viernes, 14 de marzo de 2008

MANDY SMITH






Bien es sabido que los Rolling Stones han sido unos yonkarros y unos juerguistas desde que tenían 12 años (y de aquello hace casi un siglo). Uno de sus miembros más recatados ha sido Bill Wyman, que tocó -sólo- 30 años con ellos. Este simpar bajista, a la noble edad de 48 años, conoció a Mandy Smith, una preadolescente parecida a Arancha de Benito. Ella tenía 13 años, por lo que, el buen señor, muy educado, pidió permiso a la madre de la chica, para invitarla a cenar (y, suponemos, ayuntar después). Al parecer (según él mismo relata en su biografía de acertado título "Stone Alone" (1990)) la mamá le dijo que la niña estaba ya bastante "curtidita" de vida nocturna, así que todos tan contentos.

No se sabe muy bien lo que la buena de Mandy hacía en aquella época. Él estaba todo el día "dacá payá" con su grupo, su bajo, su música, sus gruppies y sus cosas... Hasta que cumplidos los 19 años (de ella) contrajeron matrimonio.

Como Stephen, el hijo de Bill estaba ya talludito para llevar las arras (tenía 30 floridas primaveras ya) , directamente, fue el padrino de la eclesiástica ceremonia.

Fue un bodorrio por todo lo alto; lleno de famosos, drogas y manjares exquisitos que Mandy no provó.

Al año siguiente, una cruenta separación descubrió al mundo una serie de horrores que hasta entonces se desconocían:

1. Mandy Smith, con 20 años aparentaba 40 en parte debido a la galopante anorexia que la acompañaba desde hacía años. Estaba peor que Amy Winehouse ahora o que Alegra Versace hace unos meses... Estaba asquerosa.

2. Denunció a su ex por haber sido obligada a mantener relaciones sexuales con 13 años, y le tuvo que pagar un pastizal en concepto de indemnización moral.

3. Lo peor de todo: El hijo de Bill Wyman, Stephen, anunció su compromiso matrimonial con ¡La madre de Mandy! Creo que no llegaron a casarse, pero imaginen qué mal rollo de noviazgo.

Ahí queda la "trúculis" historia de Mandy Smith, la menos glamourosa de las grupies ilustres, que hace poco intentó reflotar su carrera musical

Lo dice Diana Aller

5 comentarios :

Tallacuarenta dijo...

buah! te he descubierto hace poco y flipo taaaaanto
mencanta mencanta mencaaanta tu blog

un beso

Guille dijo...

Qué grande Mandy, la amaba (como a Bananarama, Sinitta y en general todo lo de Stock, Aitken y Waterman) cuando era pequeñín.
Escuchen "Boys and girls" y prepárense para la fiesta.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Es cierto es La de Benito pero en guapa.

Anónimo dijo...

yo también te he descubierto hace poco. Y creo que dices lo que muchas pensamos y la mayoría no nos atrevemos. gracias por mantener este blog.

vanesa dijo...

que normal soy, madre mía...

aunque entre mis perversiones más oscuras siempre ha estado mi sueño de ser gruppie, de esas que esnifan coca con el cantante drogainómano de turno, que se dejan hacer de todo simplemente porque están en una habitación de un hotel de lujo, rubía oxigenada y con el pelo quemado de tanta permanente... qué pena pero cuánta envidia me ha dado Mandy...

ahora las gruppies son de palo!!! una tanda de jovencitas con fotolog, clientas con tarjeta vip de h&m, con un único nexo de unión: una anorexia galopante.