lunes, 16 de abril de 2007

MIGUEL BOSE ES TONTO

Miguel Bosé lo ha tenido más facil que nadie. Genéticamente, posee un legado estupendo. El apellido y la belleza de su madre: Lucía Bosé, una atractivísima italiana, que hoy, por razones desconocidas lleva el pelo azul y se dedica a estudiar a los ángeles (ingestión abusiva de drogas?). Y también por parte de padre; Luis Miguel Dominguín, de quien heredó un sonoro apellido y una innata elegancia. Miguelito nació en Panamá, su padrino fue Luchino Visconti y de pequeño se sentaba en los brazos de Picasso e intelectuales que visitaban su casa.
El joven Miguel además de tener ese entorno tan favorable, fue siempre de una belleza sobrehumana. Era un adolescente con un innegable atractivo sexual, que utilizó convenientemente como act or -"Los héroes millonarios"(1972), de Duccio Tessari- y como cantante: en 1977 apareció su canción "Linda", de la que recomiendo hacer un exhaustivo estudio. En cuanto a letra es de una simpleza pasmosa, y la música es... hortera y bonita a la vez. Otros jits de la primera época musical de Bosé fueron "Supermán" (inolvidable la actuación con un pañuelo en el bolsillo del culo), "Ana" (dedicada a su entonces novia ¡Ana Obregón!) o "Te amaré", igualmente hortera y pueril, pero muy muy bonita.
Miguel Bosé podría haber sido un estupendo artista underground, al que se le reconocería con facilidad... pero no, Miguel no aprovechó tanta oportunidad... En lo personal se tiró hacia una absurda ambigüedad sexual que sigue sin escandalizar a nadie, por mucho que él lo intenta. Warhol le hizo la portada de un disco, estilo "Arty Party", y como si nada... Es decir vendió sus disquitos, y después sacó "Bandido", lleno de jits comerciales... pero él no componía ni nada, se limitaba a hincharse a drogas y fiestas... donde le invitaban, pero siempre un paso por detrás, sin iniciativa... Miguel Bosé podría haber sido un mártir del arte, un Kurt Cobain de la homosexualidad, un maldito adinerado, un Marc Almond con estilo torero... Pero no, se ha convertido en un producto sin gracia, que lleva toda su vida dando tumbos al son que otros le han marcado, y sin dejar aflorar su personalidad.
Mi teoría es que no la tiene. Y voy más allá: creo que Dios es ecuánime y a Miguel Bosé le ha dado una belleza tan inusual (incluso envejece bien!), un entorno tan inspiurador... que sería demasiado dotarle con inteligencia, y es de los pocos humanos con un índice regresivo, es decir, inteligencia negativa, que yo a ojo estimo en torno a un -40.
Cualquiera con el atributo cultural y estético de este hombre habría hecho maravillas ¿Y todo lo que puede hacer es un disco de colaboraciones que se llama "Papito"???
Por lo visto Mauro estuvo con él el otro día y no le cayó mal. Yo me fío de Mauro, pero me cuesta ver que ahí hay algo, la verdad.

Lo dice Diana Aller