jueves, 3 de julio de 2008

LA NATURALEZA Y LOS HUMANOS (2ª Parte)

Estaba yo viendo un concierto de Kraftwerk tan ricamente, cuando me sobrevino el entendimiento de todo esto. No lo doy por válido, pero a mí me encaja, eso es todo.

Sí. Estos son Krafwerk hace muchos años:

Siento contrariar a alguno de ustedes con mis teorías. No espero que comulguen con ellas, sino al contrario, como vienen haciendo, las refuten y discutan.
Dicho esto, continuo con la explicación (y esta vez deslindándome de la biología que me parece una ciencia oscurantista -por mis lagunas, desde luego-) para penetrar en la imprecisión de otra magna disciplina que desde niña me obsesiona: La Religión.

El proceso evolutivo racional (o espititual, si me apuran) va parejo al lastre corpóreo, a la evolución y adaptación meramente físicas.
Oligoqueto: los individuos "quieren" perpetuar la especie, claro que sí. El natural egoísmo de cada uno, el ansia de eternidad, o lo que es lo mismo, la atracción que sentimos por otros para cumplir las funciones vitales básicas, es un anzuelo para que procreemos.

Los humanos, la parte "consciente" de los humanos en concreto, serían una especie de partículas que tienden a un todo.
Verán ustedes: Si dividimos toscamente la vida, podríamos decir que hay Dioses (o un principio generador) y Bestias (seres vivos, materiales). Y en medio de unos y otros estarían los humanos; procedentes de las bestias y, con su racionalidad a cuestas, en camino para convertirse en dioses. La evolución se entendería así en una desposesión de la materia en pro de la esencia. Es decir, una vez se fundan espacio y tiempo, los humanos, habrán perdido toda cualidad física y se habrán convertido en Dios (uno solo). Esos hipotéticos individuos serían los hijos de los hijos de los hijos... (y así hasta infinito menos uno) de ustedes (o míos), meros instrumentos mortales.

¿Ustedes se consideran mitad Dios mitad bestia? Yo sí.

Y es ahí donde entra la religión: El hecho de asumir nuestra finitud, es el sacrificio que hemos de pagar para ser Dioses. Es muy doloroso, sí. Pero para mitigar el daño, las religiones ofrecen una mentirijilla; una metáfora a la medida de nuestro precario entendimiento.
J (Los Planetas) justifica que las mujeres son (somos) más evolucionadas (o, estamos más cerca de la noción de Dios, si lo prefieren) porque utilizamos más la intuición y somos menos prácticas; es decir somos más esencia "contenida" en menos materia. Los varones, en general de mayor envergadura, están más cerca de las bestias (de hecho se parecen más al mono del que provenimos todos) y menos de la noción de Dios.

Y para terminar de encajar las piezas (y también al hilo de una de las últimas entradas de FBlack) les paso a explicar lo que sería la "esencia", el persé ontológico de lo que hoy denominamos individuos humanos:

No se sabe exactamente porqué soñamos.

Yo hay días que sueño con dormir...

Se tiene constancia, eso sí de que cuando dormimos, el cerebro, va chequeando nuestro cuerpo y mente, para que podamos descansar. El caso es que, de forma cifrada, nos diagnostica, nos define o aconseja por medio de los sueños. Se suele decir que representan deseos no realizados, temores y cosas así... El cerebro siempre utiliza imágenes del día anterior; y siempre, la memoria "olvida" rápido. De hecho, si no rememoramos o escribimos el sueño nada más despertar, un alto porcentaje se olvida.
Así, los sueños vendrían a decirnos cosas muy personales, pero codificadas por medio de simbología (tal vez por lo horrible de su total entendimiento). Hay símbolos universales: lo recto representa lo masculino y lo curvo, es femenino... hay símbolos culturales (No signigfica lo mismo la nieve en Laponia que en España) y los hay personales, dependiendo de la experiencia vital de cada uno. Por eso, nadie mejor que uno mismo para desentrañar el significado de los sueños.

Esto no viene a cuento, pero es para aliviar un poco esta espesura: ¿No estaba más gorda Alanis Morissette en el Rock in Río?

Ciertas teorías apuntan desde hace muy poco, que la experiencia sensible, la vida, así en general, es en realidad un ensayito, un mero accidente para dotar de un lenguaje que descodifique la vida real, la de los sueños, la de la esencia pura.
Esta imagen solipsista del mundo terrenal me da un yuyu tremendo, pero, como les digo, me encaja...

