miércoles, 30 de abril de 2008

RESPUESTA A LOS POSTS DE LOS GORD@S


En vista de la -incomprensible, la verdad- polémica de la entrada "Gordos de Mierda" he de decir

Uno: El título "Gordos de Mierda" responde a una táctica de reclamo. Es puro márqueting, que, evidentemente, funciona muy bien.

Dos: Entiendo su indignación, queridos lectores. Y entiendo también el falso paternalismo en el que (todos) vivimos... Es más fácil, compadecer a los gordos, alentarlos incluso en su dolencia, y luego ignorarlos laboral, sexualmente... Sí, claro, eso es ser buena gente. Y no yo, que propongo un esfuerzo por parte de la "víctima"; yo soy mala gente, por supuesto...

Tres: Si ustedes saben leer, creo que habrán entendido que no toda la obesidad mórbida tiene el mismo origen, y que hay casos sin vuelta atrás, que justifico y entiendo.

Cuatro: No pido que traten a mi hijo y no a los gordos. De hecho lo de mi hijo es incurable y sólo le pueden ofrecer tratamientos paliativos que muchas veces le causan más daño que beneficio.

Cinco: Denuncio un sistema sanitario viciado, enfermo y poco ajustado a la demanda real de enfermedades. Y creo que esa debe ser una lucha común.

Seis: Les pido que reflexionen antes de insultarme. ¿Qué es lo que les enciende tanto? ¿Su gordura o el rechazo que produce en los demás? ¿Porqué les duele tanto, porqué se sienten atacados? ¿Qué les ha hecho sentirse así? No soy yo la responsable de su frustración... Es más bien un mundo hipócrita que asume que un gordo es una víctima, porque no lo adapta al día a día, porque es sistemáticamente excluído... Porque vive frustrado al exigírsele un esfuerzo extra que los demás no tienen que hacer. Yo no soy su enemigo, se lo aseguro, lector/a obeso/a.

Siete: no sé mi IMC ni lo que peso. Sé que en cada embarazo engordé 30 kilos y aun me quedan unos pocos para recuperar mi peso habitual.

Ocho: Sí, los fumadores, alcohólicos y demás podrían ser un caso parecido, pero... ya saben ustedes que no se puede generalizar y me he cuidado de no hacerlo hasta ahora, así que no malinterpreten, que no van a digerir bien y se les va a acumular la grasa. Tengan cuidado de no valorar a la ligera.

Nueve: Sonrían y pásenlo bien. Como dice la gran Macarena Rodríguez del Llano (que no es precisamente gorda), pocos saben lo que es pasar 8 años de depresión. Y arriba esas carnes, que sin alegría es duro vivir...


Lo dice Diana Aller

25 TÓPICOS DE CINE


1- Los terroristas siempre ponen en las bombas grandes relojes que marcan claramente cuanto falta para que estallen. (y los cables de la bomba, son siempre de colorines para que desactivarlas resulte más emocionante -por supuesto cuando queda 1 seg-).


2- En las pelis de terror, al primer problema, no salen de casa y llaman a la policía; suben a piso de arriba... ¡Qué tontos, por4 Dios!


3- Cuando un personaje llega a algún sitio en taxi, siempre saca del bolsillo la cantidad exacta, y el taxista no tiene que darle cambio.


4- En el cine de terror oriental, siempre aparece una mujer terrorífica con la cara cubierta de pelos.


5- En una película española, siempre habrá una escena de cama, y como reminiscencia del destape, le veremos las tetas a alguien, aunque no nos interese...


6- Los extraterrestres siempre aterrizan en Estados Unidos, intentan destruir cualquier ciudad importante del país, o hablar con el presidente de los Estados Unidos.


7- Cuando suena el teléfono, siempre se pone la persona indicada, salvo que la hayan secuestrado o haya muerto.


8- Cuando a un policía le suspenden de empleo y sueldo, y le quitan la placa y el arma, siempre intentará investigar el caso por su cuenta.


9- Si el protagonista pone la tele, lo hará justamente en el momento en que están hablando de él o dan una noticia que le afecta directamente.


10- Los partos son muy raros: La mujer se tumba siempre bocarriba (cuando es la menos natural de las posturas) y tiene un niño limpito y muy espabilado en un tiempo record.


11- El policía que conduce su coche tiene el clásico café en vaso de plástico, aunque esté patrullando por el desierto y no haya ningún bar en treinta kilómetros a la redonda.


12- Quien sufre una pesadilla, se incorpora en la cama roto de tensión, sudoroso y jadeando.


13- En las persecuciones de coches, siempre se derriba un puesto de fruta.


14- Cuando el malvado oficial apunta al/la protagonista al final de la película, en lugar de disparar y acabar cuanto antes se molesta en justificcar su comportamiento y explicar qué hará. Esto, invariablemente termina facilitando al héroe el exterminio del villano.


15- Cuando el marido le dice a la mujer que se va, que no pasa nada, sabemos que la palma en dos o tres escenas.


16- En Paris, desde cualquier ventana se ve la torre Eiffel. O en Londres, el Big Ben. O en Nueva York, el skyline de Manhattan.


17- Tras recibir una paliza de espanto y no demostrar dolor alguno, el hombre se queja cuando la mujer que ama le cura las heridas.


18- Todo policía a punto de jubilarse tendrá una última misión que afrontar.


19- Todas las camas tienen una sabana que llega hasta las axilas en el caso de las mujeres, y hasta la cadera, en el caso de los hombres.


