viernes, 5 de octubre de 2018

¿QUÉ TIPO DE PERSONA SOY?


Mi amiga Zaida Carmona me ha confesado sin rubor ni vergüenza por su parte, que lo que más le gusta en la vida es hacer test. ¡Lo que más le gusta en la vida! ¿Le gustará más que lanzar un chicle bien lejos después de masticarlo? ¿Más que el recorrido de una lengua por sus latitudes genitales? ¿Más que eructar cerveza un jueves? Mira, no sé. El caso es que para ella y para toda esa gente que gusta de hacer test, aquí dejo este, todo lo genérico que he podido hacerlo y con mis pocos saberes del comportamiento humano. Pero con cariño, eso siempre:
*Aviso: Le llevará un ratejo. Póngase cómodo y aleje el móvil.
*Otro aviso: Debe elegir la respuesta que más cerca esté de definirle/la con honestidad y sume los puntos de cada bloque. (Y todos juntos también)

TEST

BLOQUE 1: I WANNA BE…

1.       MI NIÑEZ
b) No siento ninguna nostalgia por ella. (2)
c) Fue previsible como un estado de Facebook de Víctor Lenore. (-2)
d) Esto que es ¿una práctica de primero de psicoterapia? (0)

2.       DONDE ME VEO (NO DONDE ESTOY, NO: DONDE ME VEO) LABORALMENTE
a) En un lugar donde pueda regular el aire acondicionado y la calefacción sin tener que pactar con nadie, investigando tranquilamente. (-2)
b) Me da igual el horario, pero tengo que soltar un poquito de adrenalina y no hacer el mal. (4)
c) Dando clase y teniendo 2 meses de vacaciones. (0)
d) Quiero tener capacidad de decisión sobre mi destino y desarrollar un mínimo de creatividad, aunque eso suponga pagar una cuota de tiempo, de felicidad o de autónomos. (2)

3.       QUERRÍA…
a) “Idealista” no es un portal inmobiliario, es mi esencia. Tengo ambiciones imposibles: Que caigan todos los dictadores en una noche estrellada, que los departamentos de I+D crezcan como secuoyas y que entre las especias del supermercado, se venda marihuana. (4)
b) Me veo en 2027 leyendo en una butaca de cuero un día de lluvia, acariciando a mi mascota. Se acerca mi pareja, me da un beso y siento que me quiere. Respiro hondo y pienso “La vida es esto”. (2)
c) Con un trabajo justamente remunerado y buena salud, me conformo. (0)
d) Yo tengo sueños en la cama y ya. (-2)



BLOQUE 2: …Y ASÍ SEGUIRÉ

4.       GASTO MIS HORAS
a) En un cine soy feliz como un cangrejillo de río (-2)
b) En mi casa es habitual encontrar cercos de vasos sobre la mesa o motitas blancas de lavarse los dientes en el espejo del baño. Me encanta la pizza ¿Hay alguien a quien no le guste la pizza? (2)
c) Me encantaría ver una editorial de moda independentista. Pero paso mis horas viendo stories mientras cago. (0)
d) Soy muy de soltar endorfinas moviéndome: Me da igual cómo, pero necesito actividad. (4)

5.       CON SINCERIDAD, SOY…
a) Soy borde. ¿Y? (2)
b) Se me da mejor mandar que obedecer, las cosas como son. (4)
c) Tengo pocos defectos, pero me afloran todos juntos los domingos de resaca. (0)
d) Tengo manías tontas y pequeñas. No me importan ni a mí (-2)

6.       PERO TAMBIÉN…
a) Puedo soportar sin problemas una conversación bien cerca de alguien con olor a kebab. (4)
b) Me encantaría ir a un 100 Montaditos con la máxima autoridad mundial en ocultismo, Aramís Fuster. (2)
c) Me identifico con las 5 spice girls. Y porque no hay 10. (0)
d) Codicio los bienes ajenos y no siempre honro a mi padre y a mi madre, pero mala gente no soy. (-2)


BLOQUE 3: ME GUSTAS TÚ

7.       ME ESTOY QUITANDO
a) Me muerdo las uñas/Me toco el pelo/hago dibujos geométricos mientras hablo por teléfono. Me gusta moverme: bailar, caminar sin rombo, follar… (2)
b) “Lost” marcó un antes y un después en mi vida. Disfruto viendo series como un mandril copulando en una rama de un cocotero guineano. (0)
c) No practico todo lo que me gustaría los deportes extremos. (4)
d) Encuentro un placer salvaje, enfermizo y pornográfico en no hacer nada. Perder el tiempo es ganarlo. (-2)

