperadas el toque "raro" que hace avanzar cada especie.
Lo desconocido y extraño ejerce sobre nosotros una fascinación más duradera y placentera que lo fácilmente asimilable. Este principio (que no deja de ser consustancial al hecho estético) es el que rige la asimetría en moda, la inclusión del color morado ("duro" a los ojos) en pintura o Mari Cielo Pajares en un programa de televisión. Esa parte "incómoda", esa mutación, ese escollo feo que revienta la armonía... esa cosa RARA... es la que hace avanzar el arte.
Vamos, que a todos nos gusta lo raro, lo informe o misterioso. Veamos con unos ejemplitos:

EN PINTURA: EL JARDÍN DE LAS DELICIAS DE EL BOSCO


No se sabe ni el nombre, ni la fecha exacta ni el motivo que llevó a su autor a pintar esta deliciosa locura. Las interpretaciones con más arraigo enuncian que el tríptico se divide en la creación, el pecado (y las bajas pasiones) y el infierno. Parece así mismo, que todos están de acuerdo en el carácter moralizador del cuadro.

Desde luego la composición es fantasiosa y rara; sobre todo, teniendo en cuenta que es pintada hacia el 1510 y que el pobre Bosco, holandés, en su vida había visto ciertos animales que representa como panteras o leopardos...

Cuando se cierra (Es el clásico tríptico en modo ventana) aparece un fascinante dibujo de la Cración: el principio de todo. El mismo Dios, aparece miniaturizado en una esquinita, ante su obra. Mi particular interpretación es que representa el comienzo, el devenir y el final del mundo: pasado, presente y futuro.

En la primera tabla es muy claro el contenido, el Génesis: Adán y Eva, antes de caer en el pecado, recién saliditos de la mano creadora del Señor. En la segunda, el mundo de los vivos: en qué nos hemos convertido los humanos: en unos lujuriosos preocupados sólo por nuestra inmediata satisfacción. Y en la tercera, curiosamente llamada "El infierno musical" se representaría el Apocalipsis: el final de los tiempos.

El maligno ha ganado la batalla, las ciudades arden devoradas por las llamas, y los humanos se muestran como son: monstruos amorales, rodeados, eso sí ,de instrumentos musicales... (La creación artística tiene su parte demoníaca, no lo duden).

EN FICCIÓN TELEVISIVA: TWIN PEAKS O LOST


La atmósfera enrarecida de una y otra serie, es el principal atractivo. Porque seamos sinceros: la premisa argumentativa es buena, pero en uno y otro caso, el desarrollo acaba siendo una locura sin pies ni cabeza. Hay una explicación ulterior, oculta que es lo que mantiene al espectador "pegado" a la pantalla. Y para que sea del todo eficaz, el desenlace tiene que ser poco clarificador, para que esa absurda y espesa neblina tan cinematográfica, empañe el verdadero significado de una y otra historia.


EN GEOMETRÍA Y ARQUITECTURA: LA PIRÁMIDE


La pirámide es una forma simple, que encierra en tres dimensiones un triángulo que sin embargo tiene cinco vértices, cinco lados (contando la base) y doce aristas. Hay algo que no encaja en esta figura tan rara.

La pirámide es una conexión entre la base mortal y la cúspide omnipresente y totalizadora, representante directa de Dios. Lo extraño es que egipcios y pueblos precolombinos averiguaran cómo calcular el volumen de sus preciados monumentos: es un tercio del producto entre la medida del área basal y su altura. En conclusión: La prámide es fácil y complicada.

EN BIOLOGÍA: LOS CABALLITOS DE MAR


Unos pobres peces de mar, desprovistos de aleta caudal y a todas luces, el hazmereir del mundo marino, son para los humanos graciosos caballitos de mar, por su parecido con los équidos. Son extrañísimos: tienen la cabeza en ángulo recto con respecto al cuerpo, que para mayor escarnio, está formado por escudos óseos. Poseen pectorales en forma de abanico que impulsan los movimientos verticales; la dorsal produce los desplazamientos horizontales, está situada a su espalda y la agita unas 3 veces y media por segundo. Para mayor ridiculez, sus ojos se mueven independientemente uno del otro. El pobre animal es de un absurdo ilimitado ¿Cómo sobrevive a las duras miradas de los estilizados peces? ¿Porqué la naturaleza ha creado un despropósito tal?