20- Los sistemas de ventilación de los edificios son el escondite ideal: a nadie se le ocurrirá mirar en ellos y sirven, además, para desplazarse hasta cualquier parte del edificio sin dificultad.


21- Es muy probable que sobrevivas a cualquier batalla, a menos que cometas el error de enseñarle a alguien una foto de tu novia/o.


22- Una sola cerilla sirve para iluminar una habitación del tamaño de un estadio de fútbol.


23- Si una persona se queda inconsciente tras recibir un golpe fuerte en la cabeza, nunca sufrirá conmoción ni daños cere.


24- Los americanos nunca cierran la puerta de su coche, aunque lo estacionen en el barrio más cutre del Bronx.


25- El mail avisa exageradamente cuando hay un correo electrónico; a veces llega a aparecer la frase a pantalla completa, de "Tienes un email"


Lo dice Diana Aller

sábado, 26 de abril de 2008

INVERSIONES FINANCIERAS

Merece la pena gastarse dinero en:
-Un buen carro de la compra. Es básico.
-Hachís, marihuana.
-Primark, H&M, Topshop.
-Comida preparada del Corte Inglés. Hay cosas buenísimas...
-Lays gurmet y Coca-cola Zero.
-Un chaleco.
-Un buen café.
-Una prenda de ropa que no es la más bonita, pero termina siendo la prenda comodín. La intuición nos avisa al verla y la compramos...
-Un calipo.
-Mercadona.
-Una mochila Nike. Se amortiza mucho.
-Horno/grill/microondas, todo junto.
-Un concierto.
-Una buena máscara de pestañas (No necesariamente la más cara).
-Abono transportes mensual.

No merece la pena gastarse dinero en:
-Una fondue. Se usa poco.
-Rayos UVA.
-CD´s.
-El Teatro, o en poesía.
-Un chándal.
-Juguetes sexuales para usar en pareja. Da como vergüenza ¿no?
-ZARA: La relación precio-calidad no mola.
-Cocaína: Lo mismo que Zara.
-Un apartamento en Polaris World.
-Un frigorífico SMEG.
-Una toalla de playa.
-Putas.
-Champús y suavizantes Fructis. Son muy concentrados y grasientos.
-El cine español (salvo contadas y meritorias excepciones).
-Una peluquería.

Cuenten... Cuenten ustedes en qué les merece la pena gastar sus ahorros... Otro día hablaremos de cómo nos gusta invertir el tiempo.

Lo dice Diana Aller

viernes, 25 de abril de 2008

¡¡PECADORRR!!


En este achicharrado país de grandes villanos y héroes mediocres, siempre ha triunfado el Quijotismo, el perdedor, y por supuesto, la hilaridad. No soy patriota (yo sería más "matriota"), pero me mola ser española.

Lo que pasa es que somos unos acomplejados. España ha crecido económica y culturalmente muy rápido, y hay cosas que no se asimilan bien. Vivimos pendientes de una cultura audiovisual que nos es ajena y nos genera grandes frustraciones.

No entiendo porqué a la candidatura previa de los Oscars envían truñacos con ínfulas de introspección narrativa. (Un inciso: El Orfanato me gustó).

Si algo nos representa, habla de estereotipos netamente españoles y encima produce risa, eso es Torrente. (Aunque hablo en genérico, me refiero a Torrente 1).

Si yo les digo de una situación o personaje que es "Torrentiano", ustedes me entenderán al instante. Y eso, que parece una obviedad es algo grandioso, es un perfil tan bien dibujado tan auténtico y neto, que es como un Quijote postmoderno (de hecho "Quijotesco" está admitido por la RAE...). ¿Porqué no enviaron a Torrente a los Oscars? Por absurdos complejos tercermundistas, por vergüenza...

Hacer llorar es muy fácil. Trabajo en televisión y lo tengo comprobado. Basta un ralentizado, una música de violines y 2 peruanos que no se ven hace 6 años.

Pero intenten hacer reír con una cámara de por medio... El humor es el género más difícil; y me niego a etiquetarlo de inteligente, blanco, o lo que sea... El humor es siempre inteligente por su propia naturaleza...

Borja Prieto (y ya van 3 entradas seguidas nombrándolo) estudiaba en Berkeley cuando lo conocí. Al finalizar sus estudios (Se especializó en entomología: para mí sigue siendo un mito en vida) vino a vivir a Madrid. Un día, en una multitudinaria fiesta, me hizo un aparte y preocupado me preguntó "¿Qué ha pasado en España en este tiempo?" Como le sorprendió mi cara de agobio al entender que le tenía que resumir la política nacional, la prensa rosa y el fútbol del último año, rápidamente acotó: "La gente habla raro".

-¿Que la gente habla raro? ¿A qué te refieres?
- No sé... Me dicen cosas raras...
- No sé, Borja, no te entiendo...
- Me han llamado "pecador" 6 veces en esta fiesta...

Evidentemente, lo que había pasado en España era una de las grandes revoluciones culturales del siglo XX. Un personaje sin estudios, en la madurez de su vida y su carrera como humorista flamenco, había cambiado la forma de expresarse de un país entero.

Yo, como la mayoría de ustedes, creo que Chiquito de la Calzada es un genio. Hoy he encontrado esto: Por una parte me alegra que el top del acervo cultural español sea la palabra "fistro". Por otro, me apena que la gente se avergüence de aumentar el léxico romance.

Me siento orgullosa de ser española por cosas como Chiquito de la Calzada... ¡Claro que sí!

