miércoles, 29 de abril de 2009

21 DÍAS CON SAMANTA VILLAR

Quede constancia de que el formato de Boca a Boca me parece un acierto; y también que Samanta le pone intención y parece voluntariosa.
El problema es que el docu-reality al final ni es documental ni es reality. Los que trabajamos en televisión, lo hacemos siempre bajo la premisa de que nada es real. En el momento en el que se monta una imagen tras de otra ya se está manipulando, y uno de los verbos más utilizados en nuestra profesión es "falsear". Es el equivalente del fotoshop en la fotografía o el guión en el cine: darle a la realidad una intencionalidad (estética casi siempre) según el argumento a mostrar.

Y éste es el principal fleco sin resolver de 21 Días, un programa en el que una reportera, realiza una inmersión en un mundo que en principio le es ajeno. Claro que la inmersión no es total: Primero porque sabe que al cabo de unos días vuelve a su casa, a su vida, y segundo porque pretende "meterse en la piel" de quienes son su objeto de estudio; y no, en absoluto lo consigue. Tan sólo unos juicios de valor, mal enfocados casi siempre, son los que nos hacen creíble esta pantomima de reporterismo.

En su última vivencia, Samanta se fue a pernoctar a una chabola de gitanos pobres. Con pobres me refiero a no traficantes. La labor de cásting desde luego fue soberbia, porque la familia que la acogió eran muy gitanos, muy pobres y tremendamente hospitalarios. Aunque, como es habitual -muy a mi pesar y al de Samanta- se procuraban la subsistencia de forma alegal: desde pequeños hurtos hasta cazando liebres. Bien, pues la joven reportera muy afectada por la detención de uno de los miembros del clan que acumulaba sentencias como yo bolsos, se lamentaba con una letanía de "No hay derecho, no hay derecho lo que hacen a esta gente".

Mal enfoque. Si esos son los juicios que extrae Samanta, vamos mal.

Por contra, me fascinó la matriarca y su relación con la paya reportera. La gitana era sincera, fuerte, inteligente, trabajadora... merecería un documental entero ella sola, libre de Samantas y valoraciones éticas.

Hubo varias cosas que restaron credibilidad al docu-reality: totales (declaraciones a cámara) donde no estaba presente Samanta, sólo los "entrevistados", que se sinceraban, supongo que ante los redactores que les preguntaban.

En uno de los momentos álgidos, cuando van a robar no recuerdo qué (creo que algo de chatarra), están a punto de pillarlos, y los gitanos gritan (supongo que al cámara) ¡Samanta! ¡Samanta! ¡Avisa a la Samanta!, que debía estar bastante lejos de allí, quiero pensar que simplemente "despistada".

Si aparte de la señorita Villar por allí pululan operadores de cámara y redactores ¿Qué inmersión es esa?, y lo que es peor ¿Qué fiabilidad tiene el programa? ¿Cómo sé yo que esta chica no ha ido a su casa a ducharse algún día o ha pasado 21 jornadas o solo 6?

Si lo que queremos es credibilidad, hay que currársela un poquito más.

Reitero que el problema no está en ella, pero viendo sus aportaciones en otros medios (y como se la están "rifando"), me da que pensar ¿Es que no hay más reporteros en España? Mi amiga Noemí Redondo, sin ir más lejos, es capaz de convivir con una tribu caníbal, de esconderse una cámara en cualquier orificio de su cuerpo y relatar con la necesaria distancia cualquier vivencia de forma objetiva.

Me han decepcionado especialmente ciertas declaraciones de la Villar en una entrevista de Fórmulatv, que paso a copiarles aquí mismo:

¿Crees que '21 días' es la mejor manera de mostrar algunos de los problemas sociales que nos rodean?
Creo que es una nueva manera de enseñar problemas sociales a la gente. Explicar desde dentro cada tema te da una nueva óptica y más información. Aparte del trabajo tradicional periodístico. Además, es una fórmula que es asequible para el espectador y me permite conseguir mi objetivo que es llegar al máximo tipo de gente para darles la información del tema y removerles en su asiento para que reflexionen.

¿Volverías a repetir alguna de las experiencias anteriores? ¿Cuántos programas más tendremos ocasión de ver?
El programa pretendemos que dure todo el año. No creo que vuelva a repetir ninguna de las experiencias porque el objetivo ya está conseguido, que es el de hacer el reportaje.