8.       SOY UN SER DE MI TIEMPO
a) He hecho al menos una de estas cosas: Yoga, running, retiro espiritual, mindfulness, pilates. (0)
b) No entiendo a la gente que tarda 4 horas en ver un museo. (4)
c) Me produce más placer lo que me entra por los oídos, que lo que me entra por los ojos (pero no lo que me entra por otros orificios, ni mucho menos lo que me sale de ellos, que todo me da mucho gustirrinín). (-2)
d) Detesto cómo han pervertido las canciones de The Cure, el look Lolita, “Al final de la escapada”, Lorca (el poeta, no la localidad murciana), la figura de Ian Curtis… Qué coño: Soy un grinch de la cultura popular. (2)

9.       TENGO LO MÍO
            a) Lo más raro que hago es masturbarme para coger sueño. (0)
b) Me gustan los comics y la gastronomía. Eso está bien ¿No? (2)
            c) Llevo en secreto mi gusto por los dacios y los fenicios. (O los delitos rocieros, o la biotecnología de las alubias pintas, u otros saberes incomprendidos cualesquiera) (4)
            d) Tengo secretos inconfesables, como todo el mundo. (-2)



BLOQUE 4: LAS COSAS DEL QUERER

10.   MI PASADO AMOROSO
a) Tras una ruptura, mi especialidad es el “Periodo ventana” (definido por Guille V Zapata como Ese tiempo "que te das" en el que reflexionas o acabas volviendo o dejándolo del todo. O el tiempo después de dejarlo en el que se permiten mensajes del tipo "qué tal estás? Te echo de menos” o mensajes borracho: "te qweiero, vamsad a follarfas" Ojo, porque si en el periodo ventana (el de reflexionar) ya la lías parda, te lías con otra gente y tal, la ventana se reduce a varios meses de odio, insultos y despecho (sin erótico resultado). (2)
b) Lo mío es elegir mal. No he dado ni una jamás. Soy un poco Alba Carrillo. (4)
c) Bien, gracias. (Soy la persona que antes ha admitido ser borde) (0)
d) He echado mano en más de una ocasión de “pescado congelado” (ex que tenía a mano, porque era lo único que me podía echar a la boca) (-2)

11.   MIS DESEOS
a) Aspiro a encontrar el amor (-2)
b) Quiero encontrar a alguien para que me acompañe a una romería. Sólo eso. (4)
c) Intento que no, pero la monogamia tira de mí. (0)
d) Si me sujeta el pelo para potar, es amor. (2)

12.   CON MI PAREJA…
a) Soy ese tipo de persona que se angustia si su pareja no contesta un whatsapp leído. Pero negaría esto ante un tribunal. (0)
b) Sólo le pido a la vida encontrar a alguien que no haga ruido al comer. (2)
c) Creo que inconscientemente me molan las broncas e incluso las provoco, porque me flipan las reconciliaciones. (4)
d) No sé como acabar la frase “Con mi pareja…” (-2)


BLOQUE 5: LAS COSAS DEL FOLLAR

13.   FILIAS
a) Yo me dejo hacer de todo. (-2)
b) A veces me asusto de las cosas que me ponen últimamente (Alguna de estas opciones: gerontofilia, ombligos peludos, olor a rotulador edding, frutas pasivas (sí: frutas bien quietas), ropa interior mojadísima sin que me importe lo que hay dentro, pezones femeninos peludos, cicatrices, música de Izal, restos de excrementos de hace días (nada de recientitos y frescos), obesidad mórbida… (2)
          c) Sexualmente sólo encuentro lo que me gusta en la Deep web. (4)
          d) Venga, lo confieso: Soy de esa gente abyecta que se masturba pensando en un/una ex. (Hola Javi) (0)

14.   FOBIAS
a) No soporto que me susurren al oído. (0)
b) No soporto los genitales anchos (Que cada uno entienda esto como quiera). (2)
c) No soporto la homosexualidad (masculina y/o femenina). (4)
d) No soporto vivir. (-2)

15.   YO Y EL SEXO
a) No exijo gran cosa. Con que el ser que me follo respire, es suficiente. (-2)
c) Me jode muchísimo excitarme haciendo cola en la caja del Lidl y luego no responder cuando estoy con alguien increíble. (0)
d) Me he masturbado en mi centro de trabajo, en mi instituto/universidad, en una reunión familiar, en una funeraria… En todas partes, joder.  (4)


RESULTADOS

SUMA TOTAL DE PUNTOS DE LOS 5 BLOQUES: (UNOS TRAZOS GRUESOS SOBRE USTED)

De -30 a -7 AMEBA
A usted le da igual un so que un arre. Usted no está viviendo una vida, la vida le está pasando por encima. Se deja llevar en el trabajo, en un after, en su vida sentimental. Muévase un poco, haga el favor.

