viernes, 4 de abril de 2008

Preparo el baño, y mientras se llena la bañera, cojo los pijamas y dejo el uniforme de Polo listo para mañana: Por las mañanas no hay tiempo de nada...

















Lucas tira la caja de los tampax y salvaslips.









Levanto un dedo y le digo "¡Muy mal!" y él repite "Mimal", muy contento.
Me resulta imposible enfadarme con él.








Recojo, les desnudo y les meto en la bañera. Juegan un rato.








Les enjabono el pelo.






Después les pongo sus cremas y sus pijamas. No los baño todos los días, sobre todo al mayor, porque tienen la piel muy sensible... Y, a modo de confesión: yo tampoco me ducho todos los días...







Pero hoy sí.
En cuanto Lucas me ve desnuda, grita "¡teta!" y se pone a mamar.







Les dejo en el baño, para poder vigilarlos mientras me ducho.








Tengo el pelo liso, pero para que me quede más lacio, uso este invento, que es una maravilla:







Polo respira mal, así que mientras preparo la cena, le doy un chute de aerosol.








Los niños cenan.










Comen poco, por eso yo suelo cenar lo que ellos dejan.
Lucas se queda dormido mamando.






Se suele echar una última siesta. En media hora renace; así que aprovecho para mirar el papeleo del colegio (tengo intención de cambiar de cole a Polo).







Polo se pone sus botas de agua, y sólo quiere ir de verde, convencido de que es el sr. Pan.









Friego la cafetera, mañana no habrá tiempo y necesitaré un café.








Hago la lista de la compra y dejo dinero preparado, por si Janeth puede hacerla mañana...









Recojo el baño.








Viene Carmucha a hacerme una visita. Es mi vecina, octogenaria, fascinante, llena de energía, gallega, abuela adoptiva...







Su perro Froilán, intenta en vano ayuntar con Bala, que está en celo y no quiere salir de la habitación donde se hospeda su amo.









Siempre tengo puesta la tele. Aguanto estoicamente El Hormiguero, a la espera de House, y justo, a las 22:10, se pierde la señal de la TDT.










Cada vez estoy más en contra del mundo digital. Que vuelva la era analógica, ¡por Dios!
Lucas amanece. Les pongo una peli. Eligen "Monstruos S.A"









Es el único momento en el que Polo suelta su espada de Peter Pan.









Cuando por fin llega la hora de irse a la cama, Polo me pide el ventolín, en plan yonki.










Inhala un poco y nos vamos a la cama.









Estoy muerta. Me duermo al instante. Tengo a los niños en semanas alternas, así que no todos los días son iguales. Cuando estoy con ellos no tengo tiempo ni de pensar.
Abro los ojos, lo primero que veo es esto:









... la pared de mi cuarto. Pero esto ya es otro día, un día más, o un día menos, según cómo se mire...

Lo dice Diana Aller

14 comentarios :

Puchi dijo...

cuando ha llegado el apunte sobre la canción de Sabina, he comprobado un par de veces si no estaba leyendo el diario de Cristina Tárrega.

aunqueyonoescriba dijo...

aparezco por aquí ni se muy bien como, y no puedo evitar pasearme por tu vida, sintiéndome como una espía... jejje pero sin dejar de mirar.

Anónimo dijo...

ole ese eqipo b!!!!!!! gracias por dejar q t mire por la mirilla... nunca pensé q ibas a usar la cafetera

un beso, sevilla en bilbao

Anónimo dijo...

Diana,
Olé...ídola!!!
Una mujer tan creativa, tan organizada, tan hippy, con esa capacidad para moverse y comunicarse...me encanta!!!! de verdad.
Además los nombres Polo y Lucas son geniales, ellos más todavía preciosos.
¿Bala? y ¿Crispin?
Ojala vuelvas con Borja...haceis una pareja increíble (creativo-físico-espiritual) sólo hay que ver a los enanos!!!
Un beso muy fuerte y ojalá que puedas hacer este blog de nuevo pero con reconciliación!!!!!!!!!
queremos ver a Borja en esas fotos!!!!!!

Anónimo dijo...

Claro Puchi, habría que ver el tuyo... seguro que está entre el de T.E. Lawrence y el de Leni Riefenstahl.

Seguro que posts como éste los hay a patadas en montones de blogs, pero yo es el primero que veo- y como también es mi ciudad- me ha dejado sobrecogido el peso de la NORMALIDAD.

Anónimo dijo...

Me encanta. Es increíble poder conocerte así, los que te seguimos. Gracias por abrirnos las puertas de tu vida. Antes pensaba que no eras real, que eras un tío que se había inventado una personalidad...
Me tienes enganchado a ti.

C.C. dijo...

A mí lo que más me impresiona, de verdad, es la belleza de la bloguera y lo bien que esa belleza imperfecta se funde con su propio personaje del que también odiamos y amamos (en proporciones desiguales) muchos de sus rasgos. Por cierto, Diana, ha adelgazado usted últimamente!! Escuchando: “IF YOU WERE TRUE” de “The Flying Machine”

gañan dijo...

Me uno a los demas comentarios... Me ha encantado esta entrada.
Eres una madraza.

Yo, la miss dijo...

Por cierto, el Sunsilk ese que usas me parece un horror.
Al menos, el de pelo rizado...

Aitana dijo...

Hola Diana.

Hace unos días le comenté a Guille lo enganchadísimas que estamos mi hermana y yo a tu blog. Cuando tenemos un ratito las dos a solas nos sentamos delante del ordenador a leer tu blog y partirnos el culo. Hoy al leer este diario tengo que reconocer que me he emocionado.
Te mando un saludo y mis felicitaciones por este blog tan variopinto y entretenido.

Pensador Borroso dijo...

Dios Mío, que maravilla de entrada. ¿Te molestarías si en un futuro no lejano te la copio?

Anónimo dijo...

pregunta inocentérrima, cómo hace para seguir amamantando al pequeño las semanas que no vive con usted??

Patt dijo...

Qué fuerte, somos vecinas, tú en Infantas y yo en Reina (yo un poquito por encima). Madrid es un pañuelo y tú y yo dos mocos más...
Espero encontrarme contigo algún día en el ídem.

Anónimo dijo...

Que bonito.