Prometo que la próxima entrada la voy a dedicar algo muy superficial o muy sexual, que al fin y al cabo, es lo que nos gusta a todos.

Kraftwerk significa "Central de energía". Y sí, algo había consumido yo aquel día... ¿Saben que la palabra "droga" en muchas culturas se traduce como "tener a Dios dentro"?

Lo dice Diana Aller

17 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Si! Alanis Morrisette ha engordado mucho. Ya lo tengo yo comentado con todas mis amigas.

Anónimo dijo...

uff... la primera entrada ya era aburrida, ¿por qué insistir?
(y luego dicen que el boom del ladrillo ha terminado)

anselmo dijo...

Los sueños. Ese mundo tan ignoto. Es cierto que tiene su simbología, pero a veces nos centramos tanto en ella que no nos damos cuenta que el fin de los sueños es, casi siempre, descargarnos de la presión emocional..simple y llanamente eso.
Kraftwerk no significada algo así como obrero en argot?.
Saludos. Me ha gustado tu página.

La Sevillana dijo...

Se dice, en ciencia, que el sueño es como un "training". Que nuestro cerebro, mientras soñamos, nos prepara para saber afrontar situaciones por las que nunca hemos pasado, así cuando ocurran estaremos más preparados. Que todo esto está escrito en la memória genética, y que los sueños no son más que eso, ejercicios o temas que quedan por aprender, a los que nos adelantamos para tener los deberes hechos antes de que la profe nos diga que hay que hacerlos.
La verdad, me gusta mucho más esta teoría que toda la mierda sobre simbología que se ha escrito.
Desde que ronda por mi cabeza esta hipótesis duermo mucho más tranquila, y no tengo que comerme la olla por si sueño que se me caen los dientes o me follo a un enanito.

Por cierto, me encanta tú blog.

oligoqueto dijo...

Pues yo mantengo que no, los individuos no quieren perpetuar la especie. Se quieren perpetuar a ellos mismos, y eso redunda en la perpetuación de su especie.

Hay cientos de casos en los que se puede observar como animales de una especie atacan a las crías de su misma especie cuando no son de su descendencia.
Solo se podría discutir en el caso de animales cuya individualidad está muy en entredicho (como las abejas), pero donde lo que sí parece claro es que se produce una defensa de aquellos individuos que poseen la misma carga genética. Por lo tanto, cuando el individuo da su vida por la colonia la está dando para transmitir sus propios genes. Pero luchara contra otras colonias de su misma especie si surge el caso.

La voluntad de perpetuarse es siempre individual, no es por mantener la especie. Así estamos diseñados los seres vivos.

El caso humano es muy especial porque hemos dominado nuestros instintos y los sometemos con nuestro intelecto, conciencia y emociones. Nosotros nos llevamos más por cuestiones emocionales. Pero dentro del campo de la evolución, no es significativo.

Posiblemente lo que más inasumible me resulta de tu propuesta es que presume cierta voluntad de evolucionar por parte de los individuos, cuando la evolución no tiene nada de volitiva. Los individuos sí tienen voluntad de perpetuarse, pero no por un sentimiento de especie, y esa es la clave de esta discusión (que no de tus posts, espero me perdones alargarme tanto).

Le estás dando un sentido y una dirección al proceso de la evolución, marcada por una especie de voluntad natural, que no existe como tal. Solo es la suma de individuos y las propiedades que emergen inherentemente a ese sistema tan complejo, pero no hay una especie de "espíritu" colectivo que encamine esa voluntad.

Por lo demás, lo que te digo es solo en lo referente a la biología. Tu teoría es muy interesante cuando pasa a la evolución espiritual, pero al dar ese paso se queda en el ámbito de lo humano. Y se aleja de una naturaleza que engloba muchisimas cosas en las que nosotros solo somos una excepcion a la regla.

En su sentido filosófico estoy bastante de acuerdo con muchas de las cosas que propones, en la consideración del ser humano como un semidios.
No con esa visión de que la esencia pura esté en los sueños, aunque sea atractiva. Más que nada porque, de nuevo, se olvida de que hay mucha más vida más allá del ser humano. Y, de nuevo como biologo, creo que el ser debe desprender mucho más de la materia de lo que propones (mi esquema filosófico no es capaz de separar tanto esencia y materia).
Por eso, solo puedo aceptar tu planteamiento separándolo de la biología y de su sentido de la evolución.