De -6 a 19 TENSIÓN BAJA
Lo suyo tiene un nombre trisílabo: Vagancia. Es una pena, porque es de naturaleza creativa y salada, pero se deja llevar por los males de nuestro tiempo: las malas compañías, la droga, las redes sociales y el capitalismo. Su nivel de mansedumbre es alto y sus felicitaciones de cumpleaños a los amigos, cada vez más cutres.

De 20 a 38 ALMA GITANA
Usted explota al máximo sus virtudes, que puede no sean una maravilla, pero ahí están. Le preocupa la estética más que la cultura, pero hace un buen papel aunque se quede en la superficie. Encadena parejas y se emociona demasiado aun siendo cosa de una noche.

De 39 a 60 TOM TOM TÓMBOLA
A ver, alma de cántaro ¿De qué huye usted? Vive con tanta intensidad, que no se para a saber ni a donde va tan corriendo en la vida. Respire un poquito hondo, porfa.


SUMA POR BLOQUES:

BLOQUE 1: SUS ASPIRACIONES
De -6 a -2: Usted es como un patito amarillo de goma en una bañera. Está ahí sonriendo sin pararse a pensar que el agua va a desaparecer por el desagüe. Su único interés en la vida es sobrevivir y su momento más preciado del día cuando se sienta a cagar mirando el móvil.
De -1 a 2: Puede esperar más de la vida. Hasta ahora no le ha ido del todo mal dejarse llevar y pasar desapercibido, pero ha llegado el momento de plantearse qué quiere hacer de verdad y cuáles son sus capacidades. Muy probablemente, no está desarrollando su potencial.
De 3 a 7: Amiga, amigo: Usted ya sabe que la vida es eso que sucede mientras mira el móvil. Está muy bien tener una profesión liberal, pero míreme a los ojos (bueno, a este asterisco negro tan coquetuelo *) y dígame qué puede hacer para tener una vida más digna, mejor remunerada y con menos alcohol. Dígamelo en privado también, que me interesa mucho su respuesta.
De 8 a 12: A ver, usted es un fenómeno desatado de la naturaleza. Tiene una imaginación desbordante y le va muy bien ir al gimnasio y visitar a su familia y bailar merengue y comprarse una casa en Legazpi y contratar un producto financiero y opositar a judicaturas y tener mellizos y ser bisexual y hacer gimnasia y subir una montaña y cambiarse el nombre y comer choped y pintarse las uñas de negro. A usted le va bien todo, pero una cosita: deje de interrumpir a los demás cuando hablan.

BLOQUE 2: SU PERSONALIDAD
De -6 a -3: Usted es amigo de sus amigos. Váyase de aquí y no vuelva, por favor.
De -2 a 2: Veo un poso triste en su mirada. Si de verdad es tan gordo eso que le preocupa, llame a Esperanza Gracia, pero si de verdad es un problema como los que tenemos todos, déjese de mandangas y celebre la vida, que nada es tan grave. De verdad, es que me da mucha rabia
De 3 a 7: Usted tiene muchos defectos, pero la mejor de las virtudes: un sentido del humor fabuloso.
De 8 a 12: Intuyo que usted es una persona rápida y despierta, pelín alocada. Que sale mucho y entra poco. Su gran baza es que es muy resolutiva o resolutivo. Pero no se queda con los detalles y va un poquito a lo suyo, las cosas como son.

BLOQUE 3: SUS GUSTOS
De -6 a -2: Usted es una mortaja.
De -1 a 2: Su planazo es fumar porros viendo Netflix. O fumar porros en un parque. O fumar porros en pareja. O fumar porros en abril. Usted lo que es, es un fumeta. Le parecerá bonito.
De 3 a 7: Me gusta mucho su forma de entender el ocio y la cultura, mezclándolo todo el rato. Me gusta cómo disfruta de la música y le encuentra matices nuevos. Me gusta también su capacidad de disfrute con chorradas. Por ponerle un pero: Es difícil desligar sus gustos del gasto de dinero y eso es una faena, no me diga que no.
De 8 a 12: A ver, una cosita: El deporte no es ocio. Hay otras formas de soltar endorfinas y son todas estupendas. Y otra cosita: Tiene que aprender a marcharse en el momento justo. Lo malo de sus ratos de ocio es que no sabe retirarse a tiempo.