Lo dice Diana Aller

martes, 22 de abril de 2008

ENVIDIA

Creo que por mi activismo y actividad, alguna vez he generado envidia. Me gustaría que fuera por mi talento... Sin embargo, -y esto lo aprendí con Borja Prieto, haciendo un costosísimo fanzine: Yoyó- lo que produce envidia es hacer las cosas, ni siquiera hacerlas bien.
Aunque he leído mucho sobre arte, no termino de discernir qué garantiza que algo sea bueno, o artístico; y la verdad, cada vez me importa menos, y me dedico más a disfrutar de lo que me llena, bien sea el programa "Gente" (¡qué offs, vive Dios!), una canción de Fangoria o una noche de marcha.
El caso es que la envidia es el único pecado que no reporta beneficio alguno a quien lo ejerce, porque , en contra de lo que habitualmente se cree, no se trata de ambicionar las cualidades de otro, sino alegrarse del mal ajeno. O lo que es lo mismo: molestarse con el triunfo de otro.

Así las cosas ¿Qué les lleva a alguno de ustedes a leerme, si lo que van a encontrar aquí no les llena? Y lo peor ¿Porqué se molestan en hacerlo saber al mundo, con sus ridículos comentarios? Algunos me retan diciendo cosas tipo "Seguro que no publicas esto".
Miren ustedes: no me molesta en absoluto que me llamen ignorante, porque, evidentemente lo soy; me da igual que me insulten: doy por hecho que es una opinión. Pero me da penita que pierdan su tiempo en cosas tan poco edificantes.
Agradezco sin embargo esos post razonados que me abren los ojos y que disfruto leyendo, contrariando mis teorías con tino. Aunque hasta ahora sólo he recibido 2 ó 3 así.

Escribir un blog es fácil. Cualquiera puede hacerlo. De hecho la motivación suele ser ególatra, y denota una evidente falta de atención. Así que, entiendan que bastante tengo con lo mío: Que no me creo muchas de las cosas que digo, y que en un mismo día, cambio de opinión varias veces. Así que, les recomiendo no den más importancia que yo a mi prosa e inviertan su energía en algo positivo.

Seguiré publicando lo que se me vaya ocurriendo, y no censuraré sus comentarios. Les dejo con alguien que sí se puede llamar Artista: Fangoria y su canción "Criticar por Criticar" (Que narra magistralmente lo que es la envidia desde el punto de vista del criticón: sublime).
La envidia es como un puñal
¿a quien se lo voy a clavar?
aunque recuerdo que la maldad,
siempre se vuelve,
palabrería y obsesión
producen muy mala impresión
te comento que insultar
no es ninguna novedad.

Malgasto mi talento
destrozando a los demás
propagando mil mentiras
disfrazando la verdad.
estoy perdiendo tiempo
que; no voy a recobrar.
parece que mi vida
no da para mas.

Yo soy la santa inquisición,
sólo llamo la atención,
de quien no tiene de que hablar,
te crees aburrida.

Me parece que en realidad
ya no sé cómo acabar...
Lo que pensé por alcanzar
un poco de celebridad.

Malgasto mi talento
destrozando a los demás
propagando mil mentiras
disfrazando la verdad
estoy perdiendo tiempo
que no voy a recobrar
parece que mi vida
no da para mas.

Criticar por criticar.
Criticar por criticar

Malgasto mi talento
destrozando a los demás
propagando mil mentiras
disfrazando la verdad
estoy perdiendo tiempo
que no voy a recobrar
parece que mi vida
no da para mas.


Cuando un verdadero genio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo:
todos los necios se conjuran contra él" (Jonathan Swift, 1667-1745)

Lo dice Diana Aller

lunes, 21 de abril de 2008

NEREA COBOS Y NACHO BIS: EL DISCRETO ENCANTO DE LA VERDADERA AMISTAD

Nacho Bis (Apellidado en realidad García) y Nerea Cobos son ese tipo de personas excepcionales que, si la vida fuera una película, ellos serían los secundarios de lujo; por supuesto muy por encima de los caprichosos e inestables protagonistas.

Están casados, pero no el uno con la otra. Nacho con una mujer fascinante que cuando sonríe ilumina el mundo; y Nerea con Wally, el de "¿Dónde está Wally?" que en realidad se llama Quique.

Empiezo por Nacho Bis; así llamado porque cuando entablé amistad con él hizo un artículo sobre Bis (el grupo) para Yoyó, la afamada revista que creé con el aquí archinombrado Borja Prieto.

Este sujeto (me refiero a Nacho) fue cimentando su amistad con la calma y saber hacer que le acompaña siempre. ¿No les pasa a ustedes que desconfían de los amigos a primera vista -esos que un día desaparecen-? No recuerdo cuándo conocí a Don Ignacio García, sólo que estaba.
...En la Vía Láctea cuando Borja y yo pinchábamos allí, en las noches jóvenes, en los bares de Malasaña, en nuestros corazones...
Creo que fue cuando Nacho se fue a vivir a Barcelona... Recuerdo que un día, no sé bien porqué, acabamos en un karaoke y él interpretó una canción de Raphael. ¡Uf! ¡Qué raro es el talento y qué maravilla apreciarlo en un amigo! Todos los asistentes quedamos boquiabiertos. Para mí, Nacho cambió de status en mi parcelado y cuadriculado mundo. Ahora me siento orgullosa de tener un amigo artista. Es artista de verdad. A su lado, gente como su tocayo Vegas sólo puede hacer el ridículo... Lo que pasa es que Nacho Bis se dedica a la publicidad y no a la música: pero vuelca su arte en todo lo que hace: desde enamorarse de Natalia Posada, hasta organizar la boda más exquisita del mundo. Nacho es meticuloso, "personaje", detallista, emprendedor... es una joya.

