martes, 22 de abril de 2008

ENVIDIA

Creo que por mi activismo y actividad, alguna vez he generado envidia. Me gustaría que fuera por mi talento... Sin embargo, -y esto lo aprendí con Borja Prieto, haciendo un costosísimo fanzine: Yoyó- lo que produce envidia es hacer las cosas, ni siquiera hacerlas bien.
Aunque he leído mucho sobre arte, no termino de discernir qué garantiza que algo sea bueno, o artístico; y la verdad, cada vez me importa menos, y me dedico más a disfrutar de lo que me llena, bien sea el programa "Gente" (¡qué offs, vive Dios!), una canción de Fangoria o una noche de marcha.
El caso es que la envidia es el único pecado que no reporta beneficio alguno a quien lo ejerce, porque , en contra de lo que habitualmente se cree, no se trata de ambicionar las cualidades de otro, sino alegrarse del mal ajeno. O lo que es lo mismo: molestarse con el triunfo de otro.

Así las cosas ¿Qué les lleva a alguno de ustedes a leerme, si lo que van a encontrar aquí no les llena? Y lo peor ¿Porqué se molestan en hacerlo saber al mundo, con sus ridículos comentarios? Algunos me retan diciendo cosas tipo "Seguro que no publicas esto".
Miren ustedes: no me molesta en absoluto que me llamen ignorante, porque, evidentemente lo soy; me da igual que me insulten: doy por hecho que es una opinión. Pero me da penita que pierdan su tiempo en cosas tan poco edificantes.
Agradezco sin embargo esos post razonados que me abren los ojos y que disfruto leyendo, contrariando mis teorías con tino. Aunque hasta ahora sólo he recibido 2 ó 3 así.

Escribir un blog es fácil. Cualquiera puede hacerlo. De hecho la motivación suele ser ególatra, y denota una evidente falta de atención. Así que, entiendan que bastante tengo con lo mío: Que no me creo muchas de las cosas que digo, y que en un mismo día, cambio de opinión varias veces. Así que, les recomiendo no den más importancia que yo a mi prosa e inviertan su energía en algo positivo.

Seguiré publicando lo que se me vaya ocurriendo, y no censuraré sus comentarios. Les dejo con alguien que sí se puede llamar Artista: Fangoria y su canción "Criticar por Criticar" (Que narra magistralmente lo que es la envidia desde el punto de vista del criticón: sublime).
La envidia es como un puñal
¿a quien se lo voy a clavar?
aunque recuerdo que la maldad,
siempre se vuelve,
palabrería y obsesión
producen muy mala impresión
te comento que insultar
no es ninguna novedad.

Malgasto mi talento
destrozando a los demás
propagando mil mentiras
disfrazando la verdad.
estoy perdiendo tiempo
que; no voy a recobrar.
parece que mi vida
no da para mas.

Yo soy la santa inquisición,
sólo llamo la atención,
de quien no tiene de que hablar,
te crees aburrida.

Me parece que en realidad
ya no sé cómo acabar...
Lo que pensé por alcanzar
un poco de celebridad.

Malgasto mi talento
destrozando a los demás
propagando mil mentiras
disfrazando la verdad
estoy perdiendo tiempo
que no voy a recobrar
parece que mi vida
no da para mas.

Criticar por criticar.
Criticar por criticar

Malgasto mi talento
destrozando a los demás
propagando mil mentiras
disfrazando la verdad
estoy perdiendo tiempo
que no voy a recobrar
parece que mi vida
no da para mas.


Cuando un verdadero genio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo:
todos los necios se conjuran contra él" (Jonathan Swift, 1667-1745)

Lo dice Diana Aller

19 comentarios :

Anónimo dijo...

Diana, que hablen de uno aunque sea mal. Hace más de un año me comentaste que tenías un blog... y te sigo desde entonces. Y yo si que te tengo algo de envidia... porque creo que lo haces de maravilla.
Ah¡¡ No soy anónima, soy Alba

Lola Lirola dijo...

Ummm, la letra de la canción parecen rayitas de lo canijisima que está la letra.
A mi me gusta usted, no puedo evitarlo siento una extraña admiración......me he comprado el Marie Claire por un comentario que leí ayer y todavía no te he encontrado, espero que no fuera en el del mes pasado porque las gafas de regalo de este son una mierda...

Caramelo dijo...

Hay una envidia "buena" que es realmente admiración, aunque te lea y no suela comentar, admiro tu blog, escribes sobre temas variados y curiosos de forma amena.
Eres periodista y sabes redactar, pero escribir bien no es suficiente, hace falta poner algo más, mojarse como se dice vulgarmente y tu lo haces, sin miedo a ser polémica.
Muestras momentos de tu vida, elogías a tus amigos y sobre todo das la cara, eso es algo de lo que yo no soy capaz.
No hace falta que te diga que obvies todos los comentarios negativos, a quien no le guste que no te lea, aunque con esto no quiero decir que esté de acuerdo con todo lo que dices.
Si las criticas están argumentadas bienvenidas sean.
Sigue así, la envidia es una enfermedad, y mejor mantenerse al margén de esos enfermos.

malamigo dijo...

Diosssss, qué bueno. Me gusta mucho la gente que es capaz de reírse de sí misma y lo hace.
Envidia cochina -> Sana admiración -> Fandom total

Cada vez me molan más las chorradas que escribes aquí.
Espero que con tanto comentario adulador se te revuelva el estómago y chapes esto de una vez.

Anónimo dijo...

mmmh... pues yo no he leído tantos comentarios críticos. Al contrario, la mayoría son de adoración incondicional.
Aunque no hace falta decirlo: Arriba los corazones!!! Es guay leerte, es guay que compartas tus puntos de vista y es guay esperar cada día a ver con qué sales. Tu capacidad de sorprender es una pasada.