BLOQUE 4: SUS AFECTOS
De -1 a 2: A ver: No es el fin del mundo que su pareja le deje. De hecho ¡es una bendición! Tiene que aprender a ver la vida como un humano y no como un pequeño pony. Y sepa usted que estar sola o solo no es ninguna tragedia. (Yo llevo así muchos años y me cuesta encontrar gente más feliz). En general, debe dejar de vivir los afectos con temor. Confíe en usted: nadie le conoce tan bien.
De 3 a 8: Usted busca parejas parecidas a usted y claro: puede ser muy duro estar frente a un espejo. Le rogaría que buscara polos opuestos para emparejarse. Si quiere una relación feliz y duradera ábrase un poco, deje de ser tan selectiva o selectivo, porque en realidad lo que hace es cerrarse puertas. Todes sus ex se parecen demasiado. Piénselo.
De 9 a 12: Está muy bien la pasión, y es muy bonito el arrebato amoroso, pero de verdad, que también cansa estar todo el día discutiendo y llevando una vida amorosa tan alocada. Quizá usted es una persona demasiado taxativa en los afectos: la gente es buena o mala, no hay escala de grises para usted. Con frecuencia le atrae gente con pareja, que vive lejos o que por lo que sea es imposible.  Céntrese un poquito.

BLOQUE 5: SU SEXUALIDAD
De -6 a -3: Lea a ver.
De -2 a 2: Cualquier opción sexual que respete al prójimo, es válida, por muy cristiano que suene esto. Me refiero a que usted tiene una sexualidad sana y normal. Quizá (y esto sí que es herencia católica) le cuesta desligar el amor del sexo. Pero vamos, que usted es de las/los que disfrutan, las/los que saben demandar y prodigar placer y de los que se excitan a veces sin querer. Tiene cierta madurez sexual, aunque mejor le iría si A) Deja de fijarse en el porno como baremo o B) Deja de valorarse según la proyección sexual: su forma física, sus medidas… esas mierdas. Aparque las inseguridades, que a estas alturas no sirven de nada se le deberían ir de golpe si usted supiera, que por pura estadística, hay al menos 5 personas que se han masturbado pensando en usted.
De 3 a 8: Usted cree que lo suyo es abyección, pero no. Lo que le pasa es normal, es su sistema endocrino, su naturaleza hormonal. La mayoría de la gente es igual, pero no lo dicen. No pasa nada por masturbarse sin parar un día tonto o tener fantasías con gente que le da asco, pero los demás no lo cuentan. Lo que debería plantearse, así entre usted y yo, es lo de la infidelidad. Bueno y las ETS. Cuídese.
De 8 a 12: Pues un poquito degenerado/degenerada yo creo que usted sí es…




Espero que haya disfrutado de su retrato y que le haya sido propicio. Bueno, en realidad me da un poco igual.

Lo dice Diana Aller

lunes, 24 de septiembre de 2018

BUSCANDO NUEVAS AFICIONES


Creemos que a todo el mundo le gusta que le hagan cosquillas, la cerveza o que le pasen la lengua por los genitales. Pero hay personas con un número de la seguridad social asignado, con derechos y obligaciones tributarias y que respiran por unos pulmones muy parecidos a los nuestros, a quienes no gustan estas obviedades.

Claro que también hay gente que hace una cosa que se llama body pump y gente que cocina -incluso come- caracoles o gente que estudia informática.

La maravilla que define esto es la diversidad. Y gracias a ella, nos volvemos compatibles, aprendemos a aceptar y hasta nos enamoramos de las diferencias de los demás.
Me he propuesto buscar aficiones raras y me ha costado mucho. En tertulias, chats, internet y conversaciones con unos y otros, se tiende a considerar aficiones a las filias sexuales (a las que dediqué muchos capítulos de éste su blog amigo) cuando no a las adicciones. Pero para esta ocasión me interesan sólo esas cosas que psicológicamente no determinan nuestros miedos y deseos… Sólo pasatiempos que distraen en los ratos de asueto.
…Y esto es lo que he encontrado, mientras busco a qué aficionarme, (y no lo encuentro):

1. Extreme Ironing es una gilipollez tremenda, que se le ocurrió en 1997 a un inglés llamado Phil Shaw. Consiste en unir la plancha, (el acto de planchar, no el objeto) con alguna actividad de riesgo. Por ejemplo, encima de una canoa. En teoría une dos experiencias: una tediosa y otra emocionante para conseguir un punto de equilibrio. El creador del extreme ironing pasó una nochevieja en Nueva Zelanda y les contó su idea a unos mochileros alemanes, que como tenían poca faena se dedicaron a propagar este protodeporte. Y para qué queremos más. A principios de este milenio se vivieron los momentos más álgidos, copando huecos en informativos de todo el mundo. No creo que hoy lo practique nadie en el mundo entero.


