martes, 18 de marzo de 2008

SEXUALIDAD FEMENINA: ESA DESCONOCIDA



En el porno, en internet y prácticamente en todas partes, se ofrece una imagen distorsionada de la realidad sexual de las mujeres, donde se representan como unas pavas sumisas o unas putas que no terminan de satisfacerse nunca. Y sí, está muy bien adaptar esos roles al juego erótico, pero las mujeres somos tantas cosas más, que la sexualidad tradicional, falocéntrica, deja fuera miles de matices igualmente imaginativos.

Está tan poco estudiada la sexualidad femenina, que se desconocen sus mecanismos biológicos más básicos. Como en casi todo, yo tengo teorías al respecto.

El punto G: Mi teoría es que el punto G existe. Y su función es desencadenar el expulsivo en un parto. Claro que da gustirrinín. Señoritas lectoras, intruduzcan un dedo en su orificio vaginal, hacia dentro, y palpen. Si hacen como que "rascan" hacia abajo, se toparán con una superficie rugosa, que da cierto repelús y placer tocar. Ése es el famoso punto G. Personalmente, no creo que la biología provea de un clítoris interior, teniendo ya uno exterior, más fácil de manipular. Me inclino a pensar que este punto extremadamente sensible facilita la expulsión fetal en los nacimientos (de hecho "funciona" gracias a sucesivas contracciones). Para muchas madres, el parto (sobre todo si ha sido en unas condiciones idóneas) supone un redescubrimiento del orgasmo. Mi teoría por tanto es que este punto G es un premio a nuestra capacidad de sacrificio y de disfrute. Aprovechenlo, amigas.

El orgasmo vaginal no existe: Lo tengo clarísimo. Ocasionalmente, si el citado punto G es estimulado convenientemente, usted señorita lectora, se podrá correr, claro que sí, pero con un esfuerzo extra de concentración, innecesario por la vía fácil; es decir, clitoralmente. Que tantos siglos de sexualidad fálica no las engañen. Como ya expliqué, la mujer está configurada de tal forma que posee un botón (me atrevería a llamarlo órgano) única y exclusivamente destinado para el placer. Ese es el gran secreto. Y no hay más.

Todas las mujeres eyaculamos. No sólo yo refrendo esta teoría. La investigadora Beverly Whipple, afirma que la mayoría de las veces es imperceptible, pero que, al orgasmar, las mujeres expulsan un chorrito de líquido. Lo que se conoce como “squirt” en el porno. Se trata de un líquido casi transparente que tiende a confundirse con la secreción propia de la excitación sexual. Hay chicas que expulsan un volumen considerable; y hay muchas que creen que se han meado al perder el control de sus esfínteres, haciéndoles pasar un mal rato. Pensar que se trata de una incontinencia urinaria puede provocar incluso inhibiciones en las mujeres que experimentan orgasmos (muy) eyaculadores. Lo que es cierto es que, practicando y explorando, se puede experimentar este fenómeno en todo su esplendor. (A ellos además les hace mucha gracia, tanto el verlo como el "sentirlo").

(Esta es la explicación del fluído en cuestión: La última investigación indica la posibilidad de que todas las mujeres produzcan eyaculación femenina, incluso si no se dan cuenta. El fluido expelido no es orina, es un líquido alcalino segregado por las glándulas parauretrales. Las glándulas parauretrales producen una enzima llamada fosfatasa ácida prostática PAP (del inglés, prostatic acid phosphatase), y glucosa (un azúcar.) Estas sustancias se han encontrado en cantidades mucho mayores en la eyaculación femenina que en la orina. El fluido de las glándulas parauretrales es expelido o liberado durante el orgasmo como resultado de las contracciones pélvicas. Para que esto ocurra no se requiere estimulación del punto-G ni de las glándulas parauretrales y puede ocurrir en ausencia de orgasmo. Las glándulas pueden simplemente rebalsar de fluido y como resultado lo dejan fluir poco a poco. )

Lo realmente terrible, es que la ciencia avance en todos los campos exceptuando en los concernientes a lo femenino. Hay muy pocos estudios serios sobre estos temas... Una pena
Lo dice Diana Aller

13 comentarios :

Anónimo dijo...

