miércoles, 15 de abril de 2009

DIVINA DE LA MUERTE

Como en nuestras sociedades modernas se ha perdido el arraigo entre mujeres a la hora de ser madre, a mí mi primer parto me pilló muy desprevenida. Tenía un recién nacido que era un extraño, (no pude establecer el vínculo natural que tuve que recuperar después) y le conocía de unos días nada más. Estaba cansada, pesaba 25 kilos más de lo habitual en mí y hacía mucho calor.
Ante tal situación, un cúmulo de acontecimientos, me hizo venirme arriba; uno de ellos, la muerte de Carmina Ordóñez. No es que yo le deseara ningún mal a esta mujer; más al contrario, admiraba ciegamente la pasión con la que vivía, la fuerza con la que se levantaba cada vez que caía y su sinceridad al exponerse mediáticamente. Pero yo, recluída en casa con un bebé, tenía escaso contacto con el mundo exterior y la tv, como siempre, se convirtió en mi ventana a la vida más o menos "real".

Podría decirse que Carmina Ordóñez salvó mi verano y mi postparto.

En cuanto comenzaron a filtrarse las primeras informaciones al respecto del fallecimiento, comenzó también una descarnada batalla de audiencias televisivas, que, imagino haría las delicias de los que como yo, carecían de una vida estimulante en esos momentos.


"Colas" (Imágenes en bucle) de Carmina; declaraciones de los allegados que se personaban en el domicilio de la Divina, buscando un público ávido de agitada turbación; "Directos" desde lugares emblemáticos para la Ordoñez... Aquello era un delirio mediático.

Llamé a mis amistades una por una, para comentar los pormenores de la tragedia. Y es que, era como si todos conociésemos a Carmina.

Carmen Ordóñez era transparente. Todos ustedes, por poco que la vieran, la conocían perfectamente. Una mujer con carácter, pero incapaz de llevar las riendas de su vida, con unos horribles vacíos de afecto, y pidiendo a gritos que la quisieran.


Hay varios escollos definitorios en su vida:

-Los vaivenes políticos: Una mujer atractiva, con una vida fácil, milita de joven en la Falange (Recuerden lo guapa que estaba con la mano en alto y su camisa azul). Emparentada con el mundo de los toros y el dinero; "despierta" poco a poco, se va desencantando y termina por hacer de su vida una fiesta de trágicas consecuencias. Rodeada de "el Chuly, el Pay y el Cabra", tolerando y alentando conductas antiburguesas y desafiando sus orígenes llevando una vida disipada y caótica. Habrá quien no lo vea así, pero para mí, estos son principios socio-políticos de primer orden.

-Las drogas: Carmina, multiadicta, terminó viviendo para y por las drogas. Y no sólo cocaína, sino también esos cócteles legales que se desayunaba de ansiolíticos y pastillas de receta.
La noche de autos, según me cuenta mi confidente C. V., la Divina estuvo llamando a una amiga suya, que estaba de cena con otras colegas. Le decía "Venid, anda, que acabo de pillar tres gramos"; y las chicas le dijeron que tal vez luego, sabiendo que no irían, porque no les apetecía meterse en una casa. Carmina rehusó salir. Quería estar con gente, pero en su hogar. Ya no le gustaba ir por ahí, porque la parte que le gustaba de salir, era la de drogarse, y eso, lo podía hacer más cómodamente (y con más higiene) en casa.

-Las apariciones mediáticas: Exclusivas, robados, entrevistas, colaboraciones en TV... A la Ordoñez le encantaba que le hicieran caso. En los últimos tiempos, su imagen, su dinero y su vida, era gestionada por esos desalmados de los que ya he hablado alguna vez (aquí). Álvaro García Pelayo, su hermana Paloma y Ángela Portero. Estos la paseaban a su antojo, exprimiendo la capacidad de la Divina para hacer dinero, incluso cuando no podía ni moverse por el efecto somnoliento de su automedicación.

