miércoles, 7 de mayo de 2008

HIDROGENESSE


Ayer acudí a una de mis salas favoritas: El Sol, donde se celebraba la fiesta de presentación del festival Murcia Sound, que será el 20 y 21 de junio.
Paso a reseñar lo más importante:

-Vi a Clara Barral, guapa y radiante como recién salida de Los Angeles; a Tolo con un favorecedor corte de pelo, a la ex-bloguera Kratch, a la inimitable Patricia Colao, a Silvia Varela, a Araceli Segura, a Eva... Saludé a Olivier, Maya Nieto, a Natalia Flores, que venía de jurar la constitución, a Marc y Belly Dorian que por fin pisaban Madrid, a Borja Prieto, Mariano Tejera y Susanna. También estaban Javier Liñán, Mauro Canut, Manu Piñón, Toña, Gerardo Carton, Félix Suárez, Fernando Porres (mascota del mencionado festival), Johann Wald, Lorena ("Niñas gritonas"), Gonzalo Baltimore y Guille proponiendo planes para el Primavera Sound (en su habitación del AC!).

- El inconmesurable Jose Canut, me obsequió con piropos -como que mi forma de escribir le recordaba a Umbral (?)- y con un diccionario urgente de bable-castellano. Vivía en casa de su prima, pero como ella no sabía quien era Fernando Esteso, Jose se marchó indignado a un hostal, alegando que no puede vivir con alguien tan inculto. No le puedo admirar más.

-Tocó un grupo con todos los alicientes modernos que se llaman "Hola a todo el Mundo". Me gustaban los peinados de la decena de miembros componentes del grupo. Pero nada más.

- No había apenas veinteañeros.

-Me encantó el emotivo encuentro de Tori y Fernando (novio de Araceli). Tori estaba guapísimo, y así se lo hicimos saber.

-Desde que pisaron el escenario Carlos Ballesteros y Genís Segarra demostraron que son genios. Parecían salidos del medievo astur-leonés, con tacones, con hidalguía... como diría Jose Luis Moreno, con saber estar... Y aquí empieza realmente la entrada de hoy:

Genís, que es el hijo imposible de Dalí y Paola Dominguín es un genio. Y no existe otro calificativo que se ajuste mejor. Es evidente que Manolo, su compañero en el Duo Astrud, tiene talento. Pero lo de este catalán (y luego dicen que odio a los catalanes...) es algo fuera de lo común.
Cuando he hablado con él (pocas veces, la verdad) me he sentido apabullada por el peso de sus razones, aun hablando de cosas nimias. Y eso es algo que apenas me ocurre. No sé cómo explicarlo, pero... a su lado me siento tan poca cosa, que me avergüenza incluso hablar.
A Carlos le he tratado menos aun, pero me inspira parecidos temores.
He de decir que no todas sus composiciones me gustan, creo que porque algunas no llego a entenderlas, pero no me corre prisa, que sé que ya llegaré.

Pero lo admirable de una buena canción es la simplicidad del mensaje; la capacidad de evocar, definir y segmentar sin recurrir a manidos giros idiomáticos tal y como yo estoy haciendo ahora mismo. A mí esta canción, por ejemplo, me dice más que toda la discografía de Serrat junta:

No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo que son mucho peor.
No me digas ...No me digas que no hay nada más triste,
una tienda de animales es mucho más triste.
Con los perros en sus jaulas dando vueltas
y los gatos dando vueltas en sus jaulas.
No hay nada más triste que una tienda de animales,
no hay nada más triste.No me digas
...No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo que son mucho peor.
No me digas que no hay nada más triste,
un turno de noche es mucho más triste,
en la cadena de montaje esperando la sirena
con lo peor de Rubí contando sus miserias.
No hay nada más triste que un turno de noche,
no hay nada más triste.
No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo que son mucho peorque lo tuyo,
no me digas ...No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo que son mucho peor.
No me digas ...No me digas que no hay nada más triste,
"los caballitos pony" eso es mucho más triste.
"los caballitos pony" en su importante feria,
"los caballitos pony", "los caballitos pony",
"los caballitos pony"
...No hay nada más triste que "los caballitos pony",
no hay nada más triste.

Al escucharla, resulta terroríficamente creíble, directa... Hidrogenesse molan.

Lo dice Diana Aller

11 comentarios :

Manuel Astur dijo...

veo que estaba toda la postmodernidad de Madrid en pleno :-D
me hubiera molado ir...lastima


HATEM chanan mogollón...

mañana maybe?

abrazos

Galahan dijo...

No me venía muy bien ir, aunque probé suerte con un concurso de la lista de correo de Austrohúngaro, a ver si me tocaba entrada. Obviamente, llegué tarde.