2. Amasar y coleccionar pelusas del ombligo. Quien más quien menos se ha encontrado en esa cavidad caprichosa que es el ombligo, restos de fibras de la ropa y polvo de la propia piel. Por lo visto hay gente que se relaja toqueteando lo que ahí encuentra. Un bibliotecario australiano, Graham Barker, figura en el libro de los Records Guiness, como el mayor coleccionista de pelusas de ombligo. Empezó en 1984 a guardar en frascos transparentes los residuos y lleva acumulados más de 22 gramos.


3. Cazar ranas: La caza, además de ser una salvajada medieval que sólo tiene de admirable la vestimenta (qué bonito todo, pardiez), sirve para hacer bastante ejercicio. Imagínense cómo debe ser de agotador perseguir ranas. Un “deporte” que no sé el predicamento que tendrá, pero que al parecer practica Paris Hilton en los jardines de sus mansiones. menos mal que ella las devuelve a la naturaleza para que sigan viviendo felices.


4. Usar redes sociales curiosas: Gran parte de nuestro tiempo libre lo donamos a whatsapp. Instagram, etc. Incluso el tiempo que no nos sobra. Hay apps y redes para todos los nichos comerciales o emocionales. Incluso espirituales: Desde MayFeelings (para rezar en comunidad, donde se puede escoger un tema o sumarse a cualquier otro para rezar, hasta Line for Heaven donde una se puede ganar el cielo a base de buenas acciones y confesiones. Hay incluso opciones para odiar: En Hatebook se puede compartir odio hacia otras personas o situaciones. (Y su emotivo eslogan es “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”).


5. El Dorodango, que es sacar brillo a una bola de barro. Por lo visto relaja un montón. Como usted comprenderá a la primera, esto no es muy habitual. De hecho, se practica sólo (como no) en Japón.



6. Hacer el Furry. Ojo, que esto es una práctica sexual, pero también tiene su parte de hobby blanquito y casto. Se trata de vestirse de animal de peluche sin más. Para freir unas croquetas o pasar la ITV del coche. Porque sí. En el programa “Mil maneras de morir” salió el caso de un señor que ni era furry ni nada, pero tomó unas setas alucinógenas y terminó en una orgía de furrys. Al pobre hombre se le fue tanto de las manos que murió por confundir a un oso real con alguien del grupo.

7.  Brujería: Practicarla como hobby no es habitual, pero si sirve para matar el rato, pues perfecto. A la rapera Azealia Banks parece que le gusta tanto que tiene una habitación en casa dedicada a sacrificios de animales.
O eso contó ella misma cuando le preguntaron por la sangre que se veía en una de sus fotos de Instagram. También cabe la posibilidad de que contestara eso por no decir: "Eran unas bragas manchadas, que me vino la regla aller" que quedaría mucho peor.

8. Jugar a las muñecas: Por supuesto que aquí pueden caber los traumas abyectos y ocultos de las dueñas de algún baby born; pero también esos señores que tienen muñecas de tamaño natural. Sí, en ese caso es algo sexual, pero hay una parte lúdica que comprende ponerle conjuntos de ropa favorecedores o abrir una lata de atún que no refiere a la sexualidad. Se trata de un impulso simplemente lúdico.

9.Explotar wc´s: Igual que en Valencia y en China les gusta la pólvora, en determinadas mentes no sabría decir si con patologías colgando, albergan el extraño gusto de explotar váteres. Luego lo cuelgan en internet para solaz de sus colegas con parecidos intereses. (Para muestra, este hilo de todopetardos.com)


10.  Ir a IKEA a probar muebles: No me refiero a comprar ni a mirar nada en concreto. De lo que hablo es de relajarse con algo que estresa a la gente: Dar vueltas por un IKEA y sentarse en los sofás y en los escritorios, tumbarse en las camas y escoger el grosor de almohada ideal, pero sin gastar un euro. A mí me pasó en os embarazos, supongo que por el síndrome raro ese del nido.



