jueves, 2 de julio de 2015

3 COSAS BUENAS QUE ME HAN PASADO EN LA VIDA

Los afortunados no tenemos suerte, la atraemos.

Hace 10 años me rondaba la cabeza conglomerar mi trabajo freelance (realizadora de videoclips, copy, organizadora de fiestas, negra, dj...) en una empresa. Quería legalizar lo que sería mi legado laboral al mundo: DASIC (Diana Aller, servicios integrales de comunicación). Antes de emprender todo el papeleo, me hice unas tarjetitas y escribí un eslogan absurdo: "Lo hace Diana Aller". Mi empresa tendría un brazo digital, una voz on line que podía ir armando antes de dar de alta DASIC. Así que en un triste polígono, sobrepasada por órdenes y contraórdenes en un programa del terrat, en los albores de Cuatro, madre de un niño de un año y con un importante déficit de sueño, abrí un blog. Ese momento tan concreto, esa decisión tan poco trascendente -era un mero complemento de lo que sería mi negocio- me granjeó un futuro (mi presente) maravilloso.
Afortunadamente DASIC no llegó a existir jamás, y hoy vivo, tangencialmente, de "Lo dice Diana Aller". La única forma de que ocurran cosas buenas, es conjurarlas, hacer, soñar, proyectar. Lo fascinante es que el destino improvisa, sorprende y termina ofreciendo mejores proyectos que los que se vaticinaban.


En pleno goce sexual, alguien me ha dicho "Es todo estéticamente sublime. Es... un juicio reflexionante kantiano en su más pura expresión. Es tu aparecer fenoménico. Es muy especial. Una cohesión sin concepto, pero grácil y que engancha. Una finalidad sin fin que da pie a un libre juego del entendimiento con la imaginación". Creo que nunca nadie me ha dicho algo tan bonito, y dudo que haya tenido un teresiano éxtasis mayor que aquel.



Como ya saben estamos en plena celebración del Orgullo gay, una festividad necesaria, apañada y bonita. Hoy he pasado por la plaza de Chueca (a hacer unas gestiones de Hacienda que me reclama un montante considerable correspondiente a los ejercicios de 2010 y 2011, qué cansinas estas gestiones, jo...) y me he emocionado de verdad. Me ha dado una punzada en el estómago y casi lloro. Sobre el metro, un cartel arcoirisado rezaba: "Quereos como queráis. Madrid os quiere exactamente como sois. Manuela Carmena". Me parece tan acertado apelar a los sentimientos y mostrar el talante abierto de este mi Madrid, que siento un auténtico Orgullo. Estoy especialmente contenta, porque en el desfile del Sábado estaré pinchando en la Carroza de Podemos. Me encantará velos a todos ustedes ahí contoneándose al son de la libertad y la música. Espero que acudan y celebren que da gusto quererse. Como sea, a quien sea...




Lo dice Diana Aller

martes, 30 de junio de 2015

YA ESTOY AQUÍ

Acabo de llegar de mis vacaciones-luna de miel, que he pasado con mis hijos en Tenerife y con mis amigos en el Sonar. Llego fresca cual lechuga y con ganas de sacar todo el juguillo a la vida.
Pero me preocupa que no todo el mundo tiene este talante tan positivo (ni unas vacaciones tan alucinantes, claro).

Me encuentro que Tspras y su gobierno male panel, anda a vueltas con un referéndum sobre la pertenencia de Grecia a la eurozona, y que su país anda metido de lleno en su corralito particular. El gobierno español (detengámonos un instante en pensar lo que quiere decir "gobierno" + "español": corrupción, pobreza intelectual y de la otra, robo, injusticia, necedad...) no pierde la ocasión para meter miedo y arañar votantes iletrados.


Me encuentro que Alaska ha hecho no sé qué declaraciones sin la mayor trascendencia (tergiversadas por un titular malicioso del ABC) y ciertos izquierdosos (de esos que no se movilizan por ninguna causa) se rasgan las vestiduras y ponen de vuelta y media a la artista alegando su simpatía por el PP. Lo mismo le ocurrió a Russian Red, y no consiguió levantar cabeza.

Me encuentro una ola de calor absolutamente insoportable, que según los vaticinios, va para largo. La gente anda crispada; y me preocupa que el maltrato de género crece con las altas temperaturas, que el calor aviva la agresividad (Y si no, comprueben las fechas de inicio de las guerras: en un escandaloso porcentaje se declararon en verano).