Hidrogenesse me parecen gigantes, junto con Astrud y está claro que Genís es la pieza clave de esta afirmación.

Aun así, reconozco que me tira más Astrud, porque me encanta oír cantar a Manolo y las letras (y sus tormentos obsesivos por la culpa y el poder parecer insensible) me tiran mucho más.

Eso sí, el "No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo" es desde hace años una de mis canciones fetiche.

Los caballitos Pony son geniales.

Y bueno, Genis me conquistó en el Fib, aquel año que compartían hora de actuación con Oasis (sólo con Liam, ese año). Su gran "gracias por elegirnos a nosotros y no a los Onasis. Nosotros por lo menos hemos venido los dos" fue demoledor. La modificación progresiva de la letra hacia convertir "Bailado" en "La Bomba" de King África hizo el resto.

Saludos!

vanesa dijo...

es una de las canciones más duras que he oído, de verdad, y no quiero resultar tremendista... pero en mis momentos de "soyunamierda,todomesalemal", la he oído y se me ha puesto una pequeña sonrisa en la cara y me he dado cuenta de que soy una auténtica afortunada...

Nacho dijo...

Yo fallé al evento y leyendo tu post me siento como una sucia cucaracha porque me estoy dando cuenta de cuánto amo a Hidrogenesse: hitazos turbios como "Baila el Siglo XX", "Eres PC, Eres Mac", "Con el poder de mis tejanos" o -cómo no- "No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo" me arrastran a ser admirador del combo catalán de por vida.

Por cierto, cada vez que oigo la parte de los caballitos pony siento una regresión y me veo a mi mismo subido al dichoso caballito dando vueltas en torno a un poste, rodeado de olor a caca y pis y con mi abuela esperando a que me bajara. Entrañable, o quizá no tanto. Sin duda, no hay nada más triste que los caballitos pony

cerillasGaribaldi dijo...

¡Vaya, que envidia das! Yo sería incapaz de recordar tantos nombres de una sola noche. Será por el alcohol o por la memoria, ya no distingo.

Hola a todo el Mundo: me gusta también su música. Hay una nueva ola por ahí que empuja fuerte, muy country-folk. Es lo último que me hubiera esperado, pero es así... la Americana está dando sus frutos. Y, desde luego, a mi me gusta mucho más que el indismo.

He disfrutado con la entrevista a José Canut. El rentismo es siempre muy llevadero: compáralo con el Post que nos regalaste sobre un día en tu vida...

Sigue escribiendo que yo sigo leyendo, Ignacio

El Abuelo dijo...

Yo los descubrí allá por el año 2001, cuando los míticos yoyo diyeis pincharon "Así se baila el siglo XX" en la difunta sala "Superfly". Desde entonces, adicto a las fiestas ES-TA-FA.

¡Gracias Diana!

Anónimo dijo...

Pues yo no falte, salvo el rato que me salí porque en el ambiente se respiraba un alto grado de bordería, supongo que tanto postmoderno junto provoca una tensión contagiosa que empapo a aquellos que no debían ser conscientes de ello. O tal vez, tope con en una frecuencia de 10 minutos con todos aquellos que aún no han descubierto que cagar es un placer...

Anónimo dijo...

Nunca había escrito en este blog y la espera me ha llevado a leerte, más espera a escribirte y lo de ahora es una simple cuestión de tocar las narices y promover el consumo de sal de frutas.
Hola a todo el mundo, ver Amelie en exceso parece ser dañino, en los scouts de mi barrio aún hay plazas, es lo malo de las frustraciones infantiles que uno busca resarcirse a destiempo.
En un rato me invadirá la culpa...

Macarena dijo...

Con los perros en sus jaulas dando vueltas
y los gatos dando vueltas en sus jaulas.
No hay nada más triste que una tienda de animales

¿Esto es un alegato vegano o va por los Pet Shop Boys?Lo digo porque soy vegana pero no me gustan los PSB.De todas formas Hidrogenesse no es lo míoLo que me pregunto es qué le habrán visto a El Guincho.Coja discos de ritmos africanos,aprenda a estructurar repetitivamente a lo Steve Reich usando un mismo acorde y dándole machaque al rollo percusivo,,coloque los sonidos en planos diferentes a lo tropicalismo de los 60,cómprese un programa de ordenador para hacer música,corte y pegue.

Anónimo dijo...

yo sólo sé que genís es vegetariano y carlos es veterinario, la mezcla de estas dos cosas quizás sea la clave de tanto amor animal

dudo que tenga nada que ver con los pet shop boys

Anónimo dijo...

Yo siempre digo que Genís y Carlos están tocados por la gracia de Dios, así se puede resumir todo muy bien. También suelo decir que no son humanos, son un concepto. They are not men, they are hidrogenesse. Un beso! Belly (no te vi en el primavera, pendeja!)