Pero, a diferencia de algún anónimo, me parece un post de lo más interesante, y te animo a continuar con este tipo de propuestas.

Un saludo (y si iba por mí lo de "contrariar" a alguno con tus teorías, todo lo contrario, me encanta el intercambio sano de ideas).

Anónimo dijo...

desde luego cualquier mujer esta mas evolucionada que J de Los Planetas mas que nada porque J no ha evolucionado desde hace 18 años y prueba de ello es que que lleva cantando la misma canción desde entonces y todas suenan exactamente igual por mucho que les cambie el titulo (como les pasa también a los Estopa) ...ahora, eso si, como hombre me niego a aceptar que Gema Ruiz de Cascos por poner un ejemplo esté mas evolucionada que cualquier hombre por muy intuitiva que sea. No se engañe señora blogera el comentario de J es el tipico peloteo para follar y hacerse el hombre comprensivo ¿o se cree usted que J se cree menos evolucionado que Amaya de la Oreja de Van Gogh?

Anónimo dijo...

La Virgen! La que sale en topless eres tú?!?!?

Y sí, Alanis se ha puesto como una foca.

FBlack dijo...

Oligoqueto, ¿por que canta el pajaro?...¿porque está contento? o ¿está contento porque canta?...ya se lo ha dicho en este post Diana, "El natural egoísmo de cada uno, el ansia de eternidad, o lo que es lo mismo, la atracción que sentimos por otros para cumplir las funciones vitales básicas, es un anzuelo para que procreemos." Hay muchos motivos por los que podamos perpetuar la especie, pero al final todos conducen al mismo fin,sea cual fuere el motivo.
Como ejemplo pongamos el caso que anteriormente Diana apuntó en uno de sus posts anteriores...una isla desierta, y jugando a ser dioses supongamos que ponemos en una isla a un niño y una niña a los que les vamos a proporcionar cobijo y comida regular pero sin tener ninguna comunicación con ellos...al cabo de los años, cuando crecieran y tuvieran desarrollados sus organos sexuales, empezarían a procrear...el motivo de esta perpetuación de la especie dudo mucho que fuera el egoismo que usted comentaba.
Saludos!
pd. Ciertamente Alanis se ha puesto enorme...

Nacho dijo...

Grandes Krafwerk! Mi grupo favorito.

Dicho esto, quiero dar mi opinión acerca del lugar de los seres humanos respecto a la divinidad y el resto de seres vivos. ¿Por qué nos consideramos superiores? ¿Porque tenemos "racionalidad"? La cultura occidental (no así la oriental o la amerindia) distingue cuerpo y mente como dos esferas independientes siendo está última la más importante. Por tanto, la pretendida superioridad nace de una categorización creada por el propio ser humano.

Una visión más global y no compartimentada del hombre nos lleva a relativizar nuestro peso en el Universo (bastante insignificante, qué le vamos a hacer), así como a adoptar una actitud algo menos prepotente y mucho más sensata.

Y en otro orden de cosas, la definición de droga como "tener a dios dentro" también la tenemos en nuestro idioma cuando hablamos de drogas enteógenas (entheos: "dios dentro de" y genos: "nacimiento") tales como el Yagé, la Ayahuasca, el Peyote, la salvia divinorum, la salvia divina o la marihuana.

Gran post, diana. A ver si nos vemos, no?

oligoqueto dijo...

Creo, fblack, y te lo digo sin acritud, que te confundes en el uso de la palabra fin.
Porque un fin implica una voluntad, y eso no existe en la evolución, que es azarosa y aleatoria. Y es de evolución de lo que hablamos.

El fin de procrear, para los humanos, no es mantener la especie. Es tener hijos.

Como consecuencia de que muchos humanos tengan hijos, se mantiene la especie, pero los humanos no tienen hijos para mantener la especie, sino para perpetuarse ellos mismos en la única en que podemos biologicamente (intelectualmente ya hemos inventado algunas).

Los niños que crecen y se hacen adultos en la isla no procrearan "para" mantener la especie. Lo harán para tener hijos, lo harán por ellos. De hecho, si estan ellos dos solos en la isla y sin contacto con semejantes, no serán conscientes de que hay una especie, luego no lo harán por su especie, sino por ellos mismos.
Y si no hablasemos de seres humanos, sino de cualquier otro animal, lo harían por pura necesidad instintiva de reproducirse, no pensando en su especie.

