martes, 30 de enero de 2007

¿PORQUÉ A LOS ARTISTAS DE MIAMI LES CRECE LA CABEZA?

¿Te has fijado alguna vez -como joven intrépido que supongo que eres- en el cabezón que tienen Alejandro Sanz o David Bisbal, y antes no tenían? No sólo ellos. El repelente matrimonio compuesto por Emilio y Gloria Stefan fueron pioneros en este roceso inverso al de los jíbaros. Les siguieron Rocío Durcal, Kike Santander, Paulina Rubio... Todos ellos afincados en Miami aunque fuera de manera ocasional.
¿Qué les ha ocurrido? Es un proceso complicado que se debe a un desmedido afán por el éxito, y que comienza, como todas las obsesiones, con una autoestima muy muy baja y la absurda obsesión de compararse con los demás. En este caso, con los demás cantantes.
Unos a otros se pasan una receta "milagrosa" que deben tomar sólo en momentos muy puntuales. Esta pócima aclara la voz de forma tal, que una voz mediocre podría pasar por lírica profesional.
Y como todo secreto, tiene sus graves contrapartidas. La primera: el efecto dura apenas 2 horas. La segunda: crea adicción (más psicológica que otra cosa). Y la tercera: si se abusa de ella, el volumen craneal aumenta hasta producir efectos secundarios muy adversos.
¿Y qué es esta receta? un compuesto de drogas conocidas como inhibidores de la bomba de ácido. Incluidas en este grupo están Prilosec® (Omeprazole), Prevacid® (Lanzoprazole), Axid® (Nizatidine), Protonix® (Pantoprazole), o el nuevo medicamento Nexium® (Esomeprazole). Un cóctel cuyos compuestos varían de unos a otros artistas y que se cree están aderezados con mandrágora, achicoria e incluso hoja de coca. El preparado lo recetan los médicos de las estrellas en Miami, y enganchan desde la primera toma.
Existe incluso la teoría de que Rocío Durcal en realidad no padeció un cancer, sino que la cabeza le estalló. Lo cierto es que en sus últimos años parecía un perro pequinés engordado artificialmente con clembuterol...

Lo dice Diana Aller

1 comentario :

Anónimo dijo...

hola me gustaria saver un hechizo para quitar la envidia y tener suerte enla loteria