viernes, 15 de febrero de 2019

8 TEORÍAS SIN FUNDAMENTO

1- Los productos Deliplus, de Mercadona, son económicos y no del todo malos. eso sí: favorecen una imagen netamente choni, que muy bien (viva las anarcochonis, por cierto, admiración infinita hacia ellas) pero que igual no es lo que buscamos. Los productos capilares NO SÉ POR QUÉ alisan y engrasan el flequillo. Sólo el flequillo. Y los corporales, favorecen un brillo artificial con olor a plástico perfecto para ser lo más de la barriada o ronear en el Islazul.


(El CC Islazul desde un dron)

2- Las pirámides de Egipto no las construyeron extraterrestres ni esclavos, como nos quieren hacer creer historiadores, iluminados y estudiosos. La intuición me dice que fueron trabajadores bien pagados y atendidos, motivados y de alta cualificación. Es la única forma de acometer semejante obra con precisión y tino, aunque hoy pensemos que no tenían teoría ni tecnología a tal efecto.

(Qué majas y qué tiesas las pirámides)

3- No me voy a extender en esto, pero ya conté por aquí que Deliveroo parece que maneje un sofisticadísimo algoritmo sobre nuestros gustos sexuales. Conoce nuestras querencias más íntimos: las series que vemos, el porno que consumimos, los horarios que manejamos... y cruzando estos datos, nos envía a los repartidores que más se ajustan a nuestras inclinaciones sexuales. Lo tengo comprobadísimo.
(Confiesen: Todas nos hemos follado cosas peores que esta)

4- La teoría del Modelo Estandar explica bastante bien cómo opera la materia y las fuerzas que la gobiernan, pero claro, se refiere a la materia que se ve: galaxias, planetas, estrellas, latas de cerveza, Paquirrín y esas cosas... Pero eso que conocemos es aproximadamente un 4% de la masa del Universo. El 96% restante en teoría sería materia oscura y energía imposible de percibir. Cada día creo más fervientemente que ese vacío invisible es un sueño de Resines. O de cada uno de nosotros. O de Dios.
(Para ilustrar la teoría del modelo estándar, he decidido poner a un modelo estándar)

5- Despertarse al menos dos noches por semana en torno a las 4 de la mañana es un síntoma de ser adulta, de hacerse vieja, de estar tirando de reservas para vivir. Llegados a cierta edad, el organismo va cumpliendo cupos. Cupos de sueño, de estrés, de agotamiento y de "me suda el coño". Y eso provoca que nos despertemos sin sentido de madrugada. Por supuesto, no hay explicación científica. Pero es mi teoría ¿vale?

(Despertarse a las 04.00 no mola)

6- La gente que usa expresiones como "peques" o "enanos" para referirse a los niños (a veces incluso los suyos propios) merece la esterilización. La gente que usa expresiones como "ponerse las gafas moradas" o "empoderamiento" merecen ser heterosexuales y de derechas. (Qué vergüenza ajena da cuando la gente no se entera de lo que habla). El uso de iconografía gratuita de Frida Khalo, también debería estar penado y convenientemente recogido en el Código Civil, pero eso lo dejo para otro día.

(Castración ya)

7- Las famosas estelas químicas de los aviones son simplemente liendres lanzadas al aire. Los piojos son un negocio boyante que en 2019 sería facilísimo erradicar. Pero mueve tanto dinero, que compensa tirar sobre las cabezas de nuestros hijos estos parásitos tan engorrosos.

(Tantas rayas, no puede ser bueno)

8- La prehistoria ha sido tradicionalmente leída por señoros desde una perspectiva tuerta y cercenada. Por eso ha persistido la imagen del troglodita golpeando a la mujer en la caverna... Porque es una fantasía construida sobre una realidad mustia y acotada. Si se estudiaran desprejuiciadamente los restos que empezaron a aparecer en el Neolítico, entenderíamos unas sociedades matriarcales cuando no igualitarias. La proto cultura, la religón y la base sociológica de las civilizaciones tendría un acento profundamente femenino. Pero yo qué sé...

(Yo me iba de romería con esta gente ahora. Qué confort de prehistoria)

Lo dice Diana Aller

jueves, 14 de febrero de 2019

VIVA EL AMOR

Se acerca San Valentín. Como cada año, recibiremos un montón de impactos-publicitarios sobre todo recordándonos celebrar el amor. De igual manera, nos alertarán de los horrores del amor romántico desde otras fuentes. Yo misma desde hace años, vengo escribiendo contra San Valentín y sus festejos remunerados.
Pero este año, he decidido abrir la mano. Abrir incluso mi corazón. Abrirme entera. Este año he decidido celebrar el amor. El romántico y el de verdad.

...Porque una cosa es ser consciente de las garras heteronormativas y de la apología de los celos encubierta bajo las alfombras culturales del capitalismo; y otra muy diferente, es conocer el alcance sentimental de nuestras almas sedientas y celebrarlo.

 Y de esto quiero hablar: del amor, el amor a las amigas, a un familiar desvalido o a uno fuerte. El amor a esa compañera de trabajo a la que nunca le hemos dicho que la queremos. El amor incluso a los objetos, tan incomprendido y denostado. El amor a las mascotas, -verdaderas familias que nos aman incondicionalmente-.  Propongo usar San Valentín para celebrar los amores, en plural, los amores festivos, los de luto y de color. Los amores tardíos, los jóvenes y reventones. Los amores lisiados, los imposibles, los posibles pero vagos y con dejadez. Los amores raros y tuertos. Los amores con olores rancios, sexuales o caducados.
Hay que quererse, cuidarse... Celebrar el amor, siempre es un acierto.



