lunes, 24 de septiembre de 2007

APUNTES BREVES

*Nacho Bis me contó que tiene unos vecinos yonkis a los que se dedica a escuchar desde la ventana, junto con Natalia, porque dan mucho juego. Reproduzco aquí una conversación que al parecer se oía desde su casa: "¿Te corto un poco de chorizo?" "No, que yo soy más de mordisco que de loncha"

*Investigadores del Instituto Pasteur de París han descubierto en la saliva humana una sustancia calmante del dolor a la que han llamado "opiorfina" que puede ser hasta 6 veces más potente que la morfina. En Amsterdam se ha experimentado esto mismo con una pareja de voluntarios (Roos A. y Frank R.), que no saben aun los resultados pero que han declarado que cuando uno sufre un golpe en la cabeza o incluso está triste, se buscan de inmediato para besarse durante horas.

*Hoy he leído (Diario ADN, columna de Lucía Etxebarria, que me encanta) que las fiestas taurinas nos cuestan 546 millones de euros al año. Si se incluye en ese cálculo las ayudas a ganaderos, nos ponemos en mil millones de euros. Indignante.

*Dos anécdotas de la Moda:
Una: Raquel, la fascinante expulsada de Supermodel acaparó miradas, flashes y autógrafos en Cibeles. Bravo, se lo merece, por personajazo. Luego fue al 8 y medio, y allí su fama continuó encumbrándola. Cómo me alegro.
Dos: El sábado en "La Noche en blanco" me embarqué junto a gente de la moda (David Delfín, Gómez, Duyos...) en un desquiciado intento de ver a las Chick on Speed. Íbamos todos capitaneados por el ínclito Borja Bas por el recinto de El Matadero, que es algo así como Auschwitz, pero de estilo Mudéjar. Borja sin querer derramó un poco de su bebida sobre un moro que andaba por allí. Y el moro, en un habitual alarde de su raza y su cultura, increpó a Borja siguiéndolo con amenazas de todo tipo. El moro y su amigo sujetaron incluso por la ropa al pobre Borja (que pedía perdón muy educadamente), y los allí presentes cercamos el jaleo para ver si podíamos frenar aquella absurda situación. Cuando el moro levanta el puño para estamparlo sobre la cara del periodista, mira al lado y dice ¡Un momento: Tú eres famosa ¿no? ¡Tú eres Bimba Bosé! Bimba, educada (y monísima) sonríe y dice que sí, y los moros acaban haciéndose fotos con ella, dándole 2 besos y brindando con Borjita. Conclusión: La fama puede ser un elemento pacificador.

Lo dice Diana Aller

1 comentario :

rajoy division dijo...

Has caído en la redes de Raquel como Manuel Batista. ¡Fuego eterno para ella, y viva la representante valenciana!