¿Por cierto, te lee más gente desde que has salido en el Marie Claire?

FBlack dijo...

He de decir que aunque no comparto algunas de tus opiniones en otros posts, comprendo y apoyo este último post cuando menos al 97%(por aquello de dejar un tanto por ciento, aunque sea pequeño, de posibles matices).
Personalmente entro a menudo en tu blog porque me parece interesante y pienso que como decía una vieja canción...."..y al que no le guste que no mire...", no todo el mundo tiene que comprender a todo el mundo ni tiene que pensar igual, pero tampoco hay que atacar ni menospreciar.
Para terminar sólo decir que me parece que haces bien en publicar esos comentarios y no censurar, porque en esta vida de todo tiene que haber. Y por su puesto me quito el sombrero ante este último post...sigue así y nunca dejes que nadie interfiera en tus opiniones ;)

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Los anonimos hirientes son una medida muy buena de la popularidad de un blog. Todo blog que se precie debe tenerlos. El siguiente paso es un troll. Eso ya es el culmen.

Tengo habitualmente anonimos y he tenido un troll muy majo que me llamo de todo.

Es maravilloso.

Sigue así y pronto llegará tu turno :P

Anónimo dijo...

"La Insoportable Levedad del Ser"
La envidia no existe, lo que existe es la ignorancia de los necios ciegos, mudos y cojos que pecan de vagancia y no crean ni desarrollan sus aptitudes ni inquietudes.... eso sí son expertos en perder el tiempo criticando las acciones del prójimo. Eso no es envidia es ser necio. Propongo que la Real Academia elimine la palabra envidia del diccionario.

Ignatius J. Reilly dijo...

¿...entonces le han llamado ignorante alguna vez..., señorita Aller?

Deba usted saber que es muy afortunada al haber sido calificada con este adejtivo pero aún mas afortunada si usted ya era consciente de serlo..., a la misma vez estará, por tanto, doblemente contenta por saber que no padecerá nunca el "sindrome de Fausto" y también contenta por saber que quien llama a alguien ignorante, 1º) o es un "sabelotodo" y por ende padece de bulimia intelectual... o 2º) realmente y más probable es que estemos ante un necio, lo cual indicaría que es usted una "pequeña genia".

Deba usted saber también, que siendo su prosa buena o mala... literatura es..., la cual es un maravilloso ungüento que sirve o debería servirle, tanto a usted como a los que la leemos, para tratar de curar o paliar una enfermedad llamada existencia.

Esto último lo sabía muy bien Alonso Quijano, Andrés Hurtado y también entre otros muchos yo, Ignatius J. Reilly.

Un beso lleno de literatura que te ayude a seguir escribiendo páginas de tu blog y a "reirte de todo porque nada importa nada...".

krach dijo...

haces bien en pasar de la gente, los hay que se aburren mucho...

Overload dijo...

Totalmente de acuerdo con lo dicho y lo subscribo como propio...

Has dado en el clavo en todos los puntos... Y sobre todo respecto al criticar por criticar, cosa cada vez más frecuente...

Don Julito dijo...

La paranoia es una enfermedad verdaderamente seria, Diana...intenta no contagiarte, reina

nerea dijo...

A mí me gusta criticar, pero como deporte, nada que ver con la envidia. Criticar es un arte, y puede ser muy divertido si se hace con cariño. Reivindico la figura del criticón.
Ahora, la envidia no, no mola... es destructiva, te hace mala persona. Y eso que sentir una punzadita de envidia es algo muy común. Dudo que alguien pueda decir que nunca ha tenido ese pequeño sentimiento de rabia, pena, autocompasión, casi como un dolor de estómago, que pasa rápido y rápido se va. Y no pasa nada.
Pero de ahí a regodearse en ello, desear mal al otro, compararse negativamente... no es sano.
Y lo que ya me parece el colmo de lo insano es participar de cosas que no te gustan (en este caso leer un blog) aún a sabiendas de que te va a dar por saco sólo para poder luego dar palos y criticar con maldad.
¿Será que descargan así su mal carácter y eso les permite llegar a casa por la noche y no chillar a sus hijos o parejas, no hacer sufrir a sus madres con comentarios dolientes, y parecer así personas normales ante los demás?

Anónimo dijo...

despues de leer marie claire te he conocido,y me has encantado.espero seguir contigo

Anónimo dijo...

Aquí va mi opinión:
Vreo que si haces un post diciendo que una serie de personas y/o colectivos lo tienen difícil para caerte bien (por ejemplo: andaluces) es normal que alguien se rebote. No creo que se trate de envidia.
Te lo digo como andaluza. Soportamos muchos tópicos y nos cansa un poco. Pero hay que tomárselo con calma, tanto por parte de tus lectores como por la tuya.

Verónica

Anónimo dijo...

sólo te han dado algo de caña en la lista de MB, pero, eso, supongo que lo sabes.

¿Verdad, Randelada?

Anónimo dijo...

HOLA DIANA
A MI TAMBIEN ME PASA ESO...
PERO TENGO UN ESCUDO PROTECTOR QIE TODO EL QUE ME ENVIDIA LE VUELVE ESA ENVIDIA Y SE HUNDE TODAVIA MAS..

Anónimo dijo...

"Cuando un verdadero genio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo:
todos los necios se conjuran contra él"

No siempre que se conjuran muchos alrededor de alguien, ese alguien tiene que ser un genio.

Pienso por ejemplo de F.J.Losantos..

La genia soy yo y Federico el necio.

Anónimo dijo...

Yo de mayor (tengo 45 años) quiero ser como tu, pura envidia.