(Como este corazón, no hay ninguno)

Así que, sí: FELIZ SAN VALENTÍN a todes. (Me encanta hablar y escribir valenciano inclusivo)

Lo dice Diana Aller

martes, 29 de enero de 2019

RECOMENDAR POR GUSTO

Sobre todo cuando me va a venir la regla, me cuesta abrir las redes sociales. Siento pena y rabia por todo, incluso por lo que me suele gustar cuando no estoy premenstrual. 

Hay algo que me molesta especialmente, y es cuando la gente confunde su vida consagrada al capitalismo con el rédito hedonista. Cuando anuncian, como si fuera una maravilla, cualquier cosa en la que han trabajado. Promocionan gratuitamente eventos huecos, programas de televisión para inteligencias regresivas, números de revistas ilegibles...

En esta era de precarización, deberíamos plantarnos y cobrar como hacen los influencers por promocionar un producto. Porque hacerlo a título personal y gratis, empobrece nuestra imagen de cara a los demás, que da igual, pero también nuestro espíritu, que eso es tremendo.

Me niego a proyectar como mía la imagen de un trabajo. Puedo colgar una foto del sitio donde trabajo, hablar de ello... pero no promocionarlo, porque en un mundo tan estratificado y poco generoso, eso es un trabajo. Si los prescriptores promocionan cosas en las que no creen, es su problema, porque ES SU TRABAJO. La credibilidad de Paula Echevarría parece que da igual, sólo importa lo que mueve y lo que vende. Pues ya está. Dejemos que el sector influencer se profesionalice, que las empresas inviertan en promoción y paguen a quien corresponda para llegar a su nicho de público y la gente con criterio hable de lo que le gusta e interesa.

Si nos embarcamos en un proyecto ilusionante ¿Por qué no contarlo? Pero si es un trabajo que acometemos sólo por dinero, igual no es algo para recomendar... 

Cada vez es más difícil separar ocio y trabajo, lujo y precariedad, sostenibilidad y contaminación... De verdad, tengamos una mínima conciencia, aunque sólo sea para que Facebook vuelva a ser divertido. (No soporto el autobombo, los linchamientos y los debates predecibles: lo único que me gusta de las redes sociales es lo que me hace reír, porque ya ni me hacen reflexionar).

Y ya que hablo de esto, les voy a recomendar dos cosas en las que no tengo nada que ver, son eventos en Madrid que me interesan, sin más:

*JORNADAS de género e identidad a través de la moda (15 y 16 de febrero). (Importante: Gratis)



*UNA ÚNICA REPRESENTACIÓN DE TEATRO de Brays Efe el 5 de febrero que se llama "DE REPENTE" en el Teatro Lara.


Madrid 23 de Enero de 2019 - La mezcla del brillo a veces decadente de Broadway, el espíritu mordaz de los Late Night Shows, la improvisación de los nuevos formatos teatrales o el descaro de los programas de variedades de los 80 y los 90 en nuestro país le han servido de inspiración a Brays Efe para crear y protagonizar su primera obra: “De Repente”.
Una pieza insólita en la que no solo Brays será quien guíe la acción: el público será el coautor de este espectáculo de pase único que recoge el espíritu rompedor pero que no renuncia al costumbrismo del actor. Brays, ganador del premio Feroz al mejor actor en 2017, participa actualmente en Tu cara me suena y está preparando la tercera temporada de Paquita Salas, la serie ganadora del premio Ondas. Además, forma parte de esa generación de artistas que ha revolucionado la escena gracias, precisamente, a no renunciar a nada, a perderle el miedo al dogmatismo y a mezclar estilos y referencias sin temor alguno.
El propio Brays nos cuenta qué le parece la obra: “En este proyecto he podido desarrollar y mezclar muchos formatos que me interesan, es tan Johnny Carson como Joan Rivers, un formato clásico en el que permea lo underground y en el cual soy tan protagonista como espectador y donde el público también es creador y en el que absolutamente todo puede ocurrir”.
El lugar elegido para la representación no podía ser otro que el Teatro Lara, fundado en el siglo XIX y en el que se estrenaron obras maestras de la dramaturgia nacional como Los intereses creados, del Nobel Jacinto Benavente. Además, el Lara fue la cuna de La Llamada, el proyecto que lanzó a Los Javis, que contó con la participación de Brays en algunas funciones especiales. Un musical estrenado en el año 2013 en el vestíbulo del edificio, que sigue representándose cinco años después, convirtiéndose en una de las obras con más tiempo en cartel de su historia, además de en una película galardonada con un Goya.
Ni el propio Brays ha desvelado los detalles de este show que será representado una única vez cuya producción ha llevado a cabo con J&B, que en su apuesta por la creatividad y los formatos disruptivos le ha dado la oportunidad de crear un espectáculo que dará que hablar pero del que aún se sabe muy poco. Lo único seguro es que tendrá lugar el próximo 5 de febrero y que quien se lo pierda se perderá uno de los shows del año. Y eso que acaba de empezar.
Si quieres asistir, haz click AQUÍ para participar en un sorteo.

TÍTULO: DE REPENTE
HORA: 20:30 HORAS
FECHA: 5 DE FEBRERO
LUGAR: TEATRO LARA
CREADA  Y PROTAGONIZADA POR: BRAYS EFE

Lo dice Diana Aller