Establecer una finalidad en ello es tanto como establecer una voluntad grupal que no existe en la naturaleza como tal.

Posiblemente hay un grave problema de antropocentrismo a la hora de concebir lo que estoy diciendo. Analizais la situación sin plantearos que no existe conciencia de especie en los animales que no tienen un alto nivel de capacidad de raciocinio. Es decir, el ser humano, y, si somos amplios de miras, tres o cuatro especies más.

Pero la realidad en la naturaleza no es esa.

Un saludo.

FBlack dijo...

Extraido de el diccionario de la real academia de la lengua...
"fin.

(Del lat. fīnis).


1. amb. Término, remate o consumación de algo. U. m. en m.

2. m. Límite, confín.

3. m. Objeto o motivo con que se ejecuta algo."
O compartimos diccionario o lo ampliamos Oligoqueto,...sin acritud siempre por supuesto ;)
Saludos!

oligoqueto dijo...

Pues lo siento fblack, pero entonces tendremos que ponernos de acuerdo en que acepción empleamos.
Yo, como es evidente por el contexto de mis comentarios, empleo la tercera.
Y creo que es a esa a la que se refería Diana, y en la que se está equivocando al suponer una voluntad que no es real.
¿Cual empleas tú?
Diana, ¿a que acepción te refieres?

Un saludo a todos...

raulejo dijo...

ciertamente a alanis se le ha puesto un buen pandero y un buen par de jamones.
como buen fan que fui (y sigo siendo, por costumbre más q nada), he investigado sobre tal cambio y se dice, se comenta, se rumorea, q alanis estuvo con psicólogos una buena temporada, cinco días a la semana a causa de su ruptura con ryan reynolds, el "actor" que está ahora con scarlett. alanis se ve q se puso hasta el culo de antidepresivos (y de hamburguesas, supongo).
yo le tengo mucho aprecio, y por un lado me mola q haya decidido no adelgazar (o no dejar de comer).
te recomindo una entrevista en youtube con howard stern, donde le pregunta sin tapujos sobre su (ex)relación con él, sexo, y drogas y proclama q para él, ryan es un imbécil. alanis sale (más o menos) airosa de todas las preguntas.

http://www.youtube.com/watch?v=4HnMF6MvW6A

Chema dijo...

A mi todo esto me parece humillante palabrería. Es decir. Pueden llamar a la Tierra Gaia o Grefusito. Pero toda teoría que lleve a dotar de un sentido elevado, a formar un todo, tiende inevitablemente a ser una chorrada de tamaño catedral familiar.

Estos dos post, en especial el segundo, son un poco de coña y se nota. De dioses tenemos bien poquito. Al menos yo tengo pensado morir felizmente un día y mandar todo mi raciocinio a hacer puñetas. Aunque he de reconocer que espero ambos hechos sean simultáneos.

Aquí llega mi perro. Me mira, le miro. Quizás sea una bestia, pero tiene mucho más de dios que yo. No sabe que va a morirse un día (Borges). Y no me creo más listo que él. Al fin y al cabo, yo tengo un sistema sintáctico del que él carece. Y me ha enseñado muchas cosas que no caben en palabras.

Y el rollo de que las mujeres son más bla bla bla, es una forma barata y rápida de intentar hacerse más atractivo. En serio. Es el colgajo entre las piernas lo que me hace ser hombre y nada más. Que nadie filosofe sobre los cojones.

MATEMATICO MARZAL dijo...

Alanis Morissette está atravesando su fase Dover, ya verás como el siguiente Lp que saca tiene toques tecno.

Anónimo dijo...

En otras culturas droga significa "selección natural" o como los individuos más torpes van mermando sus ya escasas facultades hasta, si tienen éxito, quitarse de en medio. Ya sabeis, aquello de la superpoblación, hacen falta más drogas, accidentes de tráfico, y enfermedades terminales en general.Y el que opine lo contrario que se pasee un domingo por cualquier playa de, pongamos, Benidorm.

irichc dijo...

Diana, has reproducido inconscientemente la escatología maniquea (échale un ojo).

Sobre la mujer (o tal vez debería decir "lo femenino") y su superioridad, Weininger.