Es una putada vivir en la urgencia, habitar un mundo embrutecido y desnaturalizado y no decir a los amigos que se les quiere. Y a Nacho le quiero muchísimo.
Como a Nerea. Nerea es especial.

Para empezar es de Pamplona, como Tonino Carotone, como Maya Nieto, como Iosu López... Es decir, apareció en mi vida con una especie de control de calidad y denominación de origen cuyas expectativas ha ido superando día a día.

Comimos juntas el día en que nos conocimos, en la primavera de 2003, y desde entonces es mi amiga. Parece una niña de 12 años, y sin embargo trabaja y funciona (desgraciadamente para ella, en el ingrato mundo de la TV) como una máquina de última generación. Es tan humilde, tiene tanto criterio e inteligencia que difícilmente ascenderá a estratos laborales de poder. Aunque no llega a los 48 kilos, ha desarrollado una tolerancia al alcohol propia de un halterofílico. Todo en ella es admirable. Incluso su marido, Quique Piñón, (el hermano de mi venerado Manu Piñón) todo un personaje, provisto de una cegadora cultura basura.

Nerea Cobos se merece un palacio, horas de risas y ser Ministra de Cultura. Si se la encuentran por ahí, sepan que están ante una mujer excepcional.

Lo dice Diana Aller

viernes, 18 de abril de 2008

VERDADERO Y FALSO


De los siguientes asertos referidos a mis últimos 10 días, hay 5 verdaderos y 5 falsos:


- Han entrado a robar en mi casa.

- Me he comido una cebolla cruda al perder una apuesta.

- He aprendido un nuevo villancico que entonaré con júbilo en diciembre del presente año.

- He practicado sexo anal con alguien más joven que yo.

- Lidia Lozano me ha enviado un mail.

- Me he peleado en una charca de barro con otra mujer.

- Dios se me ha aparecido en sueños y me ha confesado que el País Vasco no es España.

- He recibido extorsiones por parte de una empresa mafiosa que me presupone una falsa deuda económica.

- Me he comprado una camisa blanca que tiene poderes.

- Una anciana de más de 80 años me ha salvado la vida, cuando un tren que no vi llegar, estaba a punto de arrollarme.


A veces siento que pierdo el control sobre mi vida, pero creo que es sólo una percepción.

Lo dice Diana Aller

GUACAMOLE

Uno de los grandes placeres que existen en la vida, tal vez el mayor, es el comer. Nada mejor que ingerir. Si es con hambre, y si es algo sabroso, ya ni les cuento. Una de las cosas que a mí me enloquece son los Nachos con Guacamole.
Esta es la receta:

Ingredientes (3 raciones)
2 aguacates maduros (que no presenten un aspecto negruzco).
1 pizca de ajo o chile, bien picado.
1 pizca de hoja de cilantro.
1 cucharada sopera de cebolla rallada.
1 tomate mediano a trocitos pequeños.
1 cucharadita de zumo de limón.

Elaboración:
Tras pelar y deshuesar el aguacate aplastaremos, con un tenedor, su pulpa hasta tener una consistencia cremosa.
Añadiremos la cebolla rallada, el ajo o chile muy picado, el tomate cortadito, el cilantro machacado, la sal y el zumo de limón.
Lo mezclaremos todo muy bien y ya tenemos el guacamole preparado.

El zumo de limón es para evitar que el guacamole se ponga negro. También ayudará el prepararlo a última hora. Si el guacamole es para hoy mismo, los aguacates deben ser maduros con la piel de color homogéneo y sin manchas oscuras. El poner la cebolla rallada en el guacamole ayuda a darle más ligereza pero en ningún momento debe destacar su sabor por encima del gusto del aguacate.

Los nachos que más me gustan son los de sabor a queso que venden en Carrefour, aunque los de Hespen & Suarez, o incluso los Doritos Dipas de Matutano, son también recomendables. Que les aproveche...

Lo dice Diana Aller

martes, 15 de abril de 2008

YOLANDA SALDÍVAR, LA ASESINA

Quizá alguno de ustedes haya visto la película de Selena, en la que una predepurada Jennifer López interpreta a la joven cantante Selena Quintanilla Pérez, de ascendencia mexicana y natural de Texas. Yo aun no he tenido ocasión de verla, y me apetece... Todo en la biografía de la muchacha es apasionante.

Abraham Quintanilla, el padre, había tenido un grupo chulísimo de rock´n´roll mexicano, "Los Dinos", una oda al buen gusto y al talento que sin duda destila la familia. Como inmigrantes mejicanos que eran, tenían las cosas muy difíciles para salir adelante; así que, en cuanto Selena mostró aptitudes musicales (a los 6 años) el padre comenzó a preparar a la niña y sus hermanos para ser superstars. Ensayaban todos los días en el garaje de casa, que habilitaron como local y estudio. Su hermano, (llamado AB, como la primera publicación gratuíta de tendencias en España) fue ejerciendo como compositor y músico de acompañamiento para Selena.
Aunque le llegó siendo joven, el éxito no fue rápido: Se unieron a la banda Rena Dearman, una teclista de 19 años, y Rodney Pyeatt, su novio, que tocaba la guitarra. A Selena le gustaba cantar y lo hacía espectacularmente bien.

