viernes, 23 de junio de 2006

mi parto (2ª PARTE)

...Tras unas horitas más retorciéndome de dolor, entró una persona -quiero pensar que enfermera, y no una degenerada que pasaba por allí- y ¡sorpresa! No introdujo sus dedos en mi anatomía! Me giró en la cama y me dijo "Te voy a poner un enema, no te preocupes"... ¿Que no me preocupara? De pronto noto algo helado y acuoso en mi ano (una sensación nada agradable, la verdad) y en cuanto la mujer cerró la puerta, me levanté con absurdo cinturón de monitorización, mi camisón transparente con el culo al aire y mis 30 kilos de más hacia el vater, donde solté un alto porcentaje de mi alimentación en los últimos 20 años. Y yo allí expulsando, gritando de dolor a mi pareja que no quería que me viese ni me recordase en ese lamentable estado de vejación. Debí adelgazar 7 kilos. Teniendo en cuenta que era verano y no me dejaban comer ni beber, el nivel de deshidratación era considerable...
Al comentarlo con el siguiente enfermero, me pusieron un suero por la vena y arreglado.
Al poco me bajaron a poner la epidural. Yo pensé que sería un alivio... Que va: Primero tienen que pinchar (¡entre 2 vértebras!) en la espalda para dormirtela, y después dejan un goteo puesto con la famosa epidural (que encima se me infectó) colgando de la espalda. La mujer que me administró las inyecciones me pidió que me sentara en una camilla. Me colgaban las piernas y se me veía el culo. Parecía un grotesco muñeco de un ventríluoco.
Con tanta medicalización, aparte de parecer robocop (cables saliendo por todo mi cuerpo!) pero en plan muñeco de nieve gordo, me destemplé muchísimo y no podía parar de tiritar. Se me durmieron las piernas, pero las notaba como carne muerta. Es una de las sensaciones más desagradables que puedas imaginar.
A las pocas horas (y unos cuantos tocamientos vaginales más tarde, -a los que yo me defendía inutilmente diciendo que iba a ser una cesárea-) llegó un enfermero a recogerme, y me llevó al quirófano.
Yo me había grabado un cd con canciones jipis, para que fuera lo primero que escuchara mi hijo al nacer, pero ni me atreví a pedir permiso.
Entré sola (mi marido se quedó en la habitación) y allí había 6 ó 7 personas que ni me saludaron, con una radio puesta donde sonaba M80. Entre ellos hablaban de avales e hipotecas, y sólo de vez en cuando me decían "¿notas algo?" "¿notas si el agua está fría o caliente?"
He de decir que tenía puestos una especie de "grilletes" en muñecas y tobillos, sumados a toda la parafernalia de turcas, turbinas y motores que salían de mí y una decorosa lona verde delante de mi cara para "que no viera nada"... ¡Qué detalle!
Me afeitaron la mitad del pubis. La mitad, qué gilipollez, me abrieron la tripa, mientras yo notaba los cortes de las distintas capas, y notaba como tiraban del cuerpecito de mi niño, mientras decían "sólo queda la cabeza!". Al sacarla sonó un "flop!" como de vacío. Sonaba en M80 "Dignity" de Deacon Blue. Añadieron más sedantes a los que ya circulaban por mi cuerpo, escuché el llanto del bebé a lo lejos y lo siguiente que recuerdo es despertarme en una camilla tirada en un pasillo.
Apenas tenía fuerzas para hablar, y seguía tiritando. Cada vez que pasaba alguien por allí pedía que me llevaran con mi hijo, que quería conocerlo... Y me contestaban que en un rato, que ahora era el cambio de turno de los camilleros.
El milagro de todo esto es que yo no tengo un trauma de dimensiones colosales.
Por eso, cuando veo a las chicas del Ladyfest, reivindicando gilipolleces (que no se sienten representadas en el mundo de la música underground), me dan ganas de decirles "pues es tan fácil como sentirte representada. ¿Porqué no luchas por un sistema sanitario lógico, natural, femenino? Pues eso...

Lo dice Diana Aller

2 comentarios :

Laura dijo...

Hola!
Bueno, con todo esto que has dicho a una se le quitan las ganas de ser madre...la verdad es que yo desde siempre le he tenido miedo al parto. En fin, es algo por lo que tenemos que pasar las que queremos serlo.
Espero que después de tanto sufrir tu hijo sea muy guapo y esté sano.
Yo en un principio había entrado en el blog para decirte otra cosa...pero da igual. Mucha suerte con tu niño.

elephantcom dijo...

Here are some links that I believe will be interested