-La espontaneidad: Carmina Ordóñez era de suyo muy sociable y simpática. Tenía frases muy buenas, y "salidas" tremendamente ocurrentes. Antológica es su confusión, cuando, puestísima y en chandal, huye de unos "alcachoferos" que la acosan a preguntas. Se refugia en un automóvil, para, a continuación abrir la puerta y decir "Ay, me he equivocado de coche". En Ashila, Marruecos, los oriundos la recuerdan como una mujer simpatiquísima y muy agradable, que trataba con muchísimo respeto a todos. En cierto sarao, Alaska y su marido Vaquerizo se acercaron a ella, que, sentada, no tenía muy buen aspecto. Le hicieron saber su condición de3 rendidos fans, a lo que ella respondía "¿De verdad?; ¿No os estáis riendo de mi?".


Recuerdo que le dejé un mensaje en el contestador a mi amiga Clara Barral, un escueto y solemne "Carmina, ha muerto", muy al estilo Arias Navarro. A los pocos minutos me llamó alertada por mi mensaje y las dieciocho llamadas perdidas de familia y amigos desde España. (Clara estaba veraneando en algún exótico país civilizado). Aunque me hubiera roto una pierna, no habría importunado las vacaciones de una amiga. Pero la ocasión lo merecía...
Así su manida frase de "divina de la muerte" se convirtió en el -poco imaginativo- titular de aquel verano. Una vida fascinante, probablemente sin quererlo siquiera...

Mi hijo cumplirá 5 años este verano ¡Cinco años ya sin Carmina!

Lo dice Diana Aller

9 comentarios :

FBlack dijo...

Por suerte o por desgracia, creo que mas bien por lo primero, yo no estaba en España y no viví todo ese festival mediático. Me pilló viviendo en UK en aquella epoca y he de decir que me sobrecogió la noticia y realmente lamenté su perdida. Sin duda era una persona querida por todos, incluido yo mismo.

Láynez Coca dijo...

Carmina, centinela, vigila mi habitación desde su foto de Fuerza Nueva

Anónimo dijo...

Y Kurt Cobain ¿que? ; a principios de este mes, el mes mas cruel, abril, quien me lo puede negar. Se cumplia el aniversario del fin de los dias de Kurt Cobain, yo me entere de este suceso un sabado a traves del desaparecido Joaquin Lucky antes de salir con los amigos, no me olvido. Diana, el destino te debe una hija, por feminista, sonrie por favor, aunque sea asi---> :) ecda.

Borja D.F. dijo...

A mí me encantó esa frase de "Estoy libre, como los taxis, EN BUSCA DE"

Anónimo dijo...

Esta tia me parece una malcriada. NO sabia la suerte que tenia, se lo dieron todo hecho y esto es malo. Quien se aburre con el culo caza moscas y ella se suicidó de aburrimiento.

Anónimo dijo...

qué significa lo de "ahora mismo por aqui..."

Chafan dijo...

Perdón pero el pueblo debe ser Asilah, entiendo. Queda muy cerquita de Tánger, dirección Rabat, y es un paraíso.

Anónimo dijo...

Me enteré de la muerte de Carmina via sms, que es como se da cuenta de las noticias en la vida moderna. Estaba en la playa, y corrí al chiringuito con tv más cercano a conocer los detalles.

Luego nos llamaron mis suegros.

La prima de ella tenía una amiga cuya hija, que era médico, pasaba unos días por un motivo que no recuerdo ahora mismo en el mismo bloque de la finada, y fue quien al parecer le atendió (inutilmente) cuando la asistenta la encontró fiambre en la bañera, o en la cama, o donde estuviera.

Los días siguientes los dediqué, como todo España, a seguir el tema lo más de cerca que pude.

Pobre Carmina. Pudiendo tenerlo todo, fue una infeliz gran parte de su vida. O esa es la sensación que daba.

yo,lamiss dijo...

¿5 años ya? Yo, cuando me enteré de la muerte de Carmina, tuve que hacer como el día de las Torres Gemelas, sentarme. Gran pérdida, nadie se tocaba el pelo como ella...