El padre, manager y productor, montó un restaurante, El Papagayo (Poniendo nombres este señor me parece un fiera) en el que actuaban "Selena y los Dinos". Hacían muchas versiones (en inglés) de éxitos de toda la vida. Poco a poco, la fama de Selena fue creciendo. En 1984 sale su primer disco, con el descriptivo nombre de "Mis primeras grabaciones". Tenía 14 años.
Selena al parecer era encantadora, y en absoluto se sentía explotada: Lo que más le gustaba era cantar y bailar.

EMI la acaba fichando y va pasando de fenómeno local a artista algo conocida. Apareció cantando y bailando en un video clip de los Barrio Boyzz, la respuesta latino-jipjopera a New Kids on the Block.
Fue forjando su estilo TexMex hortera, y ganando fans y admiradores. La llamaban la Madonna mexicana (aunque apenas hablaba castellano).

Una enfermera de más de 30 años, desequilibrada emocional, se obsesionó con Selena. Era Yolanda Saldívar. Gritaba en los conciertos y la seguía allá donde fuera la emergente estrella tejana. Transformó su casa en un santuario temático de Selena, incluyendo fotos murales de la joven. Se convirtió en la presidenta del Club de fans oficial de Selena.
Saldívar había estafado a médicos y hospitales y había sido inculpada de robos. La clásica loca de telefilme de sobremesa basado en hechos reales... Y como una peli de tarde con siesta continúa esta historia:

Yolanda se acerca obsesivamente al universo de Selena, que, ampliando el negocio de la fama, crea su propia marca de moda, para todas las jóvenes que desean emularla con provocativos tops made in Selena.
La artista se enamora de un nuevo guitarrista que incorporan a la banda: Chris Pérez, de 17 años. Selena Quintanilla, tiene 16. La carrera de Selena se torna cada vez más exitosa. Saca discos, participa en programas de tv... Y acaban contratando a Yolanda como encargada de las tiendas de la zona. (Vivían en Corpus Christi, -por supuesto, me encanta este nombre- una ciudad en la que vivió también Helena, mi compañera de habitación en Italia y hoy guionista de Aída).
Yolanda no tenía experiencia en estas lides comerciales, pero parecía darle igual. Así estaba cerca de su ídola. Aunque no se veían demasiado.
En estas, Selena se casa con Chris, y le dan un gramy (de farlopa no, de los otros). Los empleados de las tiendas de Selena se quejan de la inoperancia de Saldivar... Pero la artista y su padre restan importancia al asunto. Sin embargo, cuando empiezan a desaparacer grandes cantidades de dinero, el señor Quintanilla comienza a preocuparse. De hecho, Saldivar, al sentirse pillada enloquece (más) y compra una pistola del 38.

Una noche de marzo, llamó a Selena para decirle que le habían robado el coche y la habían raptado y violado. Selena quedó en ir al día siguiente al motel Days Inn, donde estaba su acosadora.


A la media noche, Saldívar volvió a llamar para decir que estaba sangrando internamente a causa de la violación. Le pidió a Selena que fuera al motel sola, pero Chris persuadió a su esposa para que esperara hasta la mañana siguiente.

Selena salió temprano al día siguiente a ver a Saldívar en el Days Inn. Fueron al hospital, donde Saldívar admitió no haber sido violada. No hay testigos para lo que pasó exactamente cuando regresaron al hotel. Se presume que Selena despidió a Saldívar.

Una trabajadora del hotel que estaba limpiando un cuarto en el piso de arriba del hotel le dijo a la policía que las había oído gritar. Que oyó un disparo y al mirar por la ventana vió a las dos mujeres agrediéndose. Una estaba pidiendo auxilio asiéndose del pecho. La otra mujer tenía una pistola en su mano derecha.

Selena consiguió bajar sola hasta la recepción del hotel, y el empleado de allí llamó una ambulancia. Selena estaba sangrando profusamente de la herida del disparo en su espalda. Un testigo le preguntó quién le disparó. "Yolanda", dijo ella.

No habló nunca más.
Yolanda Saldivar está aun en la carcel (Estudiando derecho, como tantos otros presos) y los fans de Selena continúan venerándola, convencidos de que hoy sería (y hace ya 13 años) una Shakira o una Madonna...

Lo dice Diana Aller

lunes, 14 de abril de 2008

PREJUICIOS

El día que conocí a David Lorente, me conquistó el corazón. No fue necesario que hablara. Bastaron sus cerca de 100 kgs y la camiseta de Los Pecos que portaba. Me cayó bien desde el minuto uno.
Jorge Ponce es otro compañero igualmente encantador; sin embargo dos premisas que supe de él al conocerlo, hicieron más costoso llegar a empatizar: es andaluz y cortometrajista.
Estoy llena de prejuicios, lo sé. Pero gracias a ellos me llevo grandes alegrías.

LO TIENEN FÁCIL PARA CAERME BIEN:
- Los que llevan camiseta de Los Pecos
- Los tímidos
- La gente de extrarradio
- Quien sonríe al hablar
- Los madrileños (me refiero a residentes en Madrid)
- Quien lleva calzado raro

LO TIENEN DIFÍCIL PARA CAERME BIEN:
- Los cortometrajistas
- Los andaluces
- Los camareros/as que dicen ser actores/actrices
- Los cooperantes y miembros de una ONG
- Los pijos
- Los argentinos o peruanos

Es fantástico superar prejuicios y disfrutar de la gente.
Lo dice Diana Aller

viernes, 11 de abril de 2008

HUELVA APESTA























No es que esta pedanía huela mal o me de asco. Es que Huelva es peligrosa, sobre todo medioambientalmente.