En este fregado está metida la gran Bibiana Bergia, lo que me hace darles oportunidades una y otra vez, así que seguiré viendo el programa esperando que se redefina como un docu-show o un trash-reality.

En cualquier caso, me parece acertadísima la definición de "demagogia chabolista de ficción" de Bobpop, y además, me aventuro a proponer nuevos retos para el programa.

Dado que dura 21 días y que me hace pensar cómo se maneja en situaciones tan cotidianamente femeninas como tener la regla, he llegado a la conclusión de que entre uno y otro reportaje, la muchacha se dedica a menstruar, para quitaerse un engorro... Se me ocurre entonces un "21 días teniendo la regla" tal y como ocurre en un postparto. Seguro que pueden inducir hormonalmente su organismo para que tal cosa suceda y nos lo cuente, con unteatral "No hay derecho, no hay derecho..."

Propongo también que pase "21 días como pingüino de Faunia". El parque animal de Madrid tiene un pingüinario muy vistoso y bien ambientado.

Cuando dejo a mi hijo en el cole, me fascina la cantidad de abuelos y abuelas que se ocupan de los niños. Me gustaría que Samanta se pusiera en su piel, cuidando nietos, colándose en el super, mirando obras, padeciendo problemas de retención, entrando y saliendo de los ambulatorios para que le receten pastillas. Pues eso "21 días siendo abuela".

Gracias a la publicidad y a veces por propia experiencia, conocemos el engorro de no tener cierta regularidad para "ir al baño". Para conocer de cerca esta problemática, nada como "21 días estreñida".

Para probar la paciencia de la reportera le propongo también "21 días con un cantautor" ¿Se imaginan siquiera el suplicio de 24 horas con Ismael Serrano?

Y para comprender a una generación entera (tal vez la suya) nada como "21 días hablando chiquitistaní".

En resumen, que le saco defectos, pero "21 días" me gusta.

Lo dice Diana Aller

25 comentarios :

Anónimo dijo...

Te voy a contar un secreto a ti y al resto que leen y en ocasiones comentan por aqui. La reportera trabaja 21 dias seguidos y los 7 u 8 dias restantes del mes hace puente-acueducto-trasbase, vamos festivo todo rejuntado. No hay derecho, como la explotan, que sesion maratoniana, no conozcon trabajador alguno que aguante tan larga jornada (ni en la china profunda). Tiempo al tiempo, pronto le caera una medalla al merito en el trabajo por su perseverancia y constancia a lo largo de las horas y dias. ecda.

Anónimo dijo...

Me he reído muchísimo, gracias Diana, 21 días con la regla o estreñida... Memorable.

También recomendaría el reportaje: 21 días de profesora en un instituto conflictivo, o hasta normal, intentando que chavales de 15 años consigan callarse, sentarse, dejar de comer, enredar con el móvil, usar el ordenador de clase para algo que no sea el tuenti o similar, o incluso rizar el rizo: consiguiendo que lean todos un libro entero o consigan redactar un párrafo similar al que tú ya sabrías escribir a esa edad. Pero las cámaras escondidas, eh, para no condicionar. Que llegara ella como una sustituta normal.

Eso sí que sería impresionante, ver cómo la chica va perdiendo los nervios y la fé en la humanidad y su futuro, y no el vivir 21 días en una chabola.

Un saludo de carnívora.

Anónimo dijo...

Ala ecda como sabes eso? Yo la conocí por la calle, y es un poco sosilla... A mi tb me encanta 21 dias,es total. De que irá el proximo?

Adrastea_Quiesce dijo...

después de leer una proposición a samanta consistente en rodar "21 días prostituyéndome en una rotonda" creí que nada al respecto ya me haría gracia, pero lo de ismael serrano ha saltado el listón.
gracias.

Pedro dijo...

Creo que lo suyo sería hacer "21 días viendo 21 días".

El formato mola. Pero no se puede hacer con todo. 21 días fumando porros o 21 días sin comer son valientes chorradas que no aportan nada visualmente ni como retrato de un hipotético problema y de las que sólo se podría sacar algo en claro a través de las reflexiones de la reportera, pero mejor no arriesgarse, visto lo visto.

También molaría "21 días rodando porno".

andrés dijo...

Dioles! a veces tu forma de escribir me recuerda al genial Mondobruto!
me encanta.