Suscribo todo lo que dices, lo de la eyaculación no lo he podido comprobar pero la próxima vez que consiga correrme me fijaré ;)
La verdad es que yo llevo finjiendo mis orgasmos desde que eché el primer polvo, 1º por desconocimiento de mi propio cuerpo y por vergüenza y ahora por no tener que dar explicaciones y costumbre.
Asi que a mis 32 años si quiero satisfacción lo tengo que hacer yo misma. Desde pequeña me masturbo y soy multiorgásmica asi que se perfectamente cómo darme placer en el clítoris.
El tema del punto G ha venido mucho después investigando en soledad y con alguna pareja intrépida y paciente (gracias!!) pero es cierto que requiere mucha concentración, empeño y en mi caso grandes dosis de imaginación y fantasía.
Eres grande Diana.
Un beso.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Mi experiencia me dice que a la mayorái de las mujeres tocar esa zona rugosa llamada punto G les produce malestar. Fijate tu! Claro que no es que tenga hecho un estudio estadístico serio.

sin embargo, también he sacado que no hay mujer que tenga orgasmos durante la coito si no la estimulas o se estimula el clitoris al mismo tiempo. Eso deberían enseñarnoslo en las pelis porno, que es donde principlamente aprendemos los chicos.

Anónimo dijo...

Por primera vez en mi vida, he dejado de sentirme como una marciana. ¡Gracias, gracias, gracias! Acabo de aprender que no es mi "problema" no correrme con la penetración y que no me hago pis al masturbarme. Estaba tan preocupada...

Pau Llanes dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, una vez más... Y me alegra desde mi posición masculina, que no machista... Aunque uno bien sabe sobre su sexualidad, no está mal confrontarlo con "el otro", ¿no?... Igual que los cuadros también los hacen los mirones, que diría Duchamp, nuestra sexualidad también la "estimula" quien la comparte, ¿no?... Sí, ya sé, hablabas en general, y de conocerse una/o misma/o... Bueno, que quería decirte que por fin he terminado de escribir la “crónica” de mi viaje sentimental a Tenerife, la ballena-isla-volcán… La he compuesto en cinco capítulos y una entrada-puerta que puedes seguir de corrido, de arriba abajo, en mi Blog… Es mi regalo para tus ojos esta Semana Santa… Ojalá te guste esta literatura de viaje y sus imágenes… Saludos... pau

Anónimo dijo...

El porno no me pone excepto todo lo que hace la japonesa Maria Ozawa (no soy lesbiana) pero lo hace TODO pero TODO con una clase impresionante..se ha convertido en mi nueva maestra en materia sexual ....

Prefiero un buen polvo a masturbarme..la clave para tener un orgasmo es hacerlo con la persona adecuada..en función al tamaño de tu vagina y su pene...y obviamente al arte que se le ponga, la energia...y a medida que uno va siendo más libre pasar de alchol, drogas y hacerlo salvaje a pelo...lo mejor!!
si fuera masturbación..indispensable un vibrador, paciencia y lubricante...

Anónimo dijo...

A mí el porno me suele gustar, hasta que veo algo doloroso, o falso... No sé, acabo sintiendo pena por esas chicas, que se nota tanto que no disfrutan... Y me parece cruel y se me pasa la excitación. Pero cuando son cosas "agradables" para todos los participantes, entonces me gusta, y me excita. No he notado nunca "eyacular", pero estaré más atenta a partir de ahora y ya te contaré. Mi punto G desde luego, está en el clítoris, tiene sentido que el que hay en la vagina tenga otras funciones... Me encajan tus teorías.

Anónimo dijo...

agradezco mucho tanta sinceridad. La sexualidad femenina está como oculta, como si no existiera, y es de las pocas veces que veo que se habla "de verdad", y no en un consultorio (a la medida del hombre) básico, ni como el porno, con el que es verdad que no nos sentimos muy identificadas. a lo mejor es eso, que hay más variables, más gustos que en la sexualidad masculina. el punto g no me mola nada, a mí más que gusto me da mal rollo, y yo tampoco he tenido un orgasmo vaginal en la vida. Y creo que quien diga que lo ha tenido, miente. lo veo clarísimo. gracias, deverdad, no he encontrado nada igual en internet.