Veronique Cano, una encantadora francesa que se hospeda en mi hogar estos días, en una de nuestras charlas, me puso sobre aviso: La UE ha "llamado la atención" a España varias veces, porque los niveles de toxicidad del aire de Huelva superan lo que se considera peligroso. Lo fuerte, es que muchísimos alimentos que se cultivan en la provincia, se venden y se exportan sin el férreo control de calidad que deberían pasar.

Esto, que así contado suena fuerte, lo es más con datos (de greenpeace sobre todo):

- Hay un exceso de mortalidad masculina por cáncer del 10% ; en el caso de las mujeres, este exceso es del 6%.

- Huelva es la provincia con más asmáticos de España, un 14,6 por ciento de su población.

- Se ha registrado una radiación 111 veces superior al máximo permitido en las nuevas mediciones realizadas en las proximidades del Río Tinto y junto a las balsas de fosfoyesos, a un kilómetro escaso del centro de Huelva.


Todo parece proceder del llamado Polo Químico, una acumulación de empresas contaminantes en terrenos públicos. ¿Sabían ustedes algo de esto? A mí me parecen datos noticiables, interesantes y que todos tendríamos derecho a conocer. En otros países se han hecho reportajes con el tema Huelva, pero aquí... El mutismo es tal, que incluso aluden a "problemas técnicos" a la hora de no emitir un reportaje (Creo que en Tele5, supongo que sería "Diario de...") ya grabado sobre el tema.


Alguien comentaba -argumentando muy bien, por cierto- en la anterior entrada (la de Lidia Lozano) que la periodista no contrasta su información y que los periodistas "de verdad" tienen que hacer equilibrios para dar información de verdad.

Pues bien, las pocas cosas que conozco de primera mano, de todas las que ofrecen los medios, están plagadas de mentiras, de interpretaciones absurdas y de transcripciones incorrectas. Lo siento, pero desconfío mucho de los medios "oficiales", que silencian atrocidades como las de Huelva.


Lo dice Diana Aller

miércoles, 9 de abril de 2008

EN DEFENSA DE LIDIA LOZANO



Al margen de que la isleña periodista me caiga bien o mal, he de reconocer que el plan urdido para hundirla es lo más maquiavélico que ha ocurrido en España en el último siglo. Comparable sólo a los turbios asuntos de Nakachian (el padre de la secuestrada Melodie) y a los tejemanejes de Roca el marbellí.
Desentrañaré para ustedes mi teoría de esta intriga del periodismo rosa:

En el albor del siglo, la prensa del corazón asaltaba la televisión ofreciendo una visión más humana de los personajes populares al resto de los mortales. Al vulgo le gustaba comprobar que las miserias de los famosos eran en esencia las propias.

Y este interés fue medrando catódica y cualitativamente. Del descerebrado humor de "Qué me dices" (Programa pionero en tomarse a chufla la información rosa) se fue pasando a carnaza y casquería, cada vez más fuerte, más apasionante, más "trúculis".


En este devenir televisivo, los periodistas especializados comenzaron a acumular cierto poder. La información que manejaban, costaba dinero, precisamente por las millonarias audiencias de los espacios del colorín. Ellos cobraban por ofrecer sus primicias y a su vez pagaban a sus "confidentes"; algo así como periodistas infiltrados, mariliendres del famoseo o becarios de la prensa rosa.


Hasta ahí todo estupendo, y legal en una sociedad de libremercado, donde todo es susceptible de tasación.

Esta emergente industria hace caja de una forma rápida y abundante, lo que provoca que mucho inepto se forre y que se mercadee de forma salvaje con la ¿intimidad? de ciertos personajes que, aun diciendo estar en contra, reciben unas contraprestaciones importantes (Caso de Fran Rivera o Rociíto, que manejan a la perfección esta contradicción mediática).

Se fortalecen empresas como Korpa y periodistas como Lidia Lozano, especializadas ambas en los entresijos de las vísceras famosiles.


El Maltrato de género se convierte en moneda de cambio y Tómbola en el vocal y nodriza de posteriores formatos televisivos que aun perviven.


Quede constancia de mi admiración y pleitesía al fenecido programa valenciano. Los viernes que salía de marcha, lo grababa para paladearlo al día siguiente, y sobrellevar así la resaca. Lo más parecido que se hace ahora es "Dónde estás corazón", que me parece también un formato de calidad y muy bien trabajado.


Entiendan ustedes que esto es exactamente igual que el periodismo deportivo o incluso el económico: Tiene su propio lenguaje, sus idolillos, sus plumas expertas y muchos datos difíciles de almacenar y seguir. Y por supuesto es tan respetable o más que cualquier otra disciplina periodística.


Continúo:


Así estaban las cosas cuando Lidia Lozano emergía mediáticamente como portavoz de irrelevantes datos de los famosos. Como las agencias de prensa y los periodistas se posicionaban creando grupos de poder, hubo una traición hacia Lidia Lozano..., que copaba tanto tiempo de parrilla, que "frenaba" a otros periodistas y grupos empresariales hambrientos de todo el capital que se estaba moviendo allí.


