martes, 15 de mayo de 2007

¿ES J PLANETAS DIOS O SATÁN?


J aparenta ser una persona muy dual. Aunque muchos piensan que lleva toda la vida dedicada a la música, esto no es así. Su principal labor hasta hoy ha consistido en practicar el elogioso arte del autorretrato. Se muestra –artísticamente- a los demás como un personaje que en realidad no es.

J es el mejor estratega de la música que existe. Mientras sus compañeros de grupo estudiaban sus carreras, él, como los zánganos de la colmena, se dedicó a observar. Observó todo y se dio con inusitado empeño a tal causa. Su talento musical procede en un aproximadamente 90% del talento de otros. Se le hizo el oído a las armonías sónicas de la misma forma que a Tita Cervera se le educó el ojo a través de las pinacotecas del barón Thissen. A una le influyó Cezanne o Tamara de Lempicka, y al otro Beach Boys o the Jesús and Mary Chain.

J aprendió algo más (y lo sigue haciendo; es lo suficientemente listo como para ser consciente de su ignorancia). Aprendió a manejar la mente de los demás. Como un Jesucristo del Pop, practicó hasta conseguir doblegar a los demás a su voluntad. Sin violencia, ni enfrentamiento siquiera. Sus palabras, sus silencios van encaminados a convencer de lo que se le antoje, que por supuesto siempre es para el beneficio propio.

J se ha ocupado siempre de Los Planetas, siguiendo la mejor estrategia de marketing musical diseñada en España hasta la fecha. Es consciente de varios silogismos: En la música es fácil “triunfar” y difícil mantenerse. Lo ideal es mantener una fuente de ingresos más o menos estable para despreocuparse por el dinero y vivir bien. Luego, lo deseable resultará mantener una carrera musical que no llegue nunca a eclosionar para no llegar al gran público, pero de forma sólida para conseguir vivir holgadamente de ello.

J para ello ha utilizado las más inverosímiles tácticas. Resulta extremadamente amable en según qué momentos y en exceso distante en otros. Con su conjunto musicovocal realiza conciertos mediocres con una pésima selección de canciones alternados con excelentes directos (generalmente en ciudades pequeñas y fechas absurdas). Boicotea a su propio grupo, se niega a hacer promo, pero colabora con todo aquel grupo que se lo pide…

J ha emprendido (hace ya muchos años) una particular guerra con la –ya debilitada- industria discográfica, de la que, por cierto vive, y muy bien. En cuanto puede ataca a su propia empresa, y ésta, ignorante le ríe la gracia y le sigue dando dinero. En cualquier otra industria esto no sólo no serviría para nada, sino que supondría su inmediato despido. ¿Porqué no ha elegido una causa más justa para luchar: el maltrato infantil, las pateras, la extinción del buitre leonado? Porque así no sólo es un luchador, sino también un mártir. Se presenta como una víctima, de nuevo es el Jesucristo Superstar que tanto ansía.

J se defiende asegurando que es rentable para su disquera. Puedo asegurar (porque he trabajado ahí) que en absoluto lo es. Ni siquiera les da el “buen nombre” que grupo y compañía creen.

J escribe canciones de sentimientos fuertes, relaciones tormentosas, amores y odios. Sin embargo su vida amorosa es apacible como la de la marsopa. Picotea allí y allá y desconoce lo vertiginoso del amor verdadero o el sufrimiento y la felicidad que produce. Le gustan absolutamente todas las chicas que se le acercan y aunque para epatar hace ver que las prefiere muy jóvenes, la realidad es que no discrimina en absoluto y cualquiera le vale.

J consigue su objetivo. Se le ama o se le odia, no existe el término medio. Es la persona más egoísta que he conocido en mi vida, pero no puedo evitar adorarlo.

Lo dice Diana Aller

11 comentarios :

Anónimo dijo...

cuanta razon tienes

Mondo Gitane dijo...

J es uno que canta en un grupo andalú indie que ahora dise que se compra vinilo de segunda mano de flamenquito.. uno asina mu feo??

Buckley dijo...

¿Despechada? tus palabras te delatan.

Anónimo dijo...

¿La tiene tan grande como dicen?

San Juan de la Cruz dijo...

por tus palabras percibo que jamás has conocido, ni creo que llegues a conocer quien es realmente Juan Ramón. Crees que has interiorizado mucho pero te quedas en lo superficial, en lo que todo el mundo ve. Despecho o no, te equivocas vilmente.

Espero que algún día descubras el significado de su existencia.

jacksbrain dijo...

justo ahora estaba escuchando Db:
"piensas que me entiendes y no sabes nada sobre mí"
saludos

Anónimo dijo...

sinceramente, creo que no le conoces realmente. tiene una personalidad mas profunda que todo eso que escribiste

Anónimo dijo...

Hombre..., pienso que habla con cierto conocimiento, al menos con el mismo de los que hemos hecho algun comentario... Solamente pienso que se metió en terrenos pantanosos y todo quedó en una opnión subjetiva que me dejó un sabor parecido al de un vaso de agua...

Espero que tengas un plan "B"

NoSiempre

NaoBerlin dijo...

Jooooooder, no lo conozco pero después de haber sido fan suyo desde hace poco más de diez años creo que lo has clavado, porque todo encaja. De todas formas yo creo que sí he llegado al punto intermedio.

ndrgrnd dijo...

Hace como mas de 10 años, recuerdo que J decía que como la peña no tiene tiempo para salir, ligar y desfasar porque tienen que trabajar, ya lo hace él y lo transmite a los demás.

Lo peor es que hace ya muchos años que se vió sin competencia, al menos en España, así que tiró hacía esta maravilla de flamenco pop que será su legado. (otro concepto que le obsesionaba)

ndrgrnd dijo...

Hace como mas de 10 años, recuerdo que J decía que como la peña no tiene tiempo para salir, ligar y desfasar porque tienen que trabajar, ya lo hace él y lo transmite a los demás.

Lo peor es que hace ya muchos años que se vió sin competencia, al menos en España, así que tiró hacía esta maravilla de flamenco pop que será su legado. (otro concepto que le obsesionaba)