Ibra dijo...

Hola Diana, guapísima mamichula, soy Ibra, ¿te acuerdas?, el que orinó junto a Wayne Arnold en Cannes y en Barcelona casi se pega con tu cuñado. La semana pasada se me quemó la casa y hoy, nostálgico y sin hogar (combinación rara rara rara), me he leído casi todo lo que me guardaba Yahoo. Tus mails, además de guays, resulta que eran ignífugos. Escribe plis, que tengo miles de cosas estúpidamente ardientes que contarte. Mi mail sigue siendo el mismo:tituturner@yahoo.es. ¡Más besos que bomberos toreros hay en el mundo!

Anónimo dijo...

Pedro! ¿21 dias rodando porno? ¿Tu no harbras trabajado anteriormente en Telefonica? y... ¿Tu no te apellidaras Almodovar? ;-)

Y respondiendo al Anónimo que pregunta como se lo que se, decirle que no lo se con certeza pero me cuesta pensar que el resto del mes tambien trabaje. Perdoname, soy malo contando secretos y peor aseverando afirmaciones. ecda.

feliz dia del trabajador para el que asi se sienta.

Azul (MrBlue) dijo...

Ya que no es más que un constante "falseo" podía trabajar en 21 días en el paro...no hay derecho, nohay derecho...

Anónimo dijo...

No he visto nunca 21 dias. Sé de qué va y no comparto esa manera de "hacer que el espectador se remueva en su sofá". 21 dias en una chabola honestamente no me lo creo, ademas se parece demasiado a 21 dias durmiendo en la calle. 21 sin comer es una gilipollez.

Y lo que realmente "no hay derecho no hay derecho por favor" son cosas como 21 dias fumando porros. ¿por qué no hace directamente 21 dias de cañas con los amigos o 21 dias sin ir a trabajar?

Si quiere conocer otras realidades, le propongo 21 dias en la mina; 21 dias de cajera/reponedora en el dia; 21 dias en el bingo; 21 dias viviendo con 450 euros (el sueldo equivalente de parte de la población); 21 días en la vendimia; 21 dias sin lavarse; 21 dias comiendo chucherias; 21 dias leyendo a Faulkner...


PERO LO QUE REALMENTE ME GUSTARIA VER ES 21 DIAS CON TAMARA FALCÓ!!!!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo de lo falso de la "tele-realidad". Es como el programa este donde un tipo se supone que se buscaba la vida en todo tipo de lugares inhóspitos, y lo veias comiendo bichos y durmiendo bajo la lluvia encaramado a un arbol en el Amazonas.Creo que se llama Ultimate Survivor (en español absurdamente traducido como El último superviviente),y al final el tipo dormía en hoteles.

Por otro lado, entiendo a quien se ríe con las sugerencias de hacer un reportaje de 21 días estreñidas. Nada como buscar el humor en lo cotidiano, para algunos claro, porque aqui va un mensaje publicitario: Vegana. ¿Estreñimiento?¿Qué demonios es eso?S.

V-gan

Anónimo dijo...

Me estoy acordando de Miguel de la Cuadra Salcedo.

http://muchachadanui.rtve.es/celebrities-miguel-de-la-quadra-salcedo.html


¿porque sera V-gan?

ecda

Anónimo dijo...

Vegana, no sabrás lo que es el estreñimiento, pero sí sabrás bien lo que son los buenos pedos con tanta ingesta de fibra.

Por cierto, yo ya sí me creo la telerrealidad, desde que ayer ví como han disminuido los pechos del golosina, se le han quedado caídos, y también cuando ví las varices de las piernas de Cuca. Cuantas fatigas pasan, pobre gente famosa, las cutredades que hacen para vivir. Están tarados o sin un duro.

Propongo: 21 días siendo vegano. Pero sin azúcar, ni harinas refinadas, eh, que eso es trampa. Alubias, lentejas, coliflor... Mmmmm

Fdo.: carnívora

Aitana dijo...

http://www.superhighmemovie.com/
No he visto la de los 21 días fumando hachís, pero la arriba nombrada, "Super High me", está muy bien.
Feliz puente.
A Granada que me voy.

xxx

Anónimo dijo...

Por cierto, aquí carnívora, repito que me encanta "21 días estreñida". Yo me estriño sólo cuando salgo de viaje, a veces he estado 2 días, y una vez tres. Es horrible. 21 días me parece un verdadero hito histórico, eso sí debe ser una aventura y no una chabola.