Me encuentro que todos sobreponen un arcoiris en sus fotos del perfil de redes sociales, muy solidarizados con la despenalización del matrimonio gay en EEUU, pero nadie mueve un dedo sabiendo que en los colegios se sigue usando "marica, marimacho, bollera, gay, maricón" como insulto y forma de exclusión y sufrimiento infantil.

Me encuentro que el equipo de Ada Colau le da un trabajo a su pareja en el Ayuntamiento de Barcelona. Me parece un error. Igual que la defensa del exconcejal madrileño Zapata diciendo que "otros roban y tienen el dinero en paraísos fiscales". Los demás que hagan lo que quieran, y ya lucharemos porque la justicia opere, pero uno mismo tiene que ser honesto, sin compararse, sin atacar. Veo lagunas inmensas en la ética de los ciudadanos -una sociedad a veces mimada y adormecida-; y lo que es más grave; incapacidad de autocrítica y apertura.

Me encuentro una pueril sinrazón en las luchas de opinión, una incapacidad aterradora de ponerse en el lugar del otro o respetar ideas diferentes a las nuestras.


Quiero dialogar, aprender, respetar... y si mis conocidos tienen una opinión diferente o son votantes del PP, o defienden el maltrato animal con el consumo de alimentos o entradas en las Ventas, me parecerá una oportunidad para charlar, para tratar de convencer, de avanzar, de tomar unas cañas... Pero en ningún caso para enfrentarme a nadie. ¡Bastante crispación hay ya! ¿No creen?

Vale sí, yo lo tengo fácil, porque vivo en una ciudad con muchas posibilidades, porque tengo unos amigos increíbles, porque mis hijos han sacado unas notas excelentes y son la mar de majos, porque a partir de mañana ya no estaré en paro y porque soy muy zen... Pero todos tenemos muchos más motivos para ser felices y tolerantes que para no serlo.

Y bueno, no tengo aire acondicionado, mi perrito está al final de su vida, me aburren las tareas del hogar, siguen apareciendo casos de corruPPSOEción, a veces me gustaría tener una pareja con la que compartir chorradas y confidencias, las compañías de telefonía, electricidad y gas nos estafan diariamente, el verano en Madrid es duro, mi madre tiene varios huesos rotos en este momento, me sienta mal la horchata y tengo contracturas dolorosas en la espalda... Pero la vida es muy guay.



Yo ya estoy aquí para celebrarlo, así que les invito a que se unan, no se cierren y disfruten de la vida, con todas sus contradicciones... Como decía un anuncio de Aquarius (ojito, que encima es de Coca-cola), la gente es maravillosa.

Lo dice Diana Aller

miércoles, 17 de junio de 2015

MI DICCIONARIO DE AHORA

ANABEL PANTOJA:
Es muy difícil ser tan poco asertiva y empática, causar tanto rechazo y no caer bien a nadie.

BARBAS:
Los tíos no se cansan de ellas. Yo tampoco. Me gustan las barbas y el pelo largo, y el look folkie en los hombres.

CROCANTI:
El EP de Rusos Blancos. Lleva ya tiempo en la calle, pero es muy atemporal.

DESPEDIDAS CHUNGAS:
No sé si ustedes pertenecen a algún grupo de Facebook de esos en los que se discute y opina. Yo estoy en varios, y flipo en demasía cuando alguien, entra furibundo y explica que se siente decepcionado, que la gente no sabe discutir y que abandona. No sé por qué no se van sin decir nada, que es lo suyo. Esa pataleta de niño malcriado, ese sentirse desatendido y en permanente cabreo... es un portazo que a nadie importa. ¿Por qué hay tan poca educación en ciertos lugares?

EL CORTE INGLÉS:
Pretende abrir uno de los nuevos canales de TDT (como Kiss FM y Real Madrid tv). Vamos mal. Muy mal.

FRUTAS DE TEMPORADA:
Las frutas de temporada en junio están bastante ricas: frutos rojos, melocotones, nectarinas, ciruelas...

G, HOMBRES:
Me sorprende que la gente haya tardado tanto tiempo en encumbrar sus dos primeros discos. Mi amigo Porres los está gozando ahora mismo.

HACER UN MUNDO MEJOR
Esta es nuestra misión, camaradas. Acaso la única. No merece la pena amargarse por chorradas, ni odiar. Se trata de dejar esto mejor de como lo hemos encontrado. ¿Cómo es posible que tanta gente no lo entienda?