Así que se decidió tenderle una trampa. Aquel famoso documento llamado "La gran mentira del corazón", producido por El Mundo TV, que, para más inri estaba en manos en aquel momento, de Melchor Miralles, hasta entonces amigo (y ex-compañero de facultad) de Lidia lozano. El video en cuestión no deja en muy mala posición a la Lozano, aunque sí en entredicho su labor profesional. (Sí que salen mal paradas Montse Páez, montajista profesional y la in-vidente y ladrona -madre de M.A.M.- Cristina Blanco). Sin embargo toda la publicidad negativa de este reportaje, se cebó exageradamente contra Lidia; tal y como habían pactado las mafias del mundo rosa.


Contra todo pronóstico y cual Kate Moss postcocaína, la Lozano fue renaciendo de sus cenizas y posicionándose en el lugar que ya antes ocupaba.

Y es que la periodista puede caer bien o mal ( a mí bien, sin duda) ; pero lo que es incuestionable es que es un animal mediático: sabe generar interés aun no existiendo por ninguna parte. Y eso es muy meritorio, no me digan que no...


...Así que se pacta un contubernio capaz de acabar con Lidia para siempre. Se prepara minuciosamente un plan en el que caiga para no volver a levantarse y, para eso, se utiliza a los "confidentes" de Lidia Lozano, que se van ganando su confianza poco a poco y que un buen día le descubren una noticia bomba "Ylenia, la hija de Romina y Albano, desaparecida en extrañas circunstancias sigue viva, y además hace por esconderse, porque su familia oculta turbulencias de dimensiones estratosféricas".


Y Lidia cae. Sus fuentes son fiables, le aportan incluso alguna prueba difusa, y Lidia, inquieta y profesional, pica hasta el fondo y se involucra enfermizamente en el caso Ylenia.


¿Quiénes estaban detrás de este falso montaje? Es imposible obtener datos clarificadores, pero el actuar mafioso y el talante amoral de la agencia Korpa, y de sus cabecillas (en toda la amplitud del término "cabecillas", porque parecen jíbaros todos ellos) Angela Portero, su marido Álvaro Gª Pelayo y la hermana de éste, Paloma... hace pensar que algo tuvieron que ver en el asunto.

Como de Ylenia es imposible saber nada (parece que acabó hasta arriba de crack diciendo algo así como "pertenezco al agua"), la cosa acabó en tragedia. Para la Lozano, por supuesto: Un público perdón y un bochornoso enfrentamiento ante el iracundo Albano, en el que no se le dio a la periodista ni la oportunidad de disculparse debidamente.

Durante un tiempo estuvo apartada de la tv. Y cual apestada, desapareció de nuestras vidas y de las de los famosos necesitados de fama.

Sin embargo, comentando realities, estilismos y de nuevo corazón, Lidia volvió. Supongo que ya no se fía ni de su madre, y bien que hace, con lo podrida que está la industria rosa, donde se cambian drogas por secretos y mentiras por dinero... Pero de eso ya les hablaré otro día, que es un tema que me encanta.

Lo dice Diana Aller

viernes, 4 de abril de 2008

UN DIA MÁS, UN DÍA MENOS

La entrada de hoy es, a modo de diario, un día en mi vida, desde el cutreobjetivo de mi móvil: Esto es lo primero que veo al abrir los ojos cada mañana: la pared de mi dormitorio.









El despertador suena a las 7.30 cuando no tengo a los niños, y a las 8.30 cuando están conmigo, que es el caso. Como soy un poco hippy para estas cosas, practico el colecho, pensando que son los niños los que deben decidir cuándo dormir en su propia cama; aunque empiezo a pensar que lo mismo hasta los 20 años no se deciden. Lo siguiente que veo es esto:









Normalmente, mi hijo pequeño lleva un buen rato mamando, no me despierto, y creo que él tampoco. Me aparta la ropa, se pega a mí y succiona dormido. Es muy agradable despertarse así... Por eso, él se despierta a la vez que yo. Esto es lo que veo mientras hago pis:










Después me lavo la cara: con agua y después tónico facial. Intento pintarme un poco todos los días. Es algo que aprendí en mi primer embarazo: es una cosa básica para la autoestima: añadir un pequeño detalle para verse bien. Normalmente me pinto la raya negra del ojo y me echo un poco de rimmel. Hoy no hay tiempo...





Preparo algo para que desayunen los niños.
Les gustan las galletas Lu de dinosaurios y los cereales (sin leche).









Preparo café, porque sino no rindo...









Esto es lo que veo desde mi habitación.










Polo sigue durmiendo, así que elijo qué ropa ponerme.









Casi siempre tengo crisis estética y acabo vistiéndome igual.









Hoy siento con cierta violencia que ya es primavera, así que decido prescindir de los calcetines.









Es uno de los acontecimientos anuales que presagian la época más feliz del año: me encanta el verano, el calor, el sol...









Sobre las 9, llega Janeth. Es boliviana, muy guapa y adora a mis hijos. A veces hablamos de lo injusta que es la vida: si yo hubiera nacido en Bolivia y ella en Madrid, yo trabajaría para ella, y cuidaría a su hija, mientras mis vástagos crecerían lejos de mi... Sin embargo, Janeth piensa cosas bastante alejadas de las que pienso yo: Ella cree que los varones tienen más derechos y las mujeres más obligaciones. Hace poco tuvo una discusión fuerte con Willson, y para recapacitar se quedó una semana viviendo conmigo. Es increíble el uso tan bonito que hace del castellano al hablar.