Que conste, seño, que empezó la vegana. Yo he intentado comprender sus síntomas, y resulta que he encontrado que los explica tu comentarista "estricnina" en el post "diccionario de fobias".

¡ES PELAGRA, debido a la falta de proteínas! Ya intuía yo en los veganos que conozco todos los síntomas, pero wikipedia lo explica:

"PELAGRA: Suele denominarse como la enfermedad de las tres D: dermatitis, diarrea y demencia".

Ya escribí yo que los veganos suelen tener mala piel (como escamosa), la diarrea la confiesa hoy ella, y la demencia... puede ser opinable.

Anónimo dijo...

Ahh... sí, no hay derecho a que no les den una casa en condiciones (nada de piso que no les gusta, mejor una casita en la huerta). Y tampoco hay derecho de que no les manden a nadie a limpiar la mierda que dejan.

Pobrecitos. Siguen haciéndose las víctimas delante de las cámaras.

Hay que ver, éstos de Cuatro siempre intentando "removernos de nuestros sofás" con el mismo tema. Cuando no es Callejeros, es 21 días, y cuando no... el programa de la Campoy.

Vaya sociedad patocrática.

Mayte de la Iglesia dijo...

Los anonimos han copado la seccion de comentarios!! En mi vida!! A lo que iba, a mi el programa me parece un formato de guion, en los que la reportera no transmite lo mas minimo aquello que se supone nos debe hacer llegar. En ocasiones ha sido tan brutal el engaño, como cuando se suponia que no iba a comer, me daba hasta risa. 21 dias sin ingerir alimento y sin cambio fisico?? Imposible

Anónimo dijo...

Diana! espero que hagan 21 dias en silla de ruedas o 21 dias con una dependencia total y se dejen de chorradas en cuatro, que ya les vale, se estan aprovechando del miedo que tiene la gente a la crisis para hacer audiencia mostrando las miserias de los demas. Sonic Youth es mi puta banda!

Anónimo dijo...

hola Diana, hola a todos!

no tiene nada que ver con este post pero creo que te interesará:
http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009050400_2_460123__Mallorca-Consell-promociona-reality-show-cenar-conmigo-25000-euros

Ea, quedad con Dios!

Diego Riera.

Max Webos dijo...

Una crítica muy acertada y bastante más rigurosa que la mía, sobre todo en cuanto al plano técnico-televisivo.
El programa del chabolismo y el formato en sí me parecen un desastre, aunque se que no soy objetivo tratando de juzgar la ''inmersión'' en el terreno con parámetros de trabajo de campo antropológico...
Un producto algo similar como lo de las tribus que pusieron el domingo me parece bastante más interesante, por su vistosidad y exotismo, aunque no deja de ser curioso que se acentúe tanto el drama por encima de la convivencia, en el caso de que realmente exista. De todas formas, lo de los pueblos primitivos a día de hoy es un mito, y si hasta los etnógrafos que, con cierta independencia, trabajan en los lugares más recónditos se encuentran informadores nativos que han leído decenas de monografías, qué pensar de una tribu que se presta a ser grabada, supongo que no gratis...En fin, al menos el producto es curioso, se ven paisajes y no está la señorita Villar grabándose con cámara nocturna y contándonos el miedo que le da el sonido del viento.
Vamos, que al final estas cosas las veo porque me encanta discutir con la tele...

Me hago seguidor y te enlazo ;)

anonima dijo...

Detesto este programa de tele irrealidad.
Falso y manipulador.

Detesto este programa y tambien los callejeros busca mierdas.

alakazaam! dijo...

"21 días a langostinos".
"21 días con mis cuñadas".
"21 días en Marina D´Or"
EPIC.

Hans dijo...

21 días con Ismael Serrano... Al segundo emulo a Pete Townshend, pero le rompo la cabeza con la Rickenbacker, bien a Ismael, bien a mi mismo, no doubt.

i´m against it dijo...

Para el anónimo que la quiere dar una medalla.
Si a la pija que se pone delante de la cámara a leer un guión que le escribió un guionista, hay que condecorarla, que nos toca a los que como yo trabajamos sin el reconocimiento de la gran masa.

i´m against it dijo...

Añadir que no me gusta el programa pero las posibilidades que propone Diana seguro que me interesan más.