FBlack dijo...

A mi juicio la predisposición al orgasmo va a ir por los preambulos casi siempre muy necesarios y de otros muchos factores no menos importantes como son la persona con la que hacemos el amor, o si hacemos el amor o follamos, o de los tamaños de vagina y pene, o de si estamos bajo efectos de algun agente que afecte al sistema nervioso(drogas, alcohol, relajantes,...), en definitiva y como siempre he dicho yo "cada uno es de su padre y de su madre" o lo que es lo mismo cada uno es diferente. Pero por supuesto para nada estancarse en traumas y en miedos y ver siempre el sexo como algo natural y placentero y no como algo traumatico o tabu. Saludos!

Anónimo dijo...

Como casi todas la mujere, a mi me gusta follar aunque no me corra. Suerte que tienen los hombres en eso.

Nunca he tenido una relacion estable, asi que voy de flor en flor. Y me lo paso bomba en la cama, pero estoy REQUETE-harta de no correrme, con lo fácil que me corro yo clitorianamente. Aunque ya no finjo ningun orgasmo, así que saquen ellos sus propias conclusiones.

Pero hay un tema que me produce cierta desazón. Yo siempre me digo, cuando tenga una pareja estable (!!!), lo amaestraré exhaustivamente para que los dos disfrutemos del sexo al máximo. Desafortunadamente, ese proceso sólo se puede hacer con una pareja, no con amantes ocasionales. Y mi pregutna es, estos hombres con los que me acuesto yo en la actualidad han tenido muchas novias en el pasado, MI GRAN DUDA ES:

A- en tres años de relacion (pongamos de media) esas novias no tuvieron tiempo a amaestrar al macho y explicarle la existencia del clítoris y de la inexistencia del orgasmo vaginal?

B- lo aprendieron, pero lo han olvidado?

C- lo aprendieron, pero pasan de molestarse?

Si la repuesta es A, las mujeres nos merecemos lo que tenemos. Porque que a una le de un poco de verguenza hablar de estas cosas con alguien que te has acostado cuatro veces, tiene un pase, pero si llevas un año con ese hombre, y se supone que está enamorado de tí me parece fatal fatal fatal fata..

No obstante, en mi proximo encuentro sexual voy a formular la cuestion, porque ya no aguanto más tener que masturbrme yo sólica cuando me acuesto con tremendos muchachos. Y a ver con lo que me sorprenden.

Tristemente reconozco que lo único que me frena a no haber sacado el tema antes con mis amantes, es que al decir que yo de orgasmo vaginal nanai, piensen que soy una frígida (pero si soy multiorgásmica joder cuando me lo hago yo!!!!).

Pero se acabó de sufrir yo su supuesta ignorancia.

Yo, la miss dijo...

Desde mi experiencia diré que el punto G y el orgasmo vaginal existen y que los mejores orgasmos siempre, siempre son los más bochornosos.

Anónimo dijo...

Dear Diana: llevo toda la vida con orgasmos vaginales y son la hostia. Y de ayuda del clítoris, nasti de plasti. Por mí, como si no estuviera.

Alex dijo...

Solo una recomendación, he sufrido demasiado leyendo tu blog, ese color de fondo casi acaba con mis ojos, por lo demás muy buen articulo.

Gracias por la información, a ver si me sirve de algo...

Anónimo dijo...

Pues qué quereis que os diga...soy mujer, de solo 20 años, los cuatro ultimos en pareja estable y sexualmente activa.
El orgasmo vaginal si existe y por supuesto tengo orgasmos vaginales con la penetración y sin estimular el clítoris. Es más, necesito concentrarme para tener orgasmos clitorianos.
Creo que símplemente depende del cuerpo de cada una.
Ahí lo dejo...
Helena.