Lo dice Diana Aller

viernes, 14 de septiembre de 2018

EL AMOR EN OCCIDENTE


¡Qué vacío se siente a veces desde la plenitud!
Cuántos horrores guardamos las personas fuertes.

...Cuántas cosas mal aprendidas nos empujan a la dependencia, al miedo, a la autocompasión más rastrera. Qué horrible la soledad cuando tenemos que decir que es elegida.
Pero luchamos y nos construimos fuertes. Hacemos doscientostreintaitrés cursos de primeros auxilios para prodigarnos autocuidados, protegernos de golpes y heridas. Nos prometemos no volver a caer. 


 Ya sé cómo se pervierte todo después. Sé que la atracción es un anzuelo biológico que hay que controlar para que no vaya a más. Lo sé de sobra. Sé que dar un paso más supone renuncia. Sé también que las relaciones igualitarias no existen. A lo sumo un equilibrio entre partes grandes y pequeñas de dos personas diferentes. Es una utopía preciosa responsabilizarse y comprometerse y a la vez vivir y darse libertad. Es el gran reto imposible por el que luchan civilizaciones históricas y mamíferos de gran formato. Sé que una mujer fuerte es deseada pero no querida y que a muchos tíos les incomoda triunfo, el dinero o el tono altísimo de voz de de las amazonas y luchadoras. Sé que siempre elegirán a una chica sin estridencias, metida hacia dentro y que quede bien en una mesa de navidad. Claro, que también sé que esos mismos tíos se acuestan con mis amigas o sueñan con hacerlo: Con alcohólicas divertidísimas dueñas de su destino, que en lugar de protegerlo en preciosas cajitas de nácar, lo tiran por la ventana un domingo de resaca siciliana. Sé lo que pasa después de discutir: que viene una reconciliación y con ella se refuerza la necesidad y también los roles del esotérico dibujo del amor. Y una y otra discusión perforan a cada pareja, convirtiéndola en dos personajes de ficción que a su vez interpretan un papel cada vez más alejado de lo que les unió hace 8 meses, 3 años, 12 segundos, 4 días y una hora. Sé, porque lo he aprendido, que al principio todo es enigma y nuestro cerebro rellena las incógnitas de ilusión. Entonces las expectativas nos rocían de endorfinas locas ¡Oh, joder.... Joder qué sensación tan soberbia! Es droga el amor. Lo sé. Lo sé de sobra. Droga colombiana y clara. Euforia adictiva. Sé lo que va después. Sé muy bien que tras la primera y el verano, vienen el otoño y el invierno. Y peor, que siempre va a suceder así. ¿A qué intentar salirse de ese pentagrama lineal? Sé que cualquier formato nuevo, no encaja en esta televisión. Sé igualmente que el esquema narrativo tiene que ser presentación, nudo y desenlace y subvertir ese orden diabólico siempre va a estar penado, no hay economía que pueda pagar esos impuestos. 



Qué mierda el amor, cuando es amor. Cuando no hay aniversarios ni suegros, ni enfados ni esperanza. Cuando no hay un otro esperando para cenar, correspondiendo afectos o diciendo por WhatsApp "Buenas noches, me encantas. Hasta mañana. Pienso en ti". 
Qué bien me sé la teoría y cuántas mentiras habré memorizado ya. 

Y luego veo parejas que se abrazan, se besan y se quieren de verdad. Y me pregunto por qué yo no puedo llegar ahí. Qué me falta, qué me sobra, qué debo estudiar y en qué facultad puedo matricularme. Por qué no encajo en nadie. 
Si hay que organizarse a pares por un mandato que desconozco ¿He de quedarme descolgada sólo por no comprenderlo? 
Veo un beso y pienso "Quiero que me besen así a mí". Pero cuando beso a alguien, yo no beso así. Se evaporan como espectros mis amantes. Como si pertenecieran a otro mundo, que es muy visible pero a mí me está vetado. Soy presa de mil maldiciones ancestrales que hoy se llamarían psicoanálisis.


Maldita imposibilidad. Qué feliz soy y qué fuera estoy de esa cartografía occidental del amor. Qué gusto mis desgracias de pija aburrida. Qué bien lamentarme por no encontrar lo que no buscaba. O por perder lo que encontré sin querer.

Y qué reluciente y puro es el amor. Qué bonito, que indómito. Qué cercano parece. Me cago en todo, joder.

Lo dice Diana Aller