Los mutantes y las mutaciones, existen en todos los órdenes de la vida: es lo raro, la esencia misma de la atracción.

Me gustan, por raros: Christina Ricci, los picaportes y bisagras, Brasilia, los bigotes y el entrecejo, las cúpulas de cebolla, los albinos, el romanesco, los cuadros de cataratas en movimiento de los restaurantes chinos, los colores fosforitos, Camarón (físicamente), las liendres, los tótems de la Isla de Pascua, la coca-cola, Chus Lampreave, los rascacielos...

Lo dice Diana Aller

9 comentarios :

Anónimo dijo...

Se sale este último texto.

Creo que en la península itálica hubo leones en la antigüedad, así que por lo menos esta especie tiene un sitio en la imaginería popular. Y además, los romanos pusieron de moda los circos, supongo que Juantxo Bosco iría alguna vez.

La descripción del caballito de mar me parece insuperable. Lo había pensado para algún otro animal pero no con este. A Borges le ocurría lo mismo con el tigre y sus dibujos asimétricos.

Un saludo.
Birrólogo.

mini dijo...

Esa pirámide no tiene doce aristas, eso es lo que falla, tiene 8.

Una pirámide con base hexagonal tendría doce.

rai dijo...

Dragostea din tei, el hit rumano, eso sí que fue raro.

oligoqueto dijo...

He de admitir que me gusta cuando te pones a terciar con la biología...

Pero... lo cierto es que los estudios sobre la belleza en humanos suelen concluir que consideramos bello lo simétrico. Y, personalmente, creo que es algo que tiene profundas raices en la propia simetría que se produce en el desarrollo embrionario de nuestras estructuras.
Yo diría que tenemos un remanente instintivo que nos indica que lo simétrico es "bueno", está "bien" hecho, y, como diría Punset, es más sano. Y eso nos hace más atractivos al sexo opuesto...

Aun así, en un planteamiento más humano y menos instintivo, creo que tienes razón. Cierta asimetría proporciona atractivos. Y creo que es verdad que lo creativo, que es fundamental en nuestra humanidad, sale de las diferencias.

Lo dicho, muy interesante el post, aunque para mí existen animales mucho más curiosos que el caballito de mar (cuestión de gustos, supongo).

Saludos.

Javi dijo...

Que un elemento rompa la armonía de un conjunto es parte de ese equilibrio. Puede que por eso el concepto de "raro" en arte no deba existir. Pero quién sabe, yo tan solo soy un pobre obrero. En pintura decían "The red and the green had never seen" hasta que, ¿fue el Greco?, ¿Van Gogh?, no recuerdo, los mezclaron en una obra y aquello cobró vida.
Respecto a las series de Lost no puedo hablar puesto que he intentado ver más allá del capítulo 5 y no he podido, no me digas por qué. Pero leyendo obras de sus guionistas (El cómic, "Y, el último hombre"), me llama la atención la trama que en vez de cerrar arcos los va creando conforme los anteriores siguen abiertos. Es diferente, pero funciona. Una pirámide es una forma bonita, pero una cinta de Mobius... es mágica. En esta cinta es, como han dicho algunos, un error de dios.

De todas formas para mi el problema de aquello que ensalzamos como "raro" es que necesita de lo común para destacar. Si se normalizara ya no llamaría la atención. El color morado es bonito por sí mismo, aunque se combine con el azul.

amonino dijo...

la pirámide de base cuadrada no es rara, lo raro, raro, raroooo es el tetraedro o pirámide de base triangular, el poliedro más elemental, formado por cuatro triángulos equiláteros iguales,... hace tiempo la leche se vendía en misteriosos paquetes tetraédricos que fueron sustituidos por el tetra-brik, ya que aquéllos, por razones obvias, no eran fácilmente apilables.

Anónimo dijo...

La verdad es que el cuadro a mí me encanta, aunque hay que reconocer que raro es un rato largo, jeje. Pero lo que si que me ha dado una pena el caballito de mar, que ni te imaginas!! pobrecito mío....
(¿Ya te he dicho que me encanta como escribes?)
Un saludo wapaa!!

carmen dijo...

Diana escribe más!
Me aburro....

MATEMATICO MARZAL dijo...

Como siempre genial.