viernes, 31 de agosto de 2007

EL ENEMIGO EQUIVOCADO

ESTE TEXTO ME HA ENCANTADO. NO ES ACTUALIDAD, PERO CUÁNTA RAZÓN TIENE ANDRÉS...

Paradojas de la vida. La televisión estadounidense es la más competitiva del mundo, produce los mejores contenidos y, a la vez, es la que más respeta a sus televidentes. ¿O es tal vez la mejor televisión del mundo precisamente porque respeta a sus espectadores?

Uno puede hacer la prueba y entrar, por ejemplo, en la web de ABC y se encuentra, nada más entrar, lo siguiente: 'Dirty Sexy Money' (26 de septiembre a las 10), 'Pushing Daisies' (3 de octubre a las 8), ... o en la de CBS: 'Moonlight' (28 de septiembre a las 9), 'Cane' (25 de septiembre a las 10)... y así sucesivamente. Son las nuevas series de las cadenas, de las que los usuarios pueden ver ya sus sus trailers y saben qué día y a qué hora se van a estrenar ¡dos meses antes!

En casa, Antena 3 estrena la semana que viene (en menos de siete días) su serial de enfermeras y acaba de desvelar la hora de emisión, que ni aparece en su página web y que la mayoría de espectadores desconocen. Faltan apenas dos semanas para el desembarco de todas las novedades a las seis principales cadenas nacionales, novedades que la mayoría de la audiencia desconoce, no pueden ver sus avances en la web, no sabe ni qué día se emitirán y, por consiguiente, no tienen el mínimo interés por ver. Y luego encima son las propias cadenas las que se extrañan de que "todas las nuevas series fracasan".

En cambio, cada vez son más los españoles que cuentan ya los días que faltan para que 'Héroes' o 'Prison Break' estrenen temporada en Estados Unidos. Al día siguiente se bajarán el capítulo de Internet, sus subtítulos (si es que lo necesitan) y los verán a la misma hora que Telecinco estrena 'RIS', Antena 3 'La familia Mata' o Cuatro su 'Cuestión de sexo'. Y precisamente son los jóvenes, el target más codiciado por los anunciantes, los que están practicando esta "televisión saludable".

Las cadenas españolas tienen, ante esta situación, un claro problema de estrategia. Se han equivocado de enemigo. Se creen que manteniendo este secretismo absurdo hasta los dos días antes del estreno "sorprenderán" a la competencia, que no podrá contraprogramar y ellos tendrán esa supuesta "vía libre" para estrenar una serie que pillará por sorpresa a la mayoría del público, por muy intensa que sea la campaña promocional que lleven a cabo en las 24 horas previas al estreno. Roma no se hizo en un día...

En contra de lo que piensan los directivos, el enemigo de Antena 3 no es Telecinco ni el de Telecinco Antena 3. Los verdaderos "enemigos" de las cadenas para el estreno son esos millones de ciudadanos que, ese día, a esa hora, se encuentren en casa sin saber qué hacer y a los que tienes que convencer para que enciendan la tele y se pongan a ver tu nuevo producto. En EE.UU. lo saben perfectamente y la maquinaria de estrenos televisiva está perfectamente engrasada. En mayo, anuncian sus nuevas series mostrando sus primeros minutos, en agosto organizan un "tour" para la prensa y el público en el que los actores de las nuevas producciones se van presentando, abren sus webs, desvelan cuándo se van a estrenar, es decir, generan lo que ellos llaman "buzz", dicho de otro modo, intentan despertar ese gusanillo en el espectador, que poco a poco se va quedando con el nombre de la serie, sus actores, su argumento, y cuándo se emitirá. Si el producto realmente es bueno (lo que no siempre sucede), el resto de la temporada será como caminar por la alfombra roja.

Los resultados están a la vista. Muy raro es el estreno de calidad que fracasa en Estados Unidos y cada año son varias las series que consiguen superar su primera temporada. En cambio, aquí el índice de fracasos en ficción nacional está por las nubes y los directivos, en lugar de intentar luchar contra esta situación que ellos mismos han generado, lo utilizan para justificar su propia incompetencia. "¿Por qué sus últimas series no han funcionado?", les preguntan a varios de ellos. "Hay que tener en cuenta que las series españolas tienen un índice de fracaso de más del 80% en todas las cadenas", responden. Y se quedan tan panchos.

Las excepciones se cuentan con los dedos de las manos. A mi me sobran nueve. El único ejemplo de estrategia publicitaria medianamente acertada esta temporada lo tiene Buenafuente. En un hecho sin precedentes, sabemos desde julio que su nuevo programa se emitirá en laSexta desde el 17 de septiembre a las 00 horas. ¡El día y la hora! "¡Cómo se entere Vasile te planta un "hospitalazo" o un "serranazo"!" (estará pensando algún programador de la competencia). A lo que el sufrido espectador, le respondería "¡y a mi qué huevos me importa!". Los seguidores de Buenafuente ya saben el día que él empieza programa, y los que no lo son seguro que han visto ya los anuncios, o han leído por los blogs su curiosa "web en construcción".

Ante esta situación, me aventuro a hacer de pitonisa. En septiembre, otra vez, más del 80% de los estrenos van a fracasar. Y si por mi fuera, como si es el 100%.

Lo dice el ínclito Andrés Torres Fuentes (en FormulaTV)

No hay comentarios :