INSOPORTABLE:
En mi hogar, donde ahora hay dos veinteañeros, dos niños, un perro y yo, solo hay una prohibición:  Aquí no entra una Mahou. No soporto la publicidad tan ofensivamente cutre, de artistuchos que van de intelectuales pero no leen. Es como del PSOE más rancio todo, como de adjetivar con "canalla", como de cantamañanas (qué bonito insulto) con poca faena. El único recurso que nos queda como consumidores (acaso en lo único que computamos) es la negación. Pues aquí no entra una mahou.

JURASIC WORLD:
Todavía no la he visto, pero me dicen por unos sitios que mola y por otros que nada.


K ASEN?
Si lo de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, fuera a otra escala más populachera, pondrían a caldo a la viuda que guarda tan poco luto y al inmigrante casado latino que luce nueva conquista. Pero ¡ay, avezados lectores! ya saben ustedes que el racismo o el feminismo o cualquier desigualdad, en realidad enmascara el desprecio hacia la pobreza y la admiración al dinero. Y en este caso escuchamos las interesadas alabanzas a su merecida felicidad e incluso a su intelecto (el de ambos). Ojalá fuera así en los barrios, en los bares, en la vida real... Por cierto el señor Nobel me da denterita.

L.O.L.
Mis hijos dicen "lol" todo el rato. Hace relativamente poco descubrí que era "laughing out loud". Investigando un poco, también he descubierto que en francés es "mdr": "Mort de rire" y en Tailandia el número 5 se pronuncia "ha", y por eso allí para demostrar que se ríen, escriben "555".

MAMEN SÁNCHEZ, ALCALDESA DE JEREZ:
Sus dedos retrovisores de los pies la han encumbrado; y ella no solo ha estado a la altura: Ha atendido con gracia y respeto a todos ¡Qué maja!

NACHO VIDAL:
La ciudadanía tiene derecho a saber: ¿Tiene problemas de socialización? ¿Psicopatía? ¿Síndrome de abstinencia? ¿Por qué era feo y de cara tensa y ahora de náufrago está guapo?




ÑOQUIS:
Caseros. Caseros de verdad. Deberían probarlos...

ORGULLO GAY:
Este año dan el pregón Cayetana Guillen Cuervo y Alejandro Amenabzzzz... [bostezo del tamaño de Wisconsin]

PECAS, EL PERRO DE ESPERANZA AGUIRRE:
Me lo crucé el otro día. Le reconocí por su collar de bandera de España. (Espe vive a dos calles de mi casa). Iba con un chico de atuendo deportivo y pinta de cani. Deduje que sería el hijo (de la ex aspirante a alcaldesa, no de Pecas). Pero no reaccioné; me quedé paralizada en lugar de liberar al pobre animalico.

QUESO:
Azul, provolone, roquefort, cabrales, gouda, mozzarella, camembert, ricotta, parmesano, manchego, idiazabal, gruyère, emmental, edam, cheddar... No puedo ser vegana. No puedo, joder.

ROVIRA, DANI:
Es como la fórmula de Euler, como las pasivazas muñecas Gorjuss, como los talent shows... No lo entiendo. Creo que cae bien a los jubilados, a alguna moza de Jaén y a guionistas ralos llenos de privilegios que no merecen.

SONAR 2015:
Allá que voy.

TAVI GEVINSON:
¿Es normal ser fans de alguien nacido en el 96? Podría ser mi hija; y la admiro mazo.



UÑAS:
¿Alguien sabe por qué crecen más deprisa las de las manos que las de los pies? Quiero saber.

VIS A VIS:
Me gusta esta serie. Sobre todo Alba Flores, que hace de gitana bollera con inusual inspiración interpretativa.

WONDERFUL, MR:
Asco, pena y miedo.

XVIDEOS:
Como todas las webs de porno, se está llenando de degradación hacia la mujer. Resulta muy difícil encontrar escenas divertidas, donde no se humille a las muchachas. Y otro apunte por si algún gestor de estos sitios lee esto: Vendría muy bien tener en plano más a menudo las caras de los tíos. Cuesta verlos. Gracias.

YLENIA-MANÍA:
Siento rabia, vergüenza e incomodidad cuando alguien dice  (o escribe) "hasta nunqui".

ZAPATA (GUILLERMO):
La -fascinante, colorista y evidente- derrota del PP en las últimas elecciones ha hecho aflorar una izquierda plural y dividida. Una España opinadora, criticona, pesada... pero muy divertida. Y también una evidencia: el twitter lo carga el demonio.

Estaré ausente unos días. Pueden paliar mi -sé que dolorosa- ausencia leyendo los sites que recomiendo en los links de la izquierda de este blog, y viendo series de la HBO. Se les quiere.

Lo dice Diana Aller


Diana Aller por Belén Cerviño