martes, 28 de octubre de 2008

SÍNDROMES DE NUESTRO TIEMPO: HOY SÍNDROME DE FAUSTO Y SÍNDROME DE WILLIAMS







La palabra síndrome es un término clínico que indica una serie de síntomas característicos de una enfermedad. Por eso hay síndromes de todo tipo, algunos con sólo un afectado. Hoy voy a hablarles de la bulimia espiritual, o lo que es lo mismo: El Síndrome de Fausto.

Padece este pecualiar síndrome aquél que busca con desespero una respuesta (generalmente más física que metafísica) a partir de los conocimientos, que, empero, en absoluto le llenan.

El "enfermo" se da atracones de sabiduría, estudia, lee y memoriza compulsivamente, pero no se encuentra nunca saciado, porque el horror de este síndrome es el nunca abarcar la totalidad última del saber, o lo que viene a ser lo mismo, la aprehensión de Dios. Un tormento espiritual, vamos.

El Síndrome de Williams me llama la atención por la variedad de sus síntomas. Al parecer se produce por una alteración del cromosoma7, y los que portan esta alteración, padecen un estrechamiento en la aorta cerca del corazón, tienen cara de elfo y -¡atención a esto!- son extremadamente sensibles a la música. Los Williams soportan un retraso mental no demasiado evidente, pero sus facciones delatan su dolencia: orejas bajas y puntiagudas, ojos almendrados y separados y nariz con caballete bajo.

Su comportamiento es inusualmente alegre y tranquilo ante desconocidos, sin embargo, tienen arrebatos impredecibles, lo que unido a una facilidad poco común en la adquisición del lenguaje y la pasión por la música, hacen de los Williams unos individuos "felicianos" y divertidos a más no poder.

Padecen eso sí, una falta de percepción emocional y de visualización de cómo diferentes partes pueden unirse con el fin de crear objetos mayores (juntando piezas de un rompecabezas, por ejemplo). Este problema se debe a un defecto en el cerebro que crea una dispersión del tejido en el sistema visual. Si a un paciente de este síndrome se le pide que copie un dibujo, no lo hará como un todo, sino como un conjunto de detalles. Y un último detalle: suelen ser zurdos.

Curioso ¿no?

Lo dice Diana Aller

9 comentarios :

FBlack dijo...

muy curioso, sí.

Liverani dijo...

Donde esté el síndrome de Stendhal que se quiten todos los demás...

Anónimo dijo...

Si que lo es, si.

El mundo, el destino, las variables... la conjuncion de todas ellas... es tan basto, nunca dejaremos de sorprendernos.

el chico de ayer.

Anónimo dijo...

que horror de fotos! pobres...
Enfin que chico de ayer, cada vez me caes mejor

diana porque nos piden descifrar esas palabras tan raras para publicar un comentario?

X

Anónimo dijo...

¿Alguien sabe si Mike Jagger es zurdo?

Anónimo dijo...

JJAJAJAJAJAJAJ

Anónimo dijo...

De dónde sacas estos temas tan curiosos?

Anónimo dijo...

Es zurdo, se de buena tinta que carga a la izquierda.

Gelsomina dijo...

Los de la foto parecen muy felices...