miércoles, 9 de julio de 2008

DÍGALO CON MÚSICA

La música es un gran invento, en eso seguro que están de acuerdo conmigo.
El carácter evocador de las canciones es sólo comparable al del olfato. Y la facilidad para crear y alterar estados de ánimo, resulta fascinante.

Como soy madrileña, tengo la fea costumbre de pensar en castellano, así que las canciones en mi idioma me llegan más por la letra, mientras que las tonadillas foráneas por la melodía (básicamente porque no las entiendo).Así que, nada como una canción para decir ciertas cosas complicadas.
Les pongo tres certeros ejemplos:

1) Esa situación indefinible en la que quieres que te quieran, pero sin demostrar lo que quieres en realidad:
JUAN Y JUNIOR: "La caza":


Yo sé que me quieres cazar...

La ra la la lá ra la
Pero no me dejo atrapar, me gusta hacerme de rogar

Te quiero... Yo te quiero
Y eso... Yo te quiero
Y quiero... Ver que luchas por mi amor.

Yo sé que me vas a cazar... La ra la la lá la ra la...
De tu red, no puedo escapar, pues en el fondo quiero estar.

Yo sé que me quieres cazar... La ra la la lá la ra la...
Pero no me dejo atrapar, me gusta hacerme de rogar.

Te quiero...
Yo te quiero
Y eso... Yo te quiero
Y quiero... Ver que luchas por mi amor.

Yo sé que me vas a cazar... La ra la la lá la ra la...
De tu red, no puedo escapar, pues en el fondo quiero estar.

2A) La potente sensación de eternidad que otorga el verdadero amor:
2B) El fervor religioso llevado a extremo:

EL JOVEN BRYAN SUPERSTAR "Por ti para siempre"


Si me miras con esos ojos, llegaré muy lejos
Si sonríes con esa boca, ganaré al tiempo
Si me ayudas con tu palabra, no conoceré temores
Si me acaricias en la distancia, viviré por tí para siempre

La vida es mejor hoy que ayer
y sabe más dulce el café
No hay fuerza que pueda evitar
seguir juntos al caminar
Ahora bien, hay que empezar.

Y es que no me acostumbro a verte a diario cada semana
Cerca de mí, ahora y siempre, seguirás estando mañana

3) Una ruptura de buen rollo (Sin duda, más dura que una malrollera): PICNIC "No digas nada"

No debes de entristecerte
por que me aleje de ti

El destino que nos separa
tal vez se apiadará
tal vez nos unirá

Y los dos de nuevo
en cualquier lugar
soñaremos que todo ha cambiado
que nada sucedió

Nos unirá la ilusión
Debo irme, irme...
Nos equivocamos los dos
no ha sido culpa nuestra
nos equivocamos los dos, adios

Te esperaré
Confío en que cambiarás
No digas nada
tan solo has de sonreír

No debes de entristecerte
por que me aleje de ti

El destino que nos separa
tal vez se apiadará
tal vez nos unirá

Debo irme, irme...
Nos equivocamos los dos
no ha sido culpa nuestra
nos equivocamos los dos, adios

Te esperaré
Confío en que cambiarás
No digas nada
tan solo has de sonreír

Lo dice Diana Aller

7 comentarios :

Perséfone dijo...

Suscribo tus palabras. Me sucede lo mismo que a tí: las canciones en castellano me entran por la letra mientras que las extranjeras las interpreto según su melodía. Así me pasa, que luego leo traducciones y no tienen nada que ver con lo que tenía en la mente jejeje

Bonito blog.

Un saludo.

anselmo dijo...

Yo durante mucho tiempo despreciaba la musica española por ser española. Ahora , mas maduro me doy cuenta que desprecio la música española que nos machacan todo el día por la radio y en los programas de variedades. Y también me pasa con la música en otros idiomas.
Se ve que también soy rarete con mis gustos musicales.

anselmo dijo...

¿ein?¿aprobación de comentarios?¿se te meten muchos trolls aburridos con ganas de liarla?

vanesa dijo...

hoy es un día triste para todos que amamos las letras bien escritas... te echarémos tanto de menos Sergio... me encantaría poder estar hoy contigo en Zaragoza, donde tantas copas nos hemos tomado juntos en tu bar...

Millana dijo...

Ok.

rai dijo...

Yo creo que a veces no hace falta entender nada para apreciar la cancion. Lo que tambien pasa a veces es que la gente oye una letra que entiende y ya les parece todo bien (vease la oreja de van gogh o el canto del moco o lo que sea).

En el caso de picnic, también hay una cancion en ese single que se llama "callate niña" que es aterradora. dice
"callate niña
no llores mas
tu madre ha muerto
y no volvera"
con la voz de jeannette y esas guitarritas acusticas.

Creo que cuando picnic no habia rupturas de mal rollo, el mundo era distinto.



(y sí, estoy aburridísimo en el curro, aún tengo para rato y por eso te he posteado tanto hoy.)

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, Diana. Yo soy bilingüe porque mi madre es inglesa, pero pienso en castellano y las canciones en inglés, aunque las entiendo perfectamente, no dejan el mismo poso en mí.
Amo la música, mi trabajo, es mi compañía, mi vida... Y mejor si está acompañada de una buena letra. De todas las cosas de la vida, la única que nunca ha dejado de apetecerme ni un segundo es escuchar música.
Esta semana se murió mi amigo Sergio Algora, él si que sabía escribir... Un poeta, sí señor. Chau, Sergio, te echaré de menos.