Los de la oficina de enfrente ya están trabajando.
Trabajan a todas horas, incluso sábados...












Polo abre los ojos, así que le ofrezco el desayuno mientras le empiezo a vestir:















Lo primero, echarle las cremas. Ahora tiene la piel bastante bien, sin embargo ha pasado mala noche, con asma y mucha tos.








Se enfada. Está de mal humor. No tiene término medio: o es el niño más encantador del mundo o es inaguantable.








Polo hace pis a medio vestir. Preparo los cola-cao complet, uno para que tome camino al cole, otro como merienda allí.









Es alérgico a los lacteos, y ha estado un tiempo sin tomar, pero no ha mejorado demasiado, así que los toma de nuevo, pero racionados. Le encanta el colacao complet, que es un mejunje con fruta y cereales...
Janeth termina de vestir a Lucas cuando Polo y yo nos vamos. Nos espera un duro día de trabajo.








Muchas veces, cuando me dice que no quiere ir al cole, me cuesta animarlo, porque no sé cómo explicarle, que hasta la jubilación esto es un no parar de absurdas obligaciones y rutinas. Lleva su espada pequeña, que le gusta porque es como la de Peter Pan, personaje con el que anda ahora obsesionado.









Me encanta cómo le sienta la primavera a Madrid.









Es un lujo pasar por aquí cada mañana.









Entramos en el Metro.









Como es comienzo de mes, compro el cupón del abono en una máquina expendedora ¡Más de 40 euros!









Esperamos el metro.









Que llega lleno.









Tenemos que ir de pie.









Nos bajamos 3 paradas después, si a Polo le gusta la música que tocan los músicos del metro me pide una moneda y se la echa.









Hoy le gusta, así que donamos 20 centimos a la noble causa musical. El señor, agradecido, grita ¡Gracias! Pasilleamos por el suburbano y llamamos al ascensor.









Al apretar el botón, hablamos de los números.









Polo sabe contar y conoce del 1 al 5, así que cuando me pregunta cuantos son cero, me cuesta horrores explicarle el concepto "cero" y me doy cuenta de que no es concepto matemático ni numérico, sino metafísico. Como respira con dificultad, voy a una farmacia y pido un ventolín, para que lo lleve al cole.









La farmaceútica me mira como si le estuviera pidiendo heroína. "¿Es para el niño?" "Si..." "Ah, no... No le puedes dar esto, sí... es muy fuerte. Se lo tienes que dar con una bomba para aerosoles" "Si, si yo se lo doy así habitualmente, pero es para que se lo de su profesora..." "Entonces que se lo de con una bomba para aerosoles" "¿Cuánto cuesta?" "Cincuentaysiete con treinta." "¡Buf!, no... No voy a comprar una bomba teniendo ya otra en casa..." Salimos de la farmacia y acompaño a Polo hasta su clase, para avisar a su profesora (él la llama "Plistina") que respira con dificultad y me llamen si empeora.








Vuelvo al metro. Ya hay menos gente.








Pienso en una canción obvia y evidente "Pongamos que hablo de Madrid", que es sin embargo muy descriptiva, y que define cómo esta ciudad nos vampiriza.



"...El sol es una estufa de butano, la vida un metro a punto de salir. Que me dejo la vida en sus rincones, pongamos que hablo de Madrid".


En el metro aprovecho para leer los diarios gratuítos. Me gustan los titulares sensacionalistas que tienen todos... Y siempre leo el horóscopo del ADN. Sólo del ADN para no entrar en contradicciones. Necesito creer en algo, y el horóscopo del ADN siempre me da velados consejos sobre cómo afrontar el día.










Salgo del vagón.









Salgo a la superficie terrestre.









Paso por este bar, que es frecuentado por trabajadores de la tele después de las galas de algunos realities.









Esto que parece parte de un encantador pueblecito es una pastelería cafetería.













Me compro 2 croissants.



Son 2 euros.







Disfruto del camino al trabajo.










Trabajo aquí. Arquitectónicamente, me parece una pasada, es todo muy setentoide...









Todos los días tengo que pasar por el scaner.










No sé si la radiación me ha empezado a afectar, pero el hecho de pasar todos los días me hace pensar cómo se podría atentar contra el ente para el que trabajo. La verdad es que estoy encantada trabajando aquí.
Hay detalles como estos, que hacen de la decoración un toque freak en el gris mundo laboral.









He aquí, mi despacho.









Saludo a mis compañeros:

Aquí Esther Vidal y Jorge Ponce, guionistas.









Aquí Beatriz Trujillo, documentalista.









Cambio la foto salvapantallas del ordenador a menudo. Ahora tengo a mis hijos, pero no me gusta demasiado... No suelo llevar fotos suyas encima. Pero esta semana, ellos presiden mi ordenador...







Miro el mail.









Voy a por café para degustar mis croissants. Como tengo un paladar muy poco evolucionado, me encanta el café de máquina...








... Y empiezo a escribir guiones...









A mi derecha está David Lorente, otro guionista.









Y este es Iosu López, redactor, editor de contenidos, y compañero admirable.









Asoma Manu Gil por la puerta. Es uno de los directores.








Está en crisis. Manu proyecta una imagen de sí mismo muy buena, y le encanta charlar. Es buen conversador.








Hoy viene Victoria a visitarnos, está aun de baja maternal, así que trae a Sofía, que está monísima.










Alicia Malo (Subdirectora) y Bea, miran a la niña encantadas ¿Se